Canciones para un mundo sin final

Desmenuzamos La Dinastía Scorpio, el esperadísimo disco nuevo de El Mató a un Policía Motorizado, y descubrimos que hay vida más allá del fin del mundo.

Por Claudio Kobelt

“Ey ¿quién te va a cuidar?” desangra la primera canción de La Dinastía Scorpio. Y ahí mismo está la respuesta: Ellos nos cuidaran, los nuevos creadores del rocanrol,  con un disco que nos da abrigo, como el abrazo cálido y brillante de un amigo querido o de la piba que más te gusta. Es una explosión tímida de energía que se expande y conmueve. Una descarga sónica de amor y recompensa para aquellos que sobrevivimos el fin del mundo, y no sabemos que hacer con eso.

Comenzando con la conmovedora “El Magnetismo”, la puerta de La Dinastía se abre y da paso a una avalancha de hits emocionales y movilizadores. “Mujeres Bellas y fuertes” fue la joya descubierta en los shows que ansiábamos ver registrada, y “Chica de oro”, un furor instantáneo que desde el primer momento de editado en el simple adelanto,  se propagó por las redes como un virus de amor y esperanza. “Yoni B”, “Nuevos Discos” y “La Cobra” son canciones motorizadas por excelencia. Con algunos matices más pop, con un refinamiento hi-fi en el sonido, y la pasta de éxito flotando en cada melodía. Son claras muestras de una banda que crece y evoluciona a cada instante, sin perder su esencia primaria, su corazón salvaje.

“Más o menos bien” es LA CANCION, con mayúsculas, negrita y doble subrayado. Un himno, una narración de cada uno de nosotros y de todos a la vez, una emotiva predica de fe y amistad. Entiendo a ésa, a “Terror”, “Noche Negra” y “La cara en el asfalto”, como el lado melancólico y desgarrado de este álbum. Poseedoras de una sensibilidad rabiosa y una ternura sin disfraz. Son ellas las que otorgan a La Dinastía una profundidad con corazón de lava, y un vuelo hasta pasar el cosmos.

Se ha escrito tanto, y se seguirá escribiendo sobre este disco, que sin dudas es fundamental para la escena independiente. Clave en la historia del nuevo rock argentino, e imprescindible  de pies a cabeza para cualquier ser con una pizca de corazón y oído para la búsqueda.

Propongo un ejercicio: Pongamos este disco durante los últimos minutos del 2012, y que el nuevo año llegue sin darnos cuenta, de la mano de estas canciones, y todo va  estar mejor, o al menos, más o menos bien.

Arecia_Octubre

One thought on “Canciones para un mundo sin final

  1. Pingback: artezeta

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.