Tad Doyle: al infinito y más allá

Hablamos con Tad Doyle sobre su nuevo proyecto: Brothers Of The Sonic Cloth. Pasado, presente y futuro de una de las leyendas del grunge.

Por Damián Ariel Jarpa
Fotos de John Leach e Invisible Hour

Tad Doyle es una leyenda en sí, un prodigioso músico. Fundó Bundle Of Hiss, a mitad de los ochenta, banda oscura de la escena de Seattle. Más adelante creó TAD, su proyecto más longevo, que se mantuvo con vida desde fines de los 80 hasta 1999. Hicieron el ciclo normal de desarrollo de una banda: comenzaron en Sub Pop y durante la ebullición de la escena de Seattle se fueron a un sello multinacional donde editaron dos discos, tuvieron más exposición en los medios y giraron por muchos lugares y compartieron cartel con Soundgarden y Nirvana. Ese proceso los desgastó y todo terminó casi en silencio separándose.

Pero el tiempo lo ha encontrado nuevamente con lo mejor que sabe hacer: música. En 2008, Tad Doyle formó Brothers Of The Sonic Cloth, acompañado por su mujer Peggy en el bajo y desde el año pasado por Dave French en la batería. Se encargan de entregar un sonido abrasivo y con una fuerza de brontosaurio, aproximándose al doom metal y por varios momentos también al drone con largos cuelgues. El disco homónimo salió el mes pasado por Neurot Recordings, no sólo eso sino que los planetas se alienaron y ArteZeta pudo hablar con el veterano músico.

Tad Doyle 3AZ: ¿Cómo fue el proceso de gestación del disco?

Tad Doyle: el primero de enero de 2014 terminamos el proceso de grabación y después nos tomamos un buen tiempo. Hasta entonces teníamos otro baterista, Aaron Edge. El dejo la banda después de la primera gira que hicimos por EEUU y entonces trajimos a Dave French, pero su proceso de adaptación fue lento. Todo el trabajo fue concebido en Witch Ape Studio (NdR: Tad Doyle es el propietario): ahí se grabaron las voces, las guitarras, también los overdubs. El disco finalmente, se completó con la llegada de Billy Anderson a la masterización del mismo. Billy tenía mucho trabajo así que tuvimos que esperar, el disco se editó en febrero de este año. No nos podemos quejar, trabajamos a gusto, siguiendo nuestro tiempo.

AZ: ¿Por qué elegiste trabajar con Billy Anderson?

TD: por todo el trabajo que ha realizado con otras bandas, la verdad siempre fui un admirador su manera de producir y mezclar. Él ahora está viviendo en Portland, que está bastante cerca de Seattle. Antes estaba viviendo en Los Ángeles, pero lamentablemente su casa se quemó y perdió muchas cosas. Lo importante es que colaboró en el proceso de mezcla y eso sucedió en marzo del  2014.  Un año después, nuestro disco vio la luz.

tad doyle - john leachAZ: el disco se caracteriza por ser muy introspectivo  y de un vuelo, muy distinto a lo que venías haciendo con tus previas bandas. ¿A qué se debe ese cambio?

TD: estoy más viejo y con eso viene una mayor concientización de que mis días están contados en este planeta. Uno se va dando cuenta de lo más importante que sucede alrededor de su vida, y cómo personalmente quiero pasar el resto de mis días. Es por eso que tal vez hay una mayor conciencia de lo que sucede con mí alrededor. También todos sufrimos, sentimos alegría. Son un montón de cosas.

AZ: el álbum es un viaje oscuro y abrasivo. Y tal vez un poco sorprendente para quienes escuchaban a tus bandas anteriores. ¿Cómo te tomas el hecho de que la gente se sorprenda al escucharlo?

TD: la verdad que nunca me preocupé de lo que la gente pueda llegar a pensar. Hicimos esta música puramente para nosotros, en el 2013 grabé un proyecto llamado, Lumbar, con dos músicos increíbles, Aaron Edge y Mike Scheidt . Fue una experiencia enriquecedora y se puede establecer un punto de conexión entre la música de Lumbar y Brothers of the Sonic Cloth. Ya que en Lumbar también hay una afinidad por todo aquello que sea disonante, oscuro y pesado.

AZ: ¿De dónde vino la inspiración para el disco?

TD: fueron muchas cosas: el agua, la tierra, las montañas, la distancia entre los planetas, la naturaleza, su inmensidad básicamente tratamos de vincular todo eso a nuestra música.

BROTHERSAZ: ¿Y cómo surgió el acercamiento con Neurot Recordings?

TD: hace mucho tiempo, cuando tocaba en TAD, hicimos unas fechas con Neurosis, la verdad me hice fan de ellos a mitad de los 90’s. El tiempo transcurrió  y  en  2012 Brothers of The Sonic Cloth hizo una fecha y la verdad que le dije a Steve Von Till -el dueño del sello- si quería escuchar un demo de nuestra banda. Aceptó y hubo coincidencias musicales, conectamos. Y hasta en nuestra carrera: TAD trabajó con Steve Albini, Neurosis también lo hizo. Todo se fue dando poco a poco.

AZ: volviendo un poco al pasado ¿Pensás que va a haber una re-edición del catalogo de TAD?

TD: este mes salió por Music On Vinyl, el último disco de TAD, Infrared Riding Hood, editado originalmente en 1995. También se está hablando de un probable lanzamiento del viejo catalogo de TAD (cuando la banda sacaba los discos por Sub Pop) pero eso aún está por verse. Hay voluntad de hacer eso, al menos. Infrared… tuvo una suerte muy ingrata en su momento, la misma semana que salió el disco nuestro contrato con el sello multinacional expiró. Y nos quedamos sin nada, sin la posibilidad de girar. No solamente nos afectó sino que un montón de bandas se quedaron sin contrato, hasta Clutch tuvo la misma suerte. En fin, nunca hubo una buena explicación al respecto. Pero eso está más allá de nuestras manos.

AZ: fueron dos discos por multinacionales ¿Qué experiencia te quedó de ello?

TD: Inhaler (1993) fue nuestro primer álbum por una multinacional, contó con la asistencia de John Agnello y de J Mascis (en los créditos del disco aparece como productor), que se la pasó durmiendo en el estudio. Estaba pasando un momento complicado, su padre había fallecido, y eso significó que no estuviera presente en muchas ocasiones, especialmente a la hora de la mezcla del disco. Su colaboración fue mínima.

AZ: ahora volvamos al presente ¿Cual es la agenda de la banda ahora que salió el disco?

TD: tenemos planes de girar y tocar por dónde nos inviten. Este mes presentamos el disco en Canadá y luego haremos nuestra presentación del disco el 18 de abril. Luego es el turno de nuestra segunda gira por los Estados Unidos y en el verano, Europa. Si todo sale bien quién sabe, podemos incluir Sudamérica en algún momento.//z

Un comentario en “Tad Doyle: al infinito y más allá

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *