Vamos las pibas

Hoy partido a las 3, el primer largometraje de Clarisa Navas, se mete en el mundo del fútbol femenino en el litoral y desembarca en el Gaumont. ArteZeta dialogó con la directora. 

Por Eduardo D. Benítez

Las pibas resisten. Ya sea que se trate de aguantar unas eternas horas de incertidumbre para jugar en un torneo de fútbol organizado por un candidato a intendente, de soportar el asedio disfrazado de picaresca, que ofrece la monada tribunera o de meter garra hasta el último minuto de un partido reñido que pronto muta en una lucha empantanada al aparecer las primeras lluvias. Con la terquedad, la efervescencia, y la afirmación de quien tiene claras sus coordenadas político-afectivas; las pibas resisten. Al menos eso sucede en Hoy partido a las 3, la película dirigida por Clarisa Navas que cosechó en el pasado Bafici el Premio Oficial Competencia Internacional Mejor Elenco. Y no es casual que el galardón sea ese. La naturalidad con que fluyen las acciones de Hoy partido…es producto de un especial énfasis puesto en el trabajo interpretativo, un virtuosismo en la dirección dramática que impregna a la película de un inusitado efecto de verdad.

Breve esbozo argumental: el equipo de fútbol femenino proveniente de Corrientes, Las indomables, viaja para participar en un evento deportivo del litoral. Un puntero político local convida al banquete futbolero (y demás actividades entre las que se cuenta la elección de La Reina del pueblo) para encumbrar a su candidato como intendente. Pero el evento se dilata por problemas organizacionales, y las chicas deben esperar. Y allí pone la mirada Clarisa Navas. En esa espera se disparan varias líneas argumentales. Entonces, en ese trabajo, en esa manera de poner de relieve  los “tiempos muertos” -esas secuencias que los relatos clasicistas acostumbran elidir- entre las chicas se abre un campo minado de afectos, coqueteos,  idilios de ocasión, roscas futboleras y políticas. En su ópera prima, la correntina Clarisa Navas construye un relato coral, un universo fascinante que irradia vitalidad en cada escena. Lo que sigue es el diálogo que ArteZeta mantuvo con la joven realizadora.

ArteZeta: Inicialmente tu idea era filmar un documental ¿Por qué te inclinaste por hacer una ficción?

Clarisa Navas: Me interesaba explorar y construir un registro híbrido, lograr una especie de ficción documentalizada, donde la principal apuesta fuera en torno a las actuaciones, llegar a un grado de realismo y naturalidad, donde los artificios de la puesta en escena, del aprendizaje de un guión y de todo el proceso ligado a una ficción, se deshicieran. Además, había muchas cosas de ese universo del fútbol femenino que si me inclinaba a un registro documental, quizás no acontecían o iban a ser diferentes. Creo que Hoy partido a las 3, demandaba esa flexibilidad, una ficción atravesada de acontecimientos reales, desde el clima y todos sus avatares, hasta las mismas sorpresas surgidas en las improvisaciones actorales. También la relación cotidiana que variaba día a día con la locación principal, aportaba un montón de los elementos que construyen esta ficción de registro híbrido.

2

AZ: ¿Cómo surge tu interés por retratar el mundo del futbol femenino y cómo apareció la idea de cruzarlo con el evento proselitista de un candidato a intendente?

CN: El interés surge por haber sido parte muchísimas veces de estos torneos de fútbol barrial en Corrientes. Es un universo que conozco muy de cerca y es por eso que pude proponer esta idea a varias de mis compañeras que son las actrices de la película. El evento político es tal cual ocurre en estos torneos, donde los intendentes y candidatos organizan una tarde de mezcolanzas: desde deporte femenino hasta elección de las reinas. Siempre me llamó la atención porqué elegían justo el fútbol femenino para armar sus campañas, siendo que no es un ambiente tan masivo. Creo que hay muchas interpretaciones: la relación de los partidos políticos y los partidos de fútbol, esa clave de lectura futbolística que tenemos para filtrar la realidad la mayoría de las personas; ganar o perder, ganar a como dé lugar, en fin…trazos de “futbolidad” por donde se mire.

AZ: ¿En qué medida creés que se vinculan (o se motorizan entre sí) el ejercicio del fútbol femenino con la práctica política?

CN: Hacer fútbol femenino y sostener esta actividad como un espacio propio ya es un ejercicio político de resistencia fuerte, en un contexto como lo es el norte del país. Creo que en la práctica de este fútbol barrial y en los márgenes, hay una potencia inusitada y que tiene que ver con una construcción del ser mujer alejada de los estereotipos y completamente independiente frente a los esquemas represivos.

En este fútbol hay un feminismo sin marco teórico, quizás el marco sea una cancha y los bordes justamente están dados por la opresión al acecho, “los vagos” gritando y acosando, el partidismo político tratando de capturar a todas, el machismo siempre a la orden del día, pero adentro cuando se juega se resiste y esa resistencia es una práctica política que tiene que ver con pasiones alegres.

10363483_239459789580452_6379920569164963988_n

AZ: Hoy partido a las 3 es una película coral que despliega varias subtramas ¿Con respecto a la dirección dramática que desafíos se te presentaron? ¿Cómo se gestó esa homogeneidad en el tono de las actuaciones y cómo evitaste que las diferentes líneas argumentales no se atomizaran en una variedad de registros dramáticos?   

CN: Fue un proceso largo y muy pensado, para lograr ese resultado hemos elaborado todo un método de trabajo junto a Ana Carolina García que además de actuar, junto a ella coordinamos el entrenamiento actoral. La predisposición y también entrega de todas las actrices jugadoras fue fundamental para que la película tuviera estas características. Hay horas y horas de ensayo, un guión muy sólido y definido que fue ruta para saber hasta dónde podían ir las improvisaciones y saber cómo volver siempre.

También todo el equipo técnico fue muy orgánico en relación al respetar todo lo posible la naturalidad. Desde Lucas Olivares, asistente de dirección que planeó toda esta locura de rodaje haciendo que no sea tan dificultoso filmarlo, hasta Armin Weihmuller el DF, Mercedes Rondina y Cristian Damian Cochia sonidistas, que se adaptaron a priorizar siempre la espontaneidad de las actuaciones y a la premisas de no coartar los espacios y acomodarse a eso que se daba en las escenas. Luego, en el  proceso de montaje estas líneas se fueron puliendo mucho más y haciendo más claras a la hora de generar la estructura dramática general. Los desafíos eran muchísimos a nivel dramático y al cómo filmarlo, pero también reconozco que todas las actrices jugadoras son increíbles y han puesto todo de sí para lograr la película.

AZ: En esa estructura  coral que tiene la película ¿cómo jugó la instancia de montaje para lograr su fluidez narrativa?

CN: El montaje fue un proceso de reescritura muy crucial para trabajar con todo ese material que tenía larga duración. El proceso fundamental lo hicimos junto a Sofia Vilgioglia y Sebastian Frota, quienes fueron los montajistas y aportaron muchísimo en cuanto a la estructura y síntesis de las escenas. Hubo mucha reflexión en torno a respetar cierto ritmo interno que tenía cada plano y cómo hacer que esas duraciones lograran conformar un ritmo general ligado no sólo a la historia sino también a una temporalidad muy particular que tiene esta parte del país.

8

AZ: En el cine, no son frecuentes las secuencias de futbol filmadas con cierto rigor de verdad como en Hoy partido…Muy generalmente la representación de un partido cae en cierta tosquedad, en cierta artificiosidad. En tu película sin embargo esas situaciones se desarrollan sin esa apariencia forzada. ¿Cómo se logra esa naturalidad desde la puesta en escena?

CN: Filmar escenas de fútbol fue realmente un desafío, porque teníamos muy pocos recursos para poder hacerlos. En este sentido fue crucial el manejo y dominio de las actrices en relación a la pelota y a las jugadas, el hecho de que tengan dominio, justamente, ayudó mucho a poder programar ciertos movimientos. También la plasticidad y talento con el steadycam de Armin Weihmuller y Sofia Fontenla en el foco, hicieron posible el acompañamiento al ritmo real de las corridas y de todos los movimientos futbolísticos. Además yo soy de una generación que se crió viendo Los Súper campeones, y ese dramatismo futbolístico en las jugadas, creo que inconscientemente me llevó a idear muchos movimientos que tuvieran esos componentes dramáticos y de destreza, que a su vez narren y construyan fútbol. //∆z

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *