AZ Presenta: Ikea Satan

Un trío de “stoner blues” de Islandia le saca la careta a la cadena de supermercados más importante de Europa.

Por Martín Barraco

“No sabemos todavía si el nombre nos meterá en problemas”, comenta Pétur, cantante y guitarrista de Ikea Satan, banda que toma su nombre de la famosa tienda de muebles sueca, pionera del “Hágalo usted mismo”. Casualmente eso fue lo que hicieron Pétur, Unnur (batería) y Hannes (bajo) para darse a conocer al mundo: tomar ese concepto para hacer ellos mismo un sonido potente, de fuertes guitarras y con fuerte presencia de las voces y coros de los que ellos llaman “Black metal”. ¿Y dónde está lo satánico de todo esto? “Según un nuevo libro –dice Pétur- el dueño de IKEA (el billonario Ingvar Kamprad) era miembro del partido nazi de Suecia, y que los servicios de inteligencia tienen expedientes sobre él. Así que las teorías sobre el rol de IKEA como parte de un experimento fascista de condicionamiento social parecen no ser tan alocadas después de todo”. Saquen sus propias concusiones…

AZ: ¿Cómo se forma la banda?

Ikea Satan: tras muchas horas en el sauna, Pétur y Unnur empezaron a zapar y a hacer algunas pocas presentaciones con mucho éxito. Luego decidieron aumentar el sonido con la ayuda de un bajo, y se le unió Hannes, de larga militancia en el punk. Él y Pétur se conocen desde hace tiempo, de la vez que compartieron una campera al salir de una fiesta en un invierno durante los primeros años noventa. Tocaron juntos en algunas bandas y durante diez años recorrieron caminos separados hasta que reunieron sus fuerzas sonoras una vez más.

AZ: ¿Han tenido malas experiencias comprando en IKEA?

IS: Hannes dejó a sus hijos en la guardería del lugar y cuando volvió a buscarlos, vio como clausuraban el pelotero porque otro bebé se había cagado ahí adentro.

AZ: ¿Cuál es el lado oscuro que ven en IKEA y que otros no pueden ver?

IS: más allá del garrón de ir y buscar precio para unas albóndigas y quedarte atrapado en un laberinto y no poder escapar hasta recorrerlo todo e ir llenando el changuito con un montón de cosas que ni sabías que necesitabas y después tener que sufrir con el resumen de la tarjeta, absolutamente nada. Supongo que podemos pensar en algo así como lo salvaje del consumismo excesivo, o en la conciencia de que, a pesar de las publicidades, comprar más cosas de las que necesitamos no nos hará más felices, pero en realidad no estábamos pensando en eso.

AZ: cambiemos de tema. Leí por ahí que definen su música como Black Metal. ¿Cómo describís ese sonido y cuáles son sus influencias black metal?

IS: lo de Black Metal viene de adentro, de nuestras almas. Tan de adentro, que ni lo podés escuchar en las canciones, que suenan más a un stoner medio blusero. Seguimos trabajando en nuestro sonido y las influencias vienen de escuchar música años y años y de tocar tantas cosas distintas que al final terminas donde empezaste. ¡Es como ir de compras a IKEA!

AZ: ¿Qué tal es la movida musical en Islandia?

IS: excéntrica, llena de energía, divertida, creativa, amistosa. Todos se meten en la cama de todos y todo está permitido. Sin competencias, solo amor y apoyo. Les recomiendo el documental “Backyard”, para que se den una idea.

AZ: acá, el artista más conocido de Islandia es Björk. ¿Es un referente para ustedes y para los artistas de allá?

IS: seguro. Todos la quieren y la respetan. Fue y sigue siendo transgresora y ha allanado el camino para que otros como Sigur Rós sean también reconocidos. Pero estamos un poco hartos de hablar de ella, de los elfos navideños y la Laguna Azul… les debe pasar lo mismo a ustedes con Evita, el Tango y la carne. Aunque sí nos entusiasma la música que hace su hijo Sindri.

AZ: sacaron un EP hace poco, Sound of the planet. ¿Cómo fue la grabación del disco?

IS: Sound of the planet es nuestro primer EP y hace poco editamos el segundo, White cat blues. Ahora estamos trabajando en un tercer disco, que saldrá digitalmente a través del sello Ching Ching Bling Bling, y aunque estamos a favor de la movida digital, es posible que juntemos las canciones y hagamos un CD o vinilo, por los viejos tiempos.

Sobre el proceso de grabación… estamos felices de que hayan terminado antes de que alguien nos robara los equipos. Había malas juntas merodeando el galpón que utilizamos como espacio/estudio y creo que además estaba embrujado.

AZ: ¿Cuál fue el recibimiento de la prensa?

IS: a pesar de ser un país pequeño no fue fácil lograr la atención de la prensa ya que muchos periodistas o DJs todavía se aferran al formato físico y no se toman las ediciones digitales  tan en serio. Pero estamos teniendo minutos en la radio y algunas críticas han sido muy buenas, excepto por una que comparó nuestra música con usar papel higiénico de segunda marca.

AZ: ¿Planes a futuro?

IS: seguir haciendo buena música y divertirnos. Ya todos tenemos treinta y pico, formamos nuestras familias y tenemos deudas que pagar, así que las fiestas con cocaína y los complots para dominar el mundo son cosa del pasado. Vamos a hacer la nuestra y ver qué sale.//z

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *