Wonder Boy 3: The Dragon’s Trap

¿Se acuerdan del Wonder Boy? Volvió en forma de cartucho de Master System de 1989 en el placard de mi pieza.

Por Ezequiel Heyn

Hace apenas unas semanas ocurrió un suceso muy extraño en mi vida que me obligó de alguna forma a tirar cosas a la basura (desde bombachitas hasta cartas y playmovils). En medio de mi psico-crisis y revuelta de habitación, me encontré con los viejos cartuchos de Master System. Lleno de nostalgia y recuerdos volví a tener en mis manos juegos clásicos como el “After Burner”, “Double Dragon”, “Out run”, “Black Belt”, “Alexx Kid”, y el mítico “Wonder Boy 3: The Dragon’s Trap” (aclaro, porque hay un “Wonder Boy 3: Monster Lair”, para Genesis). En ese momento, una lágrima se deslizó lentamente por mi mejilla derecha, recordé los años felices en que la única preocupación en mi vida era pasar juegos,  mirar Robotech, hacer la tarea y tomar la merienda. Por esta razón le debo a la vieja consola una review, contándoles acerca de mi metrodivania favorito, ¡Y acá está! (Metrodivania: léase género que es una mezcla entre plataformas y RPG).

El juego es la continuación directa del “Wonder Boy 2: Monster Island”, una de las  maravillas que se podía encontrar en los arcades  al precio de una ficha, o en el Master System al precio de un cartucho. En esta aventura nuestro personaje tiene que recuperar su forma humana ya que el malvado Mecha Dragón (último jefe del WB2 y primero del WB3) ha maldecido al joven Wonder Boy convirtiéndolo en un Dragón. La cuestión es que para liberarse de la maldición tiene que encontrar la Salamander Cross, un objeto mágico que está oculto en la guarida del Vampire Dragon (como pueden ver se mataron con los nombres: Mecha, Vampiro, Puerco, Dragón…). Así que para llegar a él, tiene que matar un montón de dragones que cambian la forma de su cuerpo (el wonder boy pasa de dragón a rata, después a salamandra, después a león y por ultimo se convierte en un halcón).

El juego es un hermoso 2D de plataformas y RPG como se dijo antes, ahora se pueden preguntar: ¿Cómo es eso? Bueno, muy simple. Por un lado tenés 3 stats (Fuerza, Resistencia y Carisma) que varían teniendo en cuenta con qué armaduras, espada, escudo y cantidad de gemas con las que  estés equipado y por el otro tenés que saltar plataformas, golpear soldados para que te den monedas, caminar por distintos escenarios, etc (o sea: todas las acciones que haces en un juego clásico de plataformas).

Otra cosa interesante que sacó de los RPG es que cada enemigo te da monedas, con las que si te dirigís al pueblo o a determinados Shops o Medical Center que se encuentran desparramados por el mundo, podes cambiar por  hechizos, equipamientos y curar  las energías. Una cosa muy buena del juego es que no es para nada lineal (como lo es el Super Mario Bros.). Por momentos hay que ir a la izquierda, después a la derecha, después arriba, después abajo y siempre encontrás cosas maravillosas y sorprendentes que hacen que el juego la rompa mal. Los stats por si no lo saben son esos elementos que varían las habilidades de los personajes o del personaje. El de fuerza posibilita hacer una mayor cantidad de daño, el de resistencia reduce el daño de los enemigos, y el de carisma permite que los Shops bajen los precios de los elementos que venden, y tambien posibilita la venta de determinados objetos (por ejemplo, para conseguir una armadura especial necesitas 20 puntos de carisma).

El level design de este juego esta súper relacionado con el gameplay justamente por lo que mencionaba con anterioridad: en este juego hay que moverse por un mapa enorme en el que vas y volvés, y siempre encontrás sorpresas. ¿COMO CARAJO PASA ESTO? Tranquilos, la respuesta es sencilla. Como les conté, en el juego pasás por muchas transformaciones y cada una de ellas tiene una habilidad especial. Por ejemplo, el dragón es inmune a la lava y puede disparar de lejos; la rata es pequeña y se puede colgar por ciertas paredes; la salamandra puede nadar bajo el agua; el león puede romper determinadas paredes, y el halcón puede volar (el humano no hace nada, encima es más feo que el halcón por lejos).

Los niveles justamente juegan con esto, ya que cuando te convertís en un monstruo, volvés a un camino que habías hecho con anterioridad con un personaje y podes acceder a una nueva parte que presenta tesoros y nuevos enemigos. Casi por el final del juego se puede volver al castillo del primer jefe y la verdad es  genial, más que nada porque lo ves de afuera todo roto y lleno de cíclopes y esqueletos locos. Los enemigos que aparecen son súper variados y cada uno tiene una acción particular que hace a cada enemigo único y reconocible (cosa que no pasa mucho en los juegos de ahora), la progresión de dificultad está bien lograda y es un juego de plataforma muy interesante sobre todo por la poca linealidad que presenta.

Otra cosa que me re gusta del juego es la forma en que cuentan la historia a través del gameplay. Empezás el juego con todos los corazones y las 3 armas legendarias (escudo, espada y armadura), que aparte de ser las mejores del juego, también son las armas de la saga anterior. Cuando matas al primer jefe y escapas del castillo convertido en dragón, es súper interesante como resolvieron el tema de tener todo a nada. La solución fue mostrar una animación en la que explican cómo el personaje perdió todo su equipo y vidas escapando del castillo, así que comienza como dragón en el medio de la ciudad con un solo corazón de energía. Ni bien explorás un poco la ciudad te encontrás con un cofre con un corazón adentro, así que sin decir nada también explican la idea de que hay corazones ocultos a lo largo de todo el juego (dándole una pizca de exploración muy divertida).

Hablando de los Gráficos y la música, la verdad le doy 12 pochoclines (perdón Celeste te choripañe la frase) más si tenemos en cuenta por la antigüedad de la consola… es onda como un family mejorado de 8 bits. Me sorprende mucho lo grande que es el juego y lo bien diseñado que esta, tiene un balance bien logrado, y los temas son muy pegadizos (estoy escuchando ahora uno en youtube y la verdad no puedo dejar de sonreir).

Como les dije el juego está en el Master System. También hay una versión mejorada en el Turbograf y otra portátil en la GameGear. Si quieren jugar a un metrodivania excelente, jueguen al Wonder Boy 3.

Arecia_Octubre

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.