Cosas Pulentas

La segunda jornada del Festipulenta Vol. 14 estuvo a la par de la pelea por el titulo mundial de boxeo. Mientras dos bocones se subían al ring, el escenario del ZAS se estremeció con las presentaciones de Reno y Los Castores Cósmicos, Eté & Los Problems, El Perrodiablo y Sr. Tomate.

Por Gabriel Feldman

Fotos de Nat Motorizada

 

Es sábado y debe haber más de uno sentado  en su sillón preferido, cerveza fría en mano, pegado a la pantalla de su televisor porque está al caer “la pelea del año”  entre Sergio “Maravilla” Mártinez y Julio Cesar Chávez Jr.  Es temprano, falta por los menos unos cuarenta minutos para el combate, y todavía no hay noticias de golpes  desde el  Thomas & Mack Center en las Las Vegas.

En el ZAS, los más precavidos, gracias a la tecnología y al santo dios Smartphone, ya tenían en twitter su fuente de información más fiable. La pelea del año es Trending topic y los twits emergen  a borbotones. Que #esperandoamaravilla, que  #fuerzamaravilla y otros hashtags elocuentes para comentar cualquier pormenor de “la pelea del año”. Porque la idiosincrasia argentina es así, cuando un argentino tiene una hazaña entre ceja y ceja, nos convertimos todos en sus más leales seguidores, más allá del deporte u ocupación. Si hasta nos han querido contagiar la gloria cuando un tal Elizondo dirigió la final de una Copa del Mundo…
“Quisimos comprar una radio en el Coto para conectarla en línea y escuchar la pelea de Maravilla en vivo, pero no nos la vendieron…no sé qué onda”, anuncia Reno a la mitad de la presentación de los Castores Cósmicos. Todavía la pelea no ha comenzado. “En la carretera”, “Como un pasaje”, “Informe 314”, con guitarrista nuevo y toda la desfachatez que los caracteriza, los Castores fueron los primeros en dar pelea en la noche pulenta.
Al lado mio tengo una fuente de información móvil que me tira todas las actualizaciones de la pelea. Son las 12.30 y sobre el escenario la sorpresa uruguaya,”Hola somos Eté y Los Problems, estamos muy contentos de estar acá” dice Ernesto Tabarez  antes de empezar. La noche anterior habían debutado en los escenarios del Zas y hoy, en su segunda fecha consecutiva, están prendidos fuegos.”  “En el Futuro” nos asegura que “Todo va a salir peor de lo que te imaginabas, pero no vinieron a convencernos, vinieron a asesinar nuestras mentes… Chávez Jr  intentó con una derecha frontal sin demasiada suerte… Ernesto está ahora en el centro del escenario con su acústica y parece un boxeador más. Dando pequeños saltos, menea su cabeza de un lado al otro, mientras entona cada una de sus filosas palabras. Mide y espera, las fintas dan resultado y cada arremetida es certera. ..Maravilla danza que parece Nicolino y no tiene ningún sobresalto….

“No estuvo tan mal”, “Filo”, “Confesa”, una a una se van completando las canciones del fabuloso Vil (2011). Detrás de Ernesto están Los Problems: Santiago Peralta en guitarra, Martín Caceres en bajo – haciendo una “suplencia de lujo” – y Andrés Coutinho en batería pegándole que da calambre…Derechazo terrible de Maravilla antes de que suene la campana. “No doy más” dice Eté mientras acomoda el pie del micrófono debajo del escenario y se sienta. Pero el momento de calma dura lo que dura “Lo que empezó mi padre” y al rato nos estamos sacudiendo nuevamente. …Chavez Jr  tiene cortes en la cara y está con la nariz ensangrentada, feliz día de la independencia mexicano puto.

Romina Peluffo sube al escenario con cierta timidez para acompañar a Eté en “Punto Muerto”.  De a poco toma confianza y, por un rato, ella y Ernesto juegan a separarse; al terminar la canción él le encaja un beso y deja el juego de lado…. Se intercambian algunos golpes, seguro se están midiendo como cagones… La batería empieza el crescendo, chancha y redoblante al unísono…Maravilla le devuelve todas… y la explosión que se condensa en un salto acrobático y el grito pelado de “¡Fuegooooooo! ¡Fuueeeegoooo!”. Con ese estallido de “No fue lo que pasó” se despidieron dejando(nos) con ganas de una más… se le puso cara a cara, le metieron una mano y el forro de Martínez tiene el párpado sangrando…
No hay banda que representa mejor el Festipulenta como el Perrodiablo…Está flaqueando… Encima uno puede pensar que Doma, todavía con algún resabio de su lesión y con el bastón de la calavera de ojos luminosos que ya hizo ícono, podría estar más calmo… derechazo terrible y a Maravilla le tiemblan las piernas…Relajarse un poco…cayó Maravilla …No, eso no existe…que conchudo…Y El Perrodiablo respira, suda y contagia con su garage sucio y políticamente incorrecto. Como cantó Eté en “Vil”: “Tu propuesta es indigna, es tan sucia, tan linda, que voy a tener que aceptar”. Tan sucia y tan linda que aceptamos…Se paró, último round… Asique se suben…

…y empiezan a agitarla con “No Califica”, uno de los caballos de batalla de su nuevo disco, El Espiritu (2012), y el ya clásico “Fito Paez”… Van a ir a las tarjetas… porque no son la banda de sonido para festejar a tus amigos. ¡Y todos estamos extasiados con Doma cantándonos en la cara, subido encima de un piano viejo o hasta en la puerta del puto Zas! Porque así es nuestra iguana autóctona con pañuelo stone. Y El Espíritu de nuevo presente con “Estrellándome” y “Una de esas cosas”… Están esperando cada uno en su rincón…pero acá la pelea continua en “Las Vegas” y el enemigo podría ser cualquiera, incluso yo mismo, si me diera pelea. Banda pulenta si las hay, las guitarras al palo de Chaume y Lea no dejan de sonar mientras su cantante sigue con su tour por todo el lugar (hasta donde el cable le alcanza), poniéndole el micrófono a quien quiera corear los estribillos de “Malas preguntas” (“Esto está lleno de putos”) o “Carne culpable” (“Derribando rascacielos a patadas”). Y estamos todos en sintonía con la misma energía. La misma película. Hasta el más apático terminó coreando “Algo sobre estar vivo” y “Canadá” en una auténtica muestra de Rock n Roll.
Y nuestra pelea todavía tiene un último round con las melodías psicóticas de Sr. Tomate. El sexteto platense es el  encargado de cerrar la decimo cuarta edición del festival under más grosso. Con el flamante Allá en la tierra bajo el brazo, Natalia “Poli” Napolitano y sus hombres en llamas generan el ultimo aluvión de pogos. “Debajo del sol” y “La pieza de un amigo” dan comienzo a un set signado por el misticismo casi chamánico de Poli.  La concurrencia sigue en éxtasis… Stanley Christodoulou anotó en su tarjeta 117-110, Adalaide Byrd 118-109 y Dave Moretti 118-109… bailando y festejando una nueva jornada. “Después de la muerte” y “La tempestad” se suceden en un tándem enloquecedor.  En medio de la orgía sonora los platenses cumplen con el pedido de una última canción y “La pared” arremete con el último golpe en la madrugada porteña.

Arecia_Octubre

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.