Senegal Grindcore Mafia: “Hay un sentimiento idiota de competencia que todavía se siente en el under”

Raúl García Posse, voz y guitarra de la Senegal, habla sobre el presente del under en el NOA, las limitaciones y dificultades para las bandas que perduran a pesar de Internet y sobre cómo influyó la situación política reciente de Tucumán en el material sonoro de la banda.

Por Gabriel Feldman

La Senegal Grindcore Mafia es un cuarteto tucumano de metálicas convicciones que se formó en agosto de 2014 con miembros de Los Random (Raúl García Posse, voz y guitarra, y Pablo Lamela Bianchi, bajo), Delphoz (Gaspar Rojas, guitarra)  y Los Empleados (Germán Gomez, batería). Casi sin quererlo terminaron armando un combinado con algunos de los músicos y agitadores culturales más inquietos del NOA. “Yo venía juntándome hace unos meses con Germán y Gaspar pero solamente a pasar el rato porque los tres estábamos sin laburo, así que nos sobraba el tiempo. Cuando nos separamos los Random, seguir con ese nombre y otros integrantes no fue una opción”, cuenta Raúl.

Si la patria jevi metalera se ha nutrido del imaginario bonaerense y por medio del metalero mandato de Ricardo Iorio (más el personaje público-viral que fue construyendo) hermanó la cerveza de la esquina con la herencia gaucha y el folklór, en una suerte de italo-gauchesca-peronista-cristiana, La Senegal aparece como un agente extraño. Un metal extremo que, alejado de la ortodoxia genérica, no prescinde de la experimentación ni de la invención de lenguajes. Así se pueden permitir abrazar enseñanzas de un pastor trasnochado, tomar la estética de la guerrilla africana y, en una profecía feliz, terminar homenajeando al último gran héroe de la clase obrera precarizada. El 8 de julio  tocan en el Ciclo No Nómade en Santana Bar y el 9 presentan Hay Daño en Casa (2015)  junto a Undermine, Poveglia y Terror en Camino Negro en El Emergente.
AZ: Venían de un buen momento con Los Random. Pudieron completar una gira por Rosario y Buenos Aires, una campaña para financiar la edición de su discografía y buena repercusión del último disco. ¿Cómo se terminó armando esta nueva banda? ¿Qué expectativas tenían?

Raúl: Con los Random estábamos en nuestro mejor momento, comenzábamos a conseguir  todo lo que veníamos deseando hace años, por esa razón creo que se fueron haciendo más frecuentes las fricciones que hasta entonces existían, pero que gracias a la decisión que tomamos de separarnos no pasaron a mayores. Paralelamente yo venía juntándome hace unos meses con Germán y Gaspar pero solamente a pasar el rato porque los tres estábamos sin laburo, así que nos sobraba el tiempo. Cuando nos separamos los Random seguir con ese nombre y otros integrantes no fue una opción. Tomamos el camino más difícil y empezamos de cero a componer. Ahí es cuando se sumó Pablo para terminar de pisar el acelerador. Hicimos mil cosas en muy poco tiempo.

AZ: Desde el sonido y la estética se alejan de la imagen de la patria jevi metalera. ¿Cómo se terminó de armar la estética terrorista umbanda?

R: Sé que suena trillado, pero siempre tratamos de ser lo que somos y nada más, y eso implica por un lado no caer en los estereotipos y también descubrirnos a nosotros mismos. Desde el comienzo de la Senegal estuvo presente el tema de la guerrilla machetera africana como símbolo de nuestro sonido, en cambio lo del Daño y la magia negra vino de la mano de El Señor Damián.

AZ: Hace poco compartiste en FB tu deseo de escribir un libro con Pablo reuniendo las experiencias que acumularon como productores/gestores culturales independiente durante todos estos años. ¿Por qué te parece importante transmitir esas experiencias?

R: La idea surgió  a principios de este año, aunque el deseo de compartir lo aprendido viene desde hace rato. Lo que nos llevó a decidirnos concretar la idea del libro fue que después de tanto intentar, logramos que la banda se auto-sustentara económicamente. Ese fue el punto de quiebre y como todo forma parte de un proceso. Nosotros no estamos en la cima del éxito, no vivimos de la música (todavía) y la estamos peleando al igual que todos en el mal llamado “under”.

También nos moviliza la bronca que nos da SADAIC, el Ente de Cultura de Tucumán y los músicos que mezquinan la información que nos puede ser útil a todos, y no me refiero al número de teléfono del organizador de ningún festival. Hay un sentimiento idiota de competencia que todavía se siente en el ambiente, donde lo que yo sé tal vez pueda beneficiarle más a otro, entonces me lo guardo.
Hay mucha gente que con buenas intenciones arma charlas sobre cómo cobrar regalías en SADAIC, cómo registrar nuestra música y demás cuestiones que me parece son importantes pero que a veces nos distraen de cosas más fundamentales o útiles si se quiere, que deberíamos priorizar. ¿De qué me sirve saber cómo pasar planilla de una tocada si no sé cómo hacer para captar público? O sea, es información que a veces es inútil. Con Los Random tocamos en todos lados y pasamos todas las planillas habidas y por haber, hasta las de Tecnópolis, y cobramos una miseria. Hubiera preferido que alguien nos enseñara antes a distribuir por todo el país las copias físicas de nuestros discos. Sin dudas para una banda emergente eso es más redituable.

AZ: ¿Qué labores se adosaron al “ser músico? ¿Qué rol te parece que juega internet hoy?

R: Sin dudas Internet es la herramienta más poderosa con la que contamos los de abajo porque ahí tenemos (literalmente) todo al alcance de un par de clics, y además nos pone en igualdad de condiciones con las bandas consagradas que admiramos. Tenemos al alcance muchas de las herramientas con las que cuentan ellos, como pueden ser la distribución digital, sitios web, mailing, redes sociales, Facebook y sus anuncios pagos, Bandcamp y muchas otras plataformas y recursos. La clave es sacarles el mejor provecho para nosotros y para el momento que estamos atravesando como músicos, tenemos que ser críticos en ese aspecto.

AZ: Sacan “Cuidado con ese Sapo”, graban entre marzo y julio, al mes en Tucumán hay incidentes, heridos y quema de urnas durante las elecciones.  ¿Influyó el clima de esos días para terminar de cerrar el disco? ¿El “Hay daño en casa” viene de ahí?

R: Sí, muchísimo. La verdad teníamos pensado lanzar el disco más adelante, pero el ambiente estaba muy tenso, sobre todo en las redes sociales. La gente sigue dividida, pero en ese momento era demasiado, así que aprovechamos que ya teníamos el máster terminado y largamos la versión digital antes del balotaje. Creo que fue una sabia y sana decisión, por lo menos yo no estoy de acuerdo en mezclar la música con la política.

 

AZ: ¿Cómo ves la movida en el NOA?

R: Nosotros hasta ahora solo tocamos en Salta y en nuestra provincia, ahí por experiencia sabemos que se está gestando algo súper diverso e interesante. En el resto de la región vimos que hay mucho movimiento de género. Vemos que se están haciendo muchos festivales y ese tipo de eventos, pero desde “palos” específicos, lo cual está buenísimo, pero hasta ahora no hemos encontrado dónde encajar en Santiago del Estero o Catamarca, por ejemplo. De todas formas puedo estar equivocado, nosotros tratamos de investigar a diario qué se está haciendo en otras provincias para sumarnos y sumar a otros a la movida que estamos generando de a poco. Ojalá eso suceda pronto, queremos tocar en todo el país.

AZ: ¿Cómo encaran esta nueva gira? ¿Qué significa tocar en Buenos Aires?

R: Para nosotros tocar allá significa ponernos a prueba. Hay más gente interesada en lo que hacemos en Buenos Aires que en Tucumán mismo y además están acostumbrados a asistir a shows de bandas locales que tienen un nivel superlativo, y por supuesto están también las internacionales. Por eso es que laburamos muchísimo este último tiempo en  el show que armamos, tenemos que estar a la altura de las expectativas de la gente.

AZ: ¿Cómo preparan los shows en vivo?

R: Este viaje en particular nos llevó a dejar de lado el proceso de composición al que veníamos dedicándole todo nuestro tiempo de ensayo y eso para nosotros fue muy difícil porque tuvimos que luchar contra la ansiedad de grabar ya mismo el disco nuevo que nos tiene locos. De todas formas incluimos en la lista de temas dos de los nuevos que son ultra pesados para que el público de allá pueda ir testeando lo que se viene.

AZ: ¿Qué otros planes tienen en mente para el futuro cercano?

R: Hasta ahora venimos logrando todo lo que nos propusimos para este año. Lo que sigue es producir la segunda edición del Ciclo Sísmico y terminar de componer el próximo disco. Las expectativas son altísimas así que vamos a tener que laburar como nunca.

AZ: ¿Qué full album, canción o video les gustaría que las  recomendaciones de Youtube incluyeran en reproducción automática a continuación del suyo?

R: Sin dudas el videoclip de “Low Self Opinion” de The Rollins Band, es el tema de cabecera en las reuniones senegalesas.//z

Un comentario en “Senegal Grindcore Mafia: “Hay un sentimiento idiota de competencia que todavía se siente en el under”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *