“Siempre me interesaron más los riffs y los grooves que un solo de guitarra”

Dave Crider y Dave “Ledge” Morrisette de The Mono Men, repasan la historia de su banda antes de su primer show en Buenos Aires este miércoles en el Scatter Fest.

Por Candela Gallo

Hay mucho para celebrar este miércoles cuando The Roxy abra sus puertas al Scatter Fest. No sólo es el décimo aniversario Scatter Records, sino que The Mono Men, la banda invitada –y la que inspiró la idea de crear el sello-, viene a presentar la edición local de Wrecker!, que cumple 20 años. Es más, otro que festeja es Dave Crider, guitarrista del grupo, que estará cumpliendo 50 pirulos.

Para la ocasión, estarán también presentes las bandas The Tormentos, Los Lotus, Satan Dealers y The Hates –que se reúne luego de 10 años-. Así que la invitación está hecha: miércoles a las 20hs en The Roxy Live.

Para amenizar la espera charlamos con Crider y Morrisette, nos cuentan la historia detrás de la banda y lo que se viene para el futuro.

AZ: ¿Cómo fue el inicio con The RoofDogs y cómo se convirtieron en The Mono Men?

Ledge: El principio de The RoofDogs… Dave y yo tocábamos en una banda instrumental llamada The Dentures, pero eramos los únicos del grupo a los que le gustaba esa música. The RoofDogs se formó cuando nos unimos con Marx Wright (guitarra), Patty Bell (farfisa), Robin Cook –reemplazado por Anne May y después por Aaron Roeder (batería).

El nombre es porque enfrente a la casa de  mi casa vivían dos perros cuyo dueño los obligaba a vivir en el techo de su casa. Los perros no eran para nada felices y eran muy malos con la gente que pasaba por allí. Un día les llevó algo de comida y se hizo amigo de los perros. Entonces quiso rendirles homenaje poniéndole ese nombre a la banda.

La banda tuvo un parate cuando Patty Bell dejó la banda para unirse al Cuerpo de Paz, y una o dos semanas después, los miembros restantes decidimos cambiarle el nombre a The Mono Men y empezar a cantar. El nombre es un tributo a Jeff Connolly de The Lyres, una banda de Boston. Su apodo era “Mono Man”. ¡No tenemos nada que ver con los monos!

AZ: La música de Mono Men está influenciada por la tradición del rock americano: rock garage de los sesenta y setenta, rápido, fuerte y con guitarras bien distorsionadas. ¿Cuáles fueron los guitarristas que más te influenciaron?

Dave Crider: En realidad tenemos influencias muy variadas, aunque como banda tenemos gustos que compartimos. The Nomads fueron y siguen siendo un gran favorito nuestro, y uno de nuestros mejores momentos fue que hayan tocado en el 3B de Bellingham. Los fuckin’ Nomads, de Suecia, tocando en nuestra ciudad en el bar de Aaron. Tuvimos la fortuna de girar con ellos varias veces y me enorgullece poder llamarlos amigos. Gran banda y grandes personas.

En cuanto a guitarristas, Link Wray, Keith Richards y Steve Cropper son para mí la trifecta de las seis cuerdas.

AZ: Ustedes influenciaron a muchísimas bandas de los noventa, como se puede ver en el documental Hype! Pero mientras las bandas de Seattle mostraban sus mejores solos de guitarra (con Kim Thayil, Jerry Cantrell y Mike McCready), ustedes con las dos guitarras entretejían armonías cargadas de distorsión. ¿Cómo trabajaban eso en los ensayos? ¿Y cómo fue pasar de banda instrumental a empezar a cantar?

Dave C: Siempre pensé que los solos de guitarra eran algo a evitar, siempre me interesaron más los riffs y los grooves que un solo de cualquier tipo. Lo de empezar a cantar se dio cuando la banda pasó de RoofDogs a Mono Men. Nos dijimos: si cantamos no puede sonar peor que lo hacemos con las guitarras, entonces ¿por qué mierda no?

AZ: En el disco Back to Mono, uno de sus mejores álbumes, hay un guiño a Phil Spector y sus producciones en sonido monoaural, algo presente además en el nombre del grupo. ¿Cuán atractivo es ese sonido a través del sonido stereo?

Ledge: Es una coincidencia, pero las antiguas grabaciones monoaurales son altamente superiores y suena mucho mejor (más fuerte) que el stereo o que el stereo reprocesado. Por eso los discos de los viejos tiempos grabados en mono que ves en las disquerías son siempre más caros que los de stereo. Simplemente suenan mejor.

AZ: Dave a lo largo de tu carrera defendiste la idea de un rock visceral, directo y sin artificios, algo que se puede ver en tu estilo como guitarrista. Más allá de la distorsión y el feedback, no es común escuchar otros efectos en el sonido de la guitarra. ¿Eso es simplemente un gusto musical o se trata de una cuestión ideológica?

Dave C: nunca fui de usar muchos efectos, especialmente en vivo. Como que es algo más de lo que hay que estar pendiente. Dicho esto, me gusta usar pedaleras y fuzz por últimamente… En cuanto a las bandas, no hubo una superposición sino que fue algo más bien lineal: Watts vino después de Mono Men y Dt’s después de Watts.

La gran diferencia entre Watts y Mono Men es que Jeff se encargó de las voces, así que más allá de meter algunos coros, solo toco la guitarra. Lo mismo con Dt’s, excepto que al contrario de Jeff que tiene influencias del hard rock y el metal, Diana es más del palo del soul y el hard rock.

Probablemente diga una obviedad pero lo que hace a estas bandas diferentes entre sí son sus integrantes. No se trata solo de una persona dentro de un grupo, sino que de lo que pasa cuando ese grupo se junta y empieza a tocar y a hacer mierda todo.

AZ: Teniendo en cuenta que participan activamente de la promoción de bandas y discos desde su sello Estrus Records –tal es el nombre del su primer disco-, ¿cuáles son las perspectivas que tiene el formato físico ante el avance digital y la piratería?

Dave C: Mientras que la música sigue siendo la misma independientemente de todo, voy a preferir el formato físico. Para mí eso siempre fue parte de la experiencia de escuchar música.

AZ: ¿Qué los hizo volver a juntarse en 2006? ¿Tienen planes para un disco nuevo?

Dave C: Nos ofrecieron hacer un par de shows por España, y un lugar en la grilla del Freakland Festival, en Ponferrada. Nos gusta España, así que por qué no? Fueron nuestros primeros shows después de diez años y la pasamos genial. No hay planes para un nuevo disco. Solo disfrutamos de tocar juntos, pero puede pasar.

AZ: ¿Qué expectativas tienen para su show acá?

Dave C: Estuve en Buenos Aires con los DT’s hace unos años. Es una ciudad hermosa y el show fue genial. Estoy con ganas de volver y con muchas más ganas de tocar y festejar el décimo aniversario de Scatter Records. Working for the monkey!

Arecia_Octubre

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.