Fútbol: “La Gallina vino a reafirmar un concepto artístico que estábamos buscando”

Charlamos con Gamba, guitarrista de Fútbol, sobre la reedición de La Gallina. Un viaje en el tiempo por la historia universal de las batallas latinoamericanas.

Por Joel Vargas

Hace unas semanas Oui Oui Records reeditó La Gallina de Fútbol, uno de los mejores discos del 2011. La particularidad que tiene esta nueva edición es que fue masterizada, un detalle no menor. Las diez canciones suenan más potentes y respiran mucho mejor, lo que no quiere decir que antes no estuvieran vivas, sino que la masterización le da un plusvalor superlativo al concepto del álbum.

La Gallinaes la historia universal de las batallas latinoamericanas. En el álbum nos encontramos con conflictos sangrientos: la fatídica Campaña del Desierto, la resistencia de los pueblos originarios, la guerra civil, las revoluciones de la Patria grande, las luchas de independencia y hasta el ataque ¿ficcional? de Los Ellos a Buenos Aires. Todo esto atravesado por el particular power trío Gamba-Terranova-Douton: guitarra, violín y batería en ese orden.

Antes del show que van a dar hoy en Zaguán Sur, famoso reducto de Once, Gamba responde.

AZ: ¿Cómo fue el proceso de grabación de La Gallina?

Gamba: Fue por 2011. Fuimos con todo el material bien ensayado y ya tocado en vivo unas cuantas veces. Según nuestro criterio, tocar en vivo los temas nuevos hace que le den otra soltura. Cuanto más ensayado y más tocado en vivo, más naturalidad se logra. Grabamos los tres juntos en la sala grande de ION y tratamos que se asemeje lo máximo posible a un show en vivo. Después metimos las voces con asistencia de Ariel Minimal y el saxo invitado de Sergio Rotman.

AZ: Están muy hermanados con Pez. ¿Cómo surgió esa relación? ¿Cómo repercutió en la grabación del disco, ya que todos participan de alguna manera en el álbum? A su vez también tocó Sergio Rotman, ¿qué nos pueden contar acerca de esta experiencia?

G: La relación con Pez surgió gracias a la música. A nosotros nos gusta mucho lo que ellos hacen. Nos sentimos hermanados con ellos desde ese lado. Como fans de ellos, les hicimos llegar nuestro primer disco. Y para la época del segundo disco de Fútbol tuvimos la suerte de tener que compartir (sin saberlo) el camarín de un metro cuadrado de Plasma con Ariel, que estaba acompañando a Gabo Ferro. No quedó otra que ponerse a charlar (de música claro). Por suerte él recordaba nuestro primer disco, y en ese solemne acto le hicimos entrega del segundo, ya en mano. Luego pasó algo similar con Fósforo y al tiempo los Pez invitaron a Fede a grabar y a tocar (o al revés). Y así la relación se fue haciendo cada vez más estrecha. A partir de ahí nació una amistad, que perdura hasta el día de hoy.

En cuanto a su aporte en el disco, ellos aportaron experiencia. Franco desde el conocimiento enorme que tiene de su instrumento, que nos prestó, y dejó en perfecto estado para tocar. Lo mismo Fósforo y Ariel con sus equipos. Pero además Ariel, nos dio un una mano gigante para grabar voces, porque además de gran guitarrista es un muy buen cantante y con toda la experiencia. Así que con toda esa experiencia y técnica nos ayudó a encontrar un rumbo con el registro de las voces. Lo de Sergio Rotman tiene que con que lo admiramos mucho. Es una enciclopedia rockera y además tiene una energía que nos parece arrolladora. Así que nos pareció el indicado para meter el saxo que queríamos en “El Asedio de River Plate”. Justo Sergio estaba en el país y además conocía la banda (nosotros tuvimos la suerte de abrir el primer show en la historia de El Siempreterno), así que le pedimos a Minimal que por favor lo invite. Y no sólo metimos el solo de saxo, sino que nos quedamos charlando y demás; y al igual que con muchos otros músicos, logramos que a partir de una experiencia musical nazca una amistad.

AZ: Desde que salió hasta ahora que se reeditó La Gallina, ¿cuál es la impresión que notan del disco en el público? ¿Y en la crítica?

G: Como que fue un disco de recepción lenta pero que hoy logró tener buenos adeptos. Fue una sorpresa para nosotros agotar su primera edición.

AZ: Al haber tocado muchas veces estas canciones en vivo, ¿creen que evolucionaron y fueron mutando?

Algunas canciones fueron mutando, sí. Otras se tocan igual, otras se van descartando. La banda se libera en ese aspecto y a la hora de tocar y armar el show hace lo que más ganas tiene de tocar. Es claro que con el tiempo las canciones se tocan mejor. La experiencia aporta mucho. Más soltura, más seguridad, etc.

AZ: ¿Por qué eligieron a Malatesta para que haga el diseño del álbum? ¿Qué aporte desde su arte le dio al concepto del disco?

G: Somos amigos de Malatesta. Y además lo admiramos como artista y según Tiago (Douton), había que diferenciarse del arte del disco anterior que era una foto. Entonces, nada mejor que un dibujo de un amigo que además nos parece un excelente artista y es un pionero de toda esta movida del Street Art. Además, Daro tiene un criterio estético muy interesante. Es abierto y además alegre. Sus obras transmiten la mejor onda. Por suerte siempre el arte de los discos de Fútbol lo hicieron grandes artistas a los que nosotros queremos y admiramos.

AZ: La Gallina fue un quiebre en su carrera, ¿lo ven de este modo?

G: Desde mi punto de vista, Papá se va a Japón fue un quiebre. La Gallina vino a reafirmar un concepto artístico que estábamos buscando. Aunque tal vez sí hubo un quiebre en cuanto a que aprendimos a producirnos un poco. Tal vez tengan que ver los aportes que recibimos, no sólo de los Pez o Sergio, si no del operador que laburó en el disco (Pablo Acedo) y quien se encargó de la mezcla (Maxi de Petra). Y ahora con la decisión de masterizar, sumamos otro concepto a nuestra idea. Estuvo a cargo de Mauro Taranto.

AZ: Existe un cuento de Horacio Quiroga que se llama “La Gallina degollada”, donde un grupo de hermanos idiotas terminan degollando a su hermana inteligente como si fuera una gallina. Una imagen simbólicamente muy violenta. Ustedes trabajan imágenes que remiten a violencia simbólica, y no tan simbólicas como batallas, guerras. La Gallina está atravesado por conflictos bélicos, hasta podría decirse que es el concepto principal del disco, y los arreglos musicales acompañan esta idea. A su vez hay mensajes de apoyo a causas muy importantes, como es la de los pueblos originarios, por ejemplo. También entra en juego la dicotomía Civilización-Barbarie. ¿Es realmente así? ¿Cómo laburan el tema de las letras?

G: Es verdad, el título remite en un punto al cuento de Quiroga. En cuanto a lo otro, al haber en las letras de la banda una aproximación a un revisionismo histórico (al que Tiago también le suma algo de relato fantástico), es imposible escaparle a los conflictos sangrientos que se desparramaron por todo el territorio de América Latina (por ahora veo limitadas nuestras historias a este continente, tal vez en el futuro se amplíe el horizonte, no lo sé, habría que preguntarle a Tiago que fija el rumbo en ese aspecto).

Ahora, hablar de civilización o de barbarie sería pararse de un solo lado de la balanza. Lo que podemos decir que es que en las historias narradas se presentan conflictos de clase o como quieran llamarlo.

AZ: Siguiendo con eso, hay una suerte de revisionismo histórico señalando a los grandes culpables de las tragedias de nuestro país, como fue la mal llamada Campaña del Desierto. Claramente consideran la música como una herramienta de cambio social y de denuncia. Entonces, ¿coinciden en la afirmación de que el artista tiene que ser un crítico de la época en la cual vive?

G: Desde mi punto de vista, la música ayuda en cuanto transforma el estado de ánimo de las personas. Gran aporte. La denuncia está buena (¿querés ser policía?), pero me parece que nuestra banda apunta a contar algo que remita a una situación puntual y desde ahí volar. Ahora, si alguien se interesa por lo que se dice tiene la posibilidad, en caso que la historia le haya despertado curiosidad, sacar su conclusión, revisar el contenido, dirigirse a un libro, reflexionar, etc. Fútbol no le impone nada a nadie ni le dice al otro cómo hay que pensar. Pero es interesante lo que pasa, a veces pasan cosas copadas. Una vez, luego de un show en Olavarría, un profesor de historia se acercó curioso a hablar con nosotros por el contenido de las letras. Finalmente nos mangueó un disco para tratar esos temas en clase.

Tal vez uno no sea conciente o no esté planeando apuntar a una denuncia en particular. Pero es obvio que los tres Fútbol deseamos un cambio social. Ahora, lo que haga el receptor del mensaje, ya es su propia historia.

AZ: ¿Cuáles son los planes para lo que resta del año? ¿Están grabando material nuevo?

G: Estamos con la edición de un DVD que va marchando tranquilo pero sin detenerse, así que verá la luz para fin de año o el 2014. También tenemos una buena cantidad de temas que seguramente registremos pronto porque ya se acercan a la cantidad ideal para hacer un disco.

AZ: Justamente hablando de batallas, en La Gallina hay otra versión de “El asedio de River Plate” la canción que aportaron al compilado Los Ellos, ¿qué representa para ustedes la figura del Eternauta?

G: El Eternauta es una de las mayores obras de ciencia ficción local que se editó en un formato popular. Somos fanáticos. Y su concepto que niega al individualismo como salida heroica, es genial.

AZ: ¿Con qué asocian la figura de la gallina?

G: Al ave que no vuela. Al bicho miedoso que sin embargo pone huevos. A un club de fútbol que reivindica ese nombre siendo peyorativo. Al alimento que tiene que ser alimentado. Al campo, con lo que eso significa en este país. Desde mi punto de vista es una imagen contradictoria. Nos gustó eso. Ahora, no nos gusta explicar tanto. Nos gusta cuando dicen: Fútbol-La Gallina-River.

Arecia_Octubre

One thought on “Fútbol: “La Gallina vino a reafirmar un concepto artístico que estábamos buscando”

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.