La Selección #16

Hoy recomendamos el nuevo disco de Sergio Massarotto y Los Trabajadores; el  libro Nací en una generación. Periodismo, monotributo y cultura, de Walter Lezcano; la  serie Un gallo para Esculapio; la película Raw y la primera edición de MARTA (Muestra Activa Regional de Trabajadores del Arte)

MÚSICA – Sergio Massarotto y Los Trabajadores – El resentimiento de los gauchos
En una época extraña, donde las bandas vacían el sintagma conurbano bonaerense, Los Trabajadores dicen, por boca de Sergio, una verdad sin impostar: “Mentira, sólo hay viento, pero el porteño nos teme igual”. Las letras de este disco están escritas desde detrás del tercer cordón, Cañuelas paredón y después, y no sobreactúan. Y no sólo eso: también se expresa un rock de sensibilidad y cuidado en lo sonoro, con felices coincidencias de formato y hasta registro vocal con el cordobés Fabricio Morás. Pongamos como ejemplo “¿Y qué es todo esto que percibo, Señor?” (en adelante la llamaremos “Señor”, porque toda pregunta a Dios en la música occidental se resume en eso, en el lanzamiento al vacío que es la fe). El equilibrio que buscan las composiciones de Massarotto se debate entre melodías casi de crooner con las que inicia la canción y la potencia del final épico y triste a bordo del pedal de distorsión. Quizás allí tenga domicilio la frescura que ofrecen las canciones de El resentimiento…, equilibrio a distintos niveles. Porque en estas canciones los fantasmas ilustres son varios: Jack White (“No puedo dejarte sola”, “El resentimiento de los gauchos”), los negros del Delta Blues (“Kerosene”); pero también Charly García (“Experiencia”), Pappo (“Los días del verano”), la carrera solista del Indio Solari (“Ya querés cargarte a uno”). En tiempos difíciles -extraños como se ha dicho más arriba- ciertas tradiciones laterales pero imprescindibles pueden brillar en el contraste grisáceo. Una de ellas es la canción de rock, hermoso objeto para la cartera de la dama y el bolsillo del caballero en su séptima década de vida. Sebastián Rodríguez Mora

LIBROS – Nací en una generación. Periodismo, monotributo y cultura, de Walter Lezcano

Walter-Lezcano-Nací-en-una-generación-POLVO

Gabriel García Márquez durante un discurso que dio en la asamblea de la Sociedad Interamericana de Prensa en 1966 afirmó que el periodismo es el mejor oficio del mundo. Sí, como leyeron: el mejor oficio del mundo. Esgrimió sus razones que ahora no vienen al caso y tiró unas máximas irrefutables: “Hace unos cincuenta años no estaban de moda las escuelas de periodismo. Se aprendía en las salas de redacción, en los talleres de imprenta, en el cafetín de enfrente, en las parrandas de los viernes.” También habló de las tertulias de periodistas y afirmó que “éramos tan fanáticos del oficio que no hablábamos de nada distinto que del oficio mismo.” Ahí está el yeite: hablar y hablar de periodismo, de cómo hacer una nota, de cómo encarar una entrevista, de cómo carajo conseguir un contacto. A todo eso hay que sumarle la curiosidad, el ansia de conocer todo sobre un tema en particular, aunque sea una minucia. Walter Lezcano forma parte de esa escuela, no estudió en ningún lado cómo ejercerlo. Lo aprendió en el día a día, ganándose unos mangos escribiendo notitas como suele decir él. Nací en una generación, editado por Milena Caserola, compila las mejores notas que realizó en diferentes medios a lo largo de toda su carrera como colaborador freelance. Hay de todo: reseñas, perfiles, entrevistas, y hasta un apartado dedicado al Punk rock. Lezcano pasa con comodidad de un tema a otro, en una página reseña la última novela de César Aira y en otras entrevista a Boom Book Kid y Luis Ventura. Eso es oficio. Joel Vargas

SERIES – Un gallo para Esculapio

un gallo

Un joven, de pocas palabras, llega de Misiones a Buenos Aires sin entender mucho lo que ocurre a su alrededor. Lleva un bolsito y lo que parece una bolsa de arpillera en donde esconde un gallo de riña que es de su hermano. Su historia se cruzará, de manera impensada, con Esculapio, el Capanga venido a menos de una banda de piratas del asfalto, que también maneja peleas de gallos y un lavadero de autos como coartada. En el medio, habrá tiempo para la introspección, el romance fugaz, la violencia, la sangre y los códigos de honor que se reformulan todo el tiempo. Robos que salen mal, traiciones, egos, travestis y enfermedades mentales que acechan. Protagonizada por Peter Lanzani, Luis Brandoni, Luis Luque, Julieta Ortega, Eleonora Wexler y Ariel Staltari (coautor de la historia), marca el regreso de Bruno Stagnaro (Okupas Pizza, Birra, Faso) a la TV abierta. La serie posee personajes oscuros bien definidos y profundos, que recuerdan a El Marginal o Historia de un Clan, y una geografía que se pasea por los márgenes del deep Conurbano. La estética es digna destacar; encuentra belleza en la podredumbre más absoluta. Sin dudas, una de las mejores series argentinas del año. Pablo Díaz Marenghi

CINE – Raw, de Julia Ducournau

raw-2016-01

Este filme despertó polémica. En una proyección en el Festival Internacional de Toronto, dos personas se desmayaron debido a las escenas impactantes y crudas de la película y tuvieron que intervenir paramédicos. El dato de color sirve para ilustrar la potencia visual de la película. La trama es sencilla: una joven, Justine, va a estudiar veterinaria (algo que también estudiaron sus padres y su hermana) y en un acto de iniciación (muy yanqui) la obligan a comer carne cruda. Ella es vegetariana, por lo tanto el hecho es doblemente repulsivo. Esto generará una alteración en su organismo sin precedentes, que termina desencadenando en una obsesión por la carne, incluso la humana. Es un relato sobre la metamorfosis y posee una impronta muy freudiana. El tema de la represión a las pulsiones y el dejar fluir impulsos inconscientes que contradicen cualquier tipo de moral. El ojo femenino de la directora está presente en el tratamiento de los cuerpos y en los conflictos que se desencadenan en torno a la sexualidad. La sangre y la piel desgarrada recuerdan al cuento “Carne”, de Mariana Enriquez. Es una muy buena cinta de terror caníbal no efectista que rompe los clichés del género (más allá de un final algo bizarro) y que perturba durante 95 minutos. Pablo Díaz Marenghi

RANDOM – MARTA (Muestra Activa Regional de Trabajadores del Arte)

martaEste sábado 2 de septiembre a las 19 comienza la primera edición de MARTA -Muestra Activa Regional de Trabajadores del Arte. La cita es en el espacio Cultural Calle UNO (1 e/ 36 y 37 n°236) de la ciudad de La Plata. Diferentes artistas y proyectos culturales van a estar exponiendo sus obras y experiencia. La idea de los organizadores de MARTA es generar un punto de encuentro entre diferentes producciones artísticas. Como dice el viejo axioma: la unión hace la fuerza. Va a haber feria de discos, instalaciones, exposiciones y música en vivo. Participan de la primera edición: Alex Fernández (artista plástico) – Germán Viscussi (artista plástico) – Jueves Sin Televisión – Tangram Cine (productora audiovisual) – VJ Parabola (artista audiovisual) – FORNA y Atómicos (bandas) – Andrés Sabat (DJ) Freezer Editora (editora fotográfica) – Barba de Abejas (editorial artesanal) – Cuatro33 (agencia musical) – Bárbara Pavan (periodista) – Emanuel de la Fuente (Trompo Comunicación Audiovisual) – Revista Distorsión – CRUMB – La Disquería – Tienda Pulp- Isla Store. Más info aquí. Joel Vargas

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *