El trovador moderno

Antolín entona los himnos de su corazón en El Susurro de las estrellas y nos abre las puertas de su insondable universo sonoro.

 Por Claudio Kobelt

Si yo fuera un halcón
sobrevolando tu casa
te llevaría al despertar
diamantes entre mis garras.

Fragmento de “Mi Próxima Vida”.

El Susurro de las estrellas es el nuevo disco de Antolín, reconocido cantautor platense de larga trayectoria en la escena independiente. Su anterior trabajo, el celebrado En vivo desde la casa del árbol, data de 2011, y si se tiene en cuenta que aquél fue un disco que rescataba -con nuevas versiones y sonido- temas ya conocidos y/o registrados del artista, es de por sí la edición de este álbum repleto de material inédito a la fecha un motivo de festejo. Porque Antolín es uno de esos músicos que uno extraña, quiere y abraza imaginariamente en su canción. Por la sensibilidad a flor de piel de sus letras, por abrazar tierna y cruelmente la canción folk, y por su dulce forma de cantar, hechos que lo vuelven casi un héroe para una generación de pibes sin voz. Un portavoz de la emoción.

Conocido paladín del lo-fi, con su criolla y su voz desgarrada, Antolín toma un nuevo camino sonoro, y no le erra: Por primera vez, una banda, su banda Los Excursionistas, lo acompaña dando así un nuevo volumen, textura y fuerza a sus himnos de melancolía. Sus canciones flotan en una “saudade” fina, rítmica y salvaje.  Con algo de nostalgia e ilusión a la vez, canta cuentos en los que es fácil perderse, y en los que da gusto no salir.

Con líneas que podrían haber sido sacadas de “Pretty in Pink”, “Quisiera ser grande” o cualquier película generacional del Cine Shampoo, más las claras referencias -ya tradición en Antolín- a momentos de Los Simpsons (“Suelten a los perros” o “ siempre me preocuparon más las pirañas”), este es un disco que profundiza en la poética Antolineana y en su particular narrativa: esa de cantar de/al amor, la juventud y la soledad, poniéndose en la piel y el corazón de diferentes personajes y sin ridiculizarlos, viviéndolos. Las letras de Antolín son exponentes de una muy bella poesía contemporánea, desbordante de cultura pop y de un  imaginario visual y emocionalmente poderoso.

Antolín Trovador, juglar, poeta, músico, artista, alma y canción. En su voz radica el susurro de las estrellas, un susurro que conmueve e ilumina cada rincón, exterior, interior.//z

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *