Viernes a la noche (Otra vez)

Juana la Loca presentó su último disco Pastillas para el Dolor, el pasado viernes 10 de Agosto en el ya tan querido Groove: El Nuevo Rock Argentino sigue vivo en la ciudad y sigue dejando en evidencia la frescura de toda una generación noventosa que no envejece.

Por Ignacio Barragan

Foto de Andrea Zarza Benitez

No quiero ser nostálgico pero cada vez que escucho algún tema de Juana la Loca es inevitable invocar antiguos momentos en lo que va de la historia del rock argentino: Toda una generación de músicos contagiados de una deformación del rock originada gracias al postmodernismo que engendraron conjuntos musicales como Los Brujos, Babasonicos o Juana la Loca. Una etapa en la que los sintetizadores y atuendos extrovertidos eran la moneda corriente entre los jóvenes de los noventa. Me acuerdo también de las tablas de skate y la indiferencia juvenil que gobernaba aquellos periodos. Pero de lo que más me acuerdo es de una Juana la Loca con aquel sonido sonico extrovertido digno del final resacoso de una rave o un boliche lleno merca y mujeres traviesas.

La excusa para festejar y tomar algunas copas de mas fue la presentación del ultimo disco de la banda denominado Pastillas para el Dolor donde la vieja formula musical sigue siendo la efectiva. Sin innovar mucho la estética de lo que vendría a ser Juana la Loca, sus nuevas canciones son nuevamente un ejemplo de baile y gracia conjugados en un brit pop furtivo que tienen sus raíces en bandas como Oasis o Blur. Por supuesto que hubo invitados de honor en aquel evento que parecía ser un reencuentro entre antiguos fanáticos de la banda y esta nueva ola de chicos que aun no puede definirse musicalmente debido a este nuevo fenómeno global de la música que vuelve a estéticas tan heterogéneas en un conjunto homogéneo de bandas de mundos totalmente dispares. Así es como Billordo abrió la fecha con sus canciones aburridas de siempre para 15 personas (Parecía el recital de una banda aficionada de garaje que era visitada por sus primos y padres) para dar paso al mítico Francisco Bochaton, ex cantante de Peligrosos Gorriones que supo deleitarnos con temas con precedentes en bandas como Pixies o los Melvins.

El show de Juana la Loca en si fue sutilmente intenso y fue constituido de una variedad bastante interesante de canciones que constituyeron un repertorio biográfico y festivo. Pudimos deleitarnos con temas que gozan de mas de una década como “Autoejecución” y por supuesto también de los hits que nos tenían acostumbrados hace tiempo como “Viernes a la noche” o “Perdí la Fe”.

En fin, Juana la Loca sigue vigente y aun se derrama birra en sus conciertos, nunca podría decepcionarnos el recital de aquella banda que le hacían una oda constante al descontrol y la nostalgia de los fines de semana

 

Arecia_Octubre

One thought on “Viernes a la noche (Otra vez)

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.