Seremos recuerdo

Los muchachos californianos de The Offspring, que supieron hacer el mejor punk rock de los noventa, volvieron con Days Go By. Pero,  ¿a qué precio?

Por Gabriel Feldman

En esta nueva era de la comunicación, las redes sociales se han convertido en uno de los mejores medios para que los artistas puedan relacionarse directamente con sus fans. Desde el 2010, a través de su cuenta en twitter, los Offspring venían avisando que estaban componiendo y dispuestos para grabar su nuevo material. Finalmente las promesas en 140 caracteres se han materializado. Helo aquí: Days go by, su flamante nueva placa que al igual que Rise and Fall, Rage and Grace (2008), cuenta con la producción de Bob Rock (más reconocido por su labor por tantos  años junto a Metallica, entre otros).

Rise and Fall había sido un disco sin demasiado brillo, con más bajos que altos. Por eso, excepto para los fanáticos claro, las expectativas en cuanto a su nuevo material no eran muchas. Y no se equivocaban tanto. El The Offspring que más disfrutamos es ese que ya pasó. Que no va a volver. Y aunque todavía se paren un poco los pelos, sus caras curtidas dan cuenta del paso del tiempo. Hay que remontarse mucho tiempo atrás para encontrar el último de sus discos que de verdad nos movió, ¿Americana (1998), Conspiracy of One (2000? Más de una década, hace mucho, ¿no?

Como si fuera un elepé, conviene dividir el disco en dos caras. La A y la B. La primera cara son cinco canciones que no escapan al cancionero clásico de The Offspring. Ese punk melódico (¿punk melódico no es un oxímoron?) que tan bien les calza a estos californianos. Guitarras punzantes en canciones enérgicas con estribillos pegadizos. Si “Future is now”  se hubiera grabada en los ’90 sería un clásico. Hoy resultado un tanto redundante. Por su lado, con un tempo más desacelerado y guitarras más pulidas, nos encontramos con la que le da el nombre al disco, el primer corte de difusión. Si todavía no la escuchaste en la radio, es un prototipo de himno de estadio que le debe mucho a “Time Like These” de los Foo Fighters.

Pero este Offsrpring casi autóctono, que tímidamente metió un piano y un loop de batería, se desintegra en mil pedazos en el Lado B. ¿En qué estarían pensando cuando compusieron “Cruising California (Bumpin’ In My Trunk)”? Una cosa es ser originales y otra cosa es esto. Vamos, estos muchachos podían algo mejor.  ¿Qué les pasó? De pronto se transforman en un híbrido entre Aqua y Black Eyes Peas y sueltan este canto al verano que resulta un espanto. Para colmo tiene un video en tono picaresco que a decir verdad mucha gracia no hace. Una cosa fue “Pretty Fly (For a White Guy)”.  Graciosa, sí. Pero esta vez le pifiaron. Seguida de “All I Have Left Is You”, una balada vacía parecida a lo que habían hecho anteriormente con “Kristy, are you doing okay?”, lo más bajo del disco.

Cerrando este bloque más heteróclito por un lado nos encontramos con “OC Guns”, un reggae con aires chicanos que de a ratos nos recuerda a Sublime, otro baluarte de la California de los ’90; y con la reversión de “Dirty Magic”, canción originalmente incluida en Ignition (1992), su segundo disco de estudio.

Pero en ese momento que pensamos que estos muchachos ya no pueden sacar más conejos de la galera – no le hicieron asco al pop más repulsivo, ni a la balada, ni al reggae – vuelven a lo que mejor saben hacer: punk-rock.  En ese momento, “Dividing by Zero” y “Slim Pickens Does The Right Thing And Rides The Bomb To Hell” vienen a nuestro rescate. Estas dos, que parecen una única pieza de casi cinco minutos, son un oasis en un desierto árido. Rápidas y un poco más agresivas, es el combinado que vuelve a captar nuestra completa atención (si es que no habías apagado el equipo minutos antes).

No es el gran regreso ni mucho menos. Tampoco muchos lo esperaban. Para los fanáticos Days Go By será tal vez la excusa perfecta para The Offspring visite el continente. Algunas de estas canciones seguro sonarán en la radio en los próximos meses, pero sospecho que el resto de los mortales podremos vivir plácidamente. Y así como los días pasan, las canciones de Holland, Noodles y compañía también.//z

Arecia_Octubre

One thought on “Seremos recuerdo

  1. Pingback: artezeta

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.