5 libros recomendados

728X90_Arecia_Mayo

En esta oportunidad recomendamos leer estas obras de Edgardo Cozarinsky; Stephen Dixon; Gustavo Espinosa; Kazimierz Brandys y Rita Indiana. 

Por Juan Alberto Crasci

Niño enterrado, de Edgardo Cozarinsky -Entropía

Como en un mosaico, planteado a la manera de ejercicio de la memoria y de tratado ficcional, se van entrelazando los dispares y breves textos que conforman Niño enterrado. Algunos son inéditos, otros fueron previamente publicados. La niñez, la familia, diversos viajes por el mundo, y reflexiones en torno la situación del país, se suceden en las noventa páginas del libro, con un tono que varía de lo autobiográfico a lo teórico-ensayístico, sin perder nunca el interés por el detalle o por elementos en apariencia insignificantes, pero que justamente sirven como disparador de la memoria, de las digresiones y de las asociaciones; en resumen, de la narración. Libro inclasificable, compuesto por artículos, crónicas, entradas de diario, relatos de viaje y citas, que parte de las ruinas de un mundo ya ido que se actualiza y vuelve a construirse por medio del cruce entre memoria, ficción y “verdad” –en vano es intentar dilucidar qué es autobiográfico y qué es ficción en estas breves piezas– propuesto por Edgardo Cozarinsky.

Coza231

Interestatal, de Stephen Dixon – Eterna Cadencia

Nathan Frey viaja con sus dos hijas por una autopista norteamericana cuando un evento inesperado e incomprensible cambia su vida para siempre. Un disparo aislado, sin motivos, desde otro auto, mata a su hija más pequeña. Este suceso llevará a nuestro protagonista –a través de ocho capítulos y quinientas páginas– a revisitar el desafortunado acontecimiento desde diversos puntos de vista, focalizando en cada uno de los apartados en distintos momentos de la historia: los sucesos previos al asesinato, su vida posterior, el destino de su mujer y su hija, etcétera. Así es como el momento de horror, lo indecible, se transforma en una catarata de posibilidades y de formulaciones que pareciera intentar exorcizar el momento trágico para devolver la vida a la niña. Pero eso no es posible: pensar y repensar lo mismo, estar atado a la obsesión de esa vida mutilada, solo abre el camino de esta gran –por momentos tediosa– narración, realista y experimental al mismo tiempo. Stephen Dixon fue nominado dos veces al National Book Award, primero por Frog (1991) y luego por Interestatal (1996), siendo finalista en ambas oportunidades.

TAPA Interestatal

Todo termina aquí, de Gustavo Espinosa – HUM

La revista 3 Puentes le encarga al profesor Gustavo Espinosa documentar diversos episodios de la historia de “nuestro pago menos occidental”. Ese pago es la ciudad uruguaya Treinta y Tres, escenario de gran parte de la obra del autor. Y para comenzar, Espinosa se embarca en la tarea de reconstrucción de la vida de  Fernando Electrón Larrosa, docente de física y de su amigo y guitarrista Hebercito Mondongo Espel, integrantes de un dúo de blues primitivo, en el que resuenan los antiguos blueseros del Mississippi y la cultura musical de los 50, 60 y 70, con constantes referencias a Norberto Napolitano –más conocido como Pappo–, Muddy Waters y Los Iracundos. Novela dolorosa, aún con las dosis de humor y delirio características del autor, que sigue el derrotero de los blueseros en la enfermedad y pérdida definitiva de Anita Culo –pareja de Larrosa y amor loco de Espel. Autobiografía, crónicas, entrevistas y cartas de lectores dan forma a esta novela coral que desdibuja los límites entre ficción y realidad y que a medida que transcurren las páginas se transforma en una novela de viajes, que concluye dramáticamente –final preanunciado por la tristeza del blues como género musical– en el sur de Chile. Todo termina aquí fue ganadora del Premio Bartolomé Hidalgo 2016.

todo-termina-aqui-gustavo-espinosa_1200w

Variaciones postales, de Kazimierz Brandys – Adriana Hidalgo

La novela está compuesta en su totalidad por una serie de cartas –pareadas– escritas por los integrantes masculinos de la familia Zabierski en un período de tiempo que va desde 1770 hasta 1970. Además de dar cuenta del contexto social, Brandys trabaja con gran precisión el lenguaje de la época de cada uno de los Zabierski, acorde al momento histórico y al nivel de instrucción y cutura de cada uno de los personajes. A través de las cartas, padres e hijos se confiesan, se cuestionan, se reprochan, se amenazan y se quieren: cuentan sus historias –en su gran mayoría trágicas. Un Zabierski se come su pierna amputada, otro es encerrado en una jaula con monas en los jardines del Gran Visir… los personajes pasan, la tragedia queda documentada por las cartas de estos hombres –ninguno de ellos escritor– que viven vidas de novela. En los 200 años de historia abarcados por Variaciones postales, recorremos la Polonia pastoril del siglo XVIII, pasamos por la Revolución Francesa hasta llegar a 1970 –en el período de la Segunda Guerra Mundial no hay cartas, la guerra lo arrasa todo. Variaciones postales fue publicada originalmente en 1972, y es la primera novela de este escritor en ser traducida al español.

variaciones postales

La mucama de Omicunlé, de Rita Indiana – Periférica

La mucama de Omicunlé es una novela de nuestro tiempo: marginalidad, drogas, elementos caribeños –deidades afroamericanas–, arte contemporáneo, novedosas técnicas de cambio de sexo, piratas de siglos pasados, grabados de Goya, música electrónica y la contaminación de los mares se dan cita en este relato de 200 páginas que acumula discursos y registros a la velocidad del siglo XXI. La trama avanza a través de diversos personajes y momentos del tiempo, pero se centra en la figura de una santera, Esther Escudero, y su mucama Alcide Figueroa en la República Dominicana del año 2024. La de Rita Indiana (Santo Domingo, 1977) es una literatura de superficie –no por ello superficial–: abarca y entremezcla temas y sentidos, se desliza por la historia del Caribe, su realidad social y política sin desacelerar en ningún momento. La voz narradora, observadora, hace avanzar las historias, los lenguajes y los temas, que se cruzan, se mencionan y discurren sin perder ritmo. Se lee como al googlear o wikipediar: mezclando saberes y salteando temáticas. La mucama de Omicunlé es la cuarta novela de Rita Indiana, y la que consagró a la autora –además cantante y compositora– como una de las voces más importantes de República Dominicana.//∆z

LaMucamadeOmicunle

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *