Un Futuro incierto

Luego de cinco años, Bad Brains vuelve con un nuevo pero flojo disco Into The Future.

Por Nahuel Ugazio

Es incuestionable la trascendencia de una banda como Bad Brains. Padres del hardcore, fusionaron este primitivo estilo con el reggae, el jazz, el metal y el funk, lo que les valió un lugar en la historia de la música underground mundial. Influyentes directos en bandas como Minor Threat (y toda la movida hardcore punk), Beastie Boys (quienes eligieron su nombre para coincidir con las iniciales de Bad Brains), Living Colour, los Red Hot Chili Peppers y siguen las firmas.

Los de Washington tuvieron una historia irregular: luego de tres demoledores primeros discos, los constantes cambios de integrantes y los conflictos internos en cuanto al rumbo de su música terminaron por hacer de su discografía algo desigual. Discos que no convencieron por completo e intentos por volver a las raíces.

En 2007 lanzaron Bulid the Nation (producido por Adam Yauch, de Beastie Boys), disco que trajo nuevamente a la formación original y sobre todo la presencia del frontman HR (Human Rights). Así, la banda pretendía volver a la potencia de sus primeros discos con buenas y claras intenciones,  pero ya sin la velocidad y furia que los caracterizaba. Into the future trata de seguir la línea de su precursor, pero resulta fallido.

A veces cuando una banda ya afianzada lanza un nuevo álbum, nos preguntamos ¿Era realmente necesario? En este caso, no. Into the future puede ser una buena excusa para escucharlos juntos nuevamente, esperar que confirmen su fecha en Argentina y poder verlos por fin con HR al frente, tocando sus temas clásicos y no más que eso. El disco pretende ser potente, pero las canciones que arrancan con prometedora furia, se ahogan al poco tiempo. A lo largo del tracklist, los recursos sonoros se van repitiendo, haciéndolo un disco monótono y sin sorpresa.

Sus mejores momentos se encuentran en canciones como “Yes I” y “Come Down” (tema instrumental), que recuerdan un poco a sus épocas doradas. Acostumbrados a incluir buenos reggaes, se nota su floja presencia con apenas un par de temas que mucho no convencen. El track final es un sincero homenaje al recientemente fallecido, Adam Yauch.

Párrafo aparte merece el arte de tapa diseñado por Shepard Fairey, el pionero del street art. Reconocido fan de la banda y del punk rock, brindó su arte para lograr una de las mejores portadas en la historia de los BB. Gran aporte del creador de “Obey”.

IntoThe Future es un disco que acompaña la celebración de la reunión esta enorme banda, pero no aporta nada a su discografía, para brindar o fumarse uno, y después poner Rock For Light.

Arecia_Octubre

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.