Series destacadas 2016

Algunas estreno, otras nuevas temporadas que patearon el tablero. Estas son las series destacadas de este año.

11/22/63 – Hulu
11 22 63

Stephen King es un Aleph tal como lo definía Jorge Luis Borges: “uno de los puntos del espacio que contienen todos los puntos”. En su obra están resumidos los más grandes temas de la literatura universal: el amor, el deseo, la muerte, el ansia, la superación, la amistad, la duda y, sobre todo, el terror. En su novela 11/22/63 explora la esencia estadounidense tomando uno de sus más profundos calvarios: el asesinato, a plena luz del día y en cadena nacional, de J.F. Kennedy, acaso el presidente más impoluto que los yanquis supieron conseguir. King plantea un interrogante ucrónico que le sirve para sembrar una serie de dudas que rozan las distopías imaginadas por Aldous Huxley en Un mundo feliz o Alan Moore en V de Vendetta: ¿Qué hubiese pasado si J.F.K no hubiera sido asesinado? ¿El mundo sería más justo? El viaje en el tiempo como tropos universal de la fantasía aparece en esta novela que se convirtió en lo más destacado de la obra contemporánea del autor de Carrie. Producida por él mismo junto al maestro de las series J.J.Abrams, se convirtió en miniserie y -pese a algunas modificaciones que hacen ruido en los fans- se encolumnó dentro de los productos audiovisuales más destacados de este año. El profesor universitario George Amberson (James Franco) es el protagonista de esta aventura que rompe las barreras del espacio y del tiempo para tratar de detener este magnicidio. Una miniserie que dejará algo insatisfechos a quienes disfrutaron la novela pero que, más allá de eso, es un muy atractivo producto audiovisual. Pablo Díaz Marenghi

Black Mirror – Netflix

black-mirror-season-3-poster

¿Es posible establecer una frontera clara entre el mundo analógico y el mundo digital?¿Hasta que punto el desarrollo tecnológico es beneficioso para la humanidad? ¿Qué efectos rebote podrían generarse? De la mano del tanque Netflix,  las seis nuevas entregas de esta Twilight Zone tecnofóbica plantean nuevos interrogantes. Porque Black Mirror no es solo una serie para contemplar. Es una propuesta para sacarse los anteojos de espectador, dejarlos en la mesa de luz, y ver más allá de lo narrado. O dicho a través de un mantra de la cultura popular argentina, “el futuro llegó, hace rato”. La inclusión de actores de renombre le aporta al dinamismo de las escenas. Los seis directores elegidos le dan un toque distintivo a cada entrega (colores pasteles que van en sintonía con la instagramera “Nosedive”, una oscuridad casi neoyorquina en “Shut up and dance”, terror sin rodeos en “Playtest” o un tempo de película de la Guerra Fría en “Hated in the Nation”). Muchos dirán que las entregas anteriores fueron mejores, que la serie se volvió más estadounidense que nunca o que los guiones se repiten. Otros, tildarán a Brooker de tecnofóbico y clausurarán cualquier discusión. Si hay algo que puede decirse de esta serie es que, al igual que el desarrollo tecnológico, el hambre de la ciencia, la curiosidad del ser humano o la polisemia de la ciencia ficción, no tiene techo. Pablo Díaz Marenghi

 Bojack Horseman – Netflix

Un caballo que se cae en una pileta borracho. Esa es la presentación de la serie y un breve resumen del espíritu autodestructivo del protagonista. Recordemos que Bojack es un actor que se hizo famoso durante los noventa en una sitcom y nunca más supo qué hacer con su vida más que emborracharse y disfrutar de su dinero. La tercera temporada lo encuentra en la locura por ganar el Oscar. Hace lo posible para conseguirlo: contrata a una lobbista, estrena la película que siempre quiso hacer para intentar destacarse, va a programas de concursos de famosos. ¿Pura coincidencia con Leonado Di Caprio en The Revenant?  Todo se vuelve un poco más oscuro en esta entrega para el caballo humanoide. Los recursos del relato se intensifican: la ironía, el sarcasmo y lo políticamente incorrecto. Existe un momento hilarante en el que Bojack hace un viaje al mundo subacuático y no puede hablar ni se escucha nada. La angustia no necesita palabras. Por otra parte, la serie estalla los lugares comunes del progresismo yanqui en el capítulo en el que Sextina Aquafina, la joven estrella del pop, banaliza la elección del aborto y la lucha feminista con una cancion llamada “Get dat fetus, kill dat fetus”. Bojack Horseman construye un relato brutal y bastante parecido a la contemporaneidad, donde todo parece importar poco. Ayelén Cisneros

 El marginal – TV Pública Argentina

el marginal

El tópico central de El Marginal parece un lugar común: el criminal convertido en héroe por obra y gracia del amor de padre y de un humanismo mamado en la calle, que deja su lado oscuro para redimirse en el Cielo de la Justicia gracias a su propia martirización. Mientras se lleva puesto a todos, derribando instituciones enteras y personajes poderosos. Pero es en el tratamiento visual, en el formalismo del relato donde hay que detenerse para encontrar la originalidad; con una estética visual que parece simple pero que está cuidada (hay momentos que recuerdan al ambiente opresivo y descascarado de Papillón o incluso de Expreso de Medianoche) sin caer en lo pretencioso, se hamaca en los límites difusos de la fábula y el “actioners”; resaltando los efectos de los instintos más bajos: la lujuria, la agresividad, el amor obsesivo, la sumisión. El talento de Juan Minujín para componer un monstruo que viaja sin escalas hasta el infierno resulta más que brillante, balanceándose entre el perverso violento y el padre de familia justiciero. Martina Gusmán está a tono, siempre sólida, mientras que Gerardo Romano convence en la piel de un director gélido e inescrupuloso. Monstruos que parecen héroes, héroes que parecen monstruos. Miguel Vilche

 Love – Netflix 

love

Si uno busca críticas de esta serie, encontrará amantes y detractores. Para algunos, no es más que otra tonta comedia estadounidense. Para otros, una sincera recreación de lo enfermizo e inestable que puede resultar el amor. Creada por el especialista en comedias indie Judd Apatow (Freaks and Geeks, Vírgen a los 40, Ligeramente Embarazada) cuenta el encuentro/desencuentro entre Gus (Paul Rust, también creador de la serie) y Mickey (Gillian Jacobs). Él es un nerd, torpe e inseguro que trabaja como profesor tutor de una niña actríz y ella es una muchacha aventurera, atractiva, con el corazón roto, desprejuiciada y amiga de los vicios. Como el ying y el yang, o el agua y el aceite, estos dos personajes se encuentran y sus mundos colisionan. El trabajo en los diálogos es notable, reflejando la demencia y el delirio que pueden aparecer en el romance. El relato es dinámico y se despliega de a poco, como una secuencia de mamushkas que se deja descubrir de manera paulatina. El flechazo, las dudas, la atracción por lo diferente, el permanente cuestionamiento, la implosión del ideal alla Cenicienta del amor: todo eso esta presente en esta historia que continuará en 2017 y se convirtió en uno de los productos exclusivos de Netflix más comentados de este año. Pablo Díaz Marenghi

 Mr.Robot – USA Network

mr robot 2

Si bien la segunda temporada (finalizada en julio) no tuvo la misma repercusión que la impactante primera parte, mantiene aún los mismos ingredientes: una composición visual arrolladora, personajes que van afianzándose en sus contradicciones y la manera en la que Elliot Alderson enfrenta la solidificación de sus transtornos y su lucha contra E-Corp. Y es aquí donde se erige la razón por la cual esta segunda parte mantiene contrariados a sus fanáticos. Esmail se mantuvo firme en su idea de componer Mr. Robot como una película. En ese sentido, estamos parados frente a un segundo acto en el que no es necesario mantener en vilo al espectador con idas y vueltas que requieran de golpes de efecto ensordecedores. Esta segunda temporada resultó (aún con sus idas y vueltas) una sintonía fina, una profundización del modelo. Iván Piroso Soler

 Nafta Súper – Space

nafta super serie

La banda del Pini está de vuelta. Los superhéroes del conurbano profundo, ideados por Leo Oyola en su novela Kryptonita y llevados a la pantalla grande de la mano de Nicanor Loretti, volvieron en formato de miniserie. Ocho capítulos que expanden el universo de la película, retratan escenas de la novela no adaptadas al filme y presentan una nueva aventura de la banda, 10 meses después de los hechos ocurridos en el hospital. El Pini desapareció, sus amigos se dispersaron y deberán unirse de nuevo para combatir a un enemigo mayor (El Pelado, la versión local de Lex Luthor) que quiere destruirlos. La serie es efectiva, dinámica y cumple su principal objetivo: entretener y enganchar a un espectador que guste de la acción, los comics y una estética visual border. Sobran las perlas: el papel de Peto Menahem como Vidrio, el ácerrimo enemigo del Ráfaga, el cameo de Sofía Gala Castiglione como la amante de El Faisán, el siempre brillante Capusotto en su papel de Guasón tercermundista y la aparición de los entrañables Walter y Miguel de Okupas como parte de los Green Lantern Corp que en este caso son –como no podía ser de otro modo– la barra brava de Laferrere. Piñas, aventuras, buenas actuaciones, interesantes giros argumentales, un cuidado visual notable y una banda sonora con mucho Rock Nacional, son los ingredientes de una atractiva propuesta local que promete una segunda temporada. Pablo Díaz Marenghi

Outcast – Cinemax

outcast

De la mano del creador de The Walking Dead (Robert Kirkman) llegó esta serie que impactó dentro del género terror y fantástico. Basada en la novela gráfica de Kirkman lanzada en 2014 y dibujada por Paul Azaceta, cuenta la historia de Kyle Barnes (Patrick Fugit) un hombre que sufre (atención!) posesiones demoníacas desde su infancia e intenta alejarse de sus amigos y familiares por temor a hacerles daño. Las imágenes son crudas y respetan la estética de la historieta. Otro personaje clave es el  reverendo Anderson -gran papel del británico Philip Glenister, de las series de sci fi boiwienescas Life on Mars y Ashes to Ashes-, un pastor evangelista con olor a whisky barato que se siente un enviado de Dios para vencer a las hordas de Satanás. La serie narra el viaje iniciático de Kyle, oriundo del imaginario pueblo Rome (Virginia) , decidido a hallar respuestas que lo guíen en el camino de su recuperación hacia una vida normal, si es que eso puede llegar a ocurrirle. En el medio sufre transformaciones y descubrimientos que podrían cambiar no solo su destino, sino el de toda la humanidad. La primera temporada de esta serie es de los estrenos más destacados del año y habrá que esperar a la segunda, ya asegurada, para ver como sigue esta historia con el sello Kirkman que parece nunca defraudar. Basta ver la primera escena, que incluye sangre, (auto) antropofagia y suspenso, para dimensionar la potencia de este oscuro relato.  Pablo Díaz Marenghi

Preacher – AMC

preacher

He aquí otra serie que cruza religión, terror, ciencia ficción, sangre y humor negro. Basada en la novela gráfica homónima creada por el guionista Garth Ennis y el dibujante Steve Dillon, la cadena AMC se encargó de transformarla en serie y su primera temporada causó impacto. Mucha sangre, tripas volando desde los primeros minutos, planos tarantineanos y un ritmo que seduce la espectador desde las primeras escenas. Los personajes están muy bien definidos, en particular el del protagonista, el sacerdote border Jesse Custer, interpretado por el británico Dominic Cooper. Este deberá buscar a Dios mientras se enfrenta la despiadado asesino The Saint of Killers (Graham McTavish) . También se luce Cassidy, un vampiro irlandés que gusta del whisky y se destapa con algunas escenas que hacen tambalear los cánones del género horror y comedia y Tulip O’Hare (Ruth Negga), la ex de Jesse que no tiene drama en trompearse con medio mundo. Esta ambigüedad permanente en la serie es producto del team realizador: Seth Rogen y Evan Goldberg. Expertos en crear situaciones cómicas y bizarras, tuvieron su bautismo de fuego con This is the end (2013) y le dieron su toque distintivo a esta adaptación de un comic. También el aporte de Sam Catlin (Breaking Bad) como showrunner de la serie le da un valor superlativo, prueba de esto es su estética: casi de western post apocalíptico, donde casi todo el tiempo vuela polvo, botellas, mugre y sangre seca. Es, sin dudas, una de las series del año y que promete seguir ampliando su público ya que su segunda temporada está confirmada para 2017.  Pablo Díaz Marenghi

 Stranger ThingsNetflix

stranger things1La propuesta es concisa y no por ello menos atractiva: en Hawkins, un pequeño pueblo en el interior de Indiana, un monstruo escapa de un laboratorio. La misma noche de la fuga, Will, un chico de diez años que jugaba Calabozos y Dragones en el sótano con sus amigos, desaparece en su vuelta a casa. Cuando Joyce (Winona Ryder en todo su esplendor) se entera de la desaparición de su hijo, se entrega completamente a la búsqueda, ayudada por los amigos del muchacho y una nena con extraños poderes. Es así como la implacable búsqueda de una madre desesperada revela los más oscuros secretos que guarda este apacible pueblito perdido en el corazón de los Estados Unidos de la década de los ’80. Stranger Things recupera la tradición de una forma de hacer cine que se construye alrededor de la ciencia ficción y el género como excusa para hablar de los grandes temas de la vida. Ross y Matt Duffer nos intrigan con ese monstruo que deforma las paredes y tiene secuestrado a un niño que le habla a su madre a través de las luces de la casa, pero más nos quieren hablar sobre la amistad de un grupo de pibes y de cómo entablan relación con una niña de aspecto andrógino. Iván Piroso Soler

 The Americans – FX

the americans season 4

Phillip (un infravalorado Jonathan Rhys) y Elizabeth (Keri Russell, enorme), son dos espías soviéticos en Washington que deben lidiar con la crianza de sus hijos (concebidos en Estados Unidos, por supuesto) mientras cumplen las misiones asignadas por la KGB. Sus verdaderos nombres son Nadezhda y Mischa y luego de cenar y de arropar a los niños tienen que matar un par de agentes del FBI, cooptar nuevos espías (peluca y maquillaje mediante), ganarse a los que tienen la información requerida por la madre patria construyendo un vínculo durante días, semanas, meses, incluso años. Si es necesario casarse, pues bien, se casan. Nada importa más que defender la idea de que otro mundo aún es posible. El muro de Berlín no ha caído. La URSS flaquea pero todavía es potencia. El espectador sabe cómo termina la historia; los personajes, no. The Americans lleva al comedor y a la cama el tenso clima de la Guerra Fría. La espada de Damocles cuelga sobre los Jennings y hace cuatro temporadas que amenaza con caer en cualquier momento. Martin Escribano

The Fall –   RTÉ One /BBC Two

The-fall s3

Stella Gibson es una mujer bella y fuerte. Conduce el equipo de investigación que tiene como tarea descubrir quién es el responsable de una serie de asesinatos de mujeres en Belfast, Irlanda del Norte. Gillian Anderson, la actriz de The X-Files, construye un personaje gélido a veces, muy sensible otras, con un gran poder de magnetismo. Su belleza e inteligencia son un combo fatal para compañeros y hasta para el psicópata sexual que investiga. Stella es dueña de su deseo, lo cual le trae problemas a lo largo de la historia. Vive explicando que solo quiere compañía ocasional en su cama y por lo ocupada que está agarra lo que está a mano, sus compañeros. Además, tiene la obsesión de perseguir asesinos seriales y el relato deja entrever que tuvo un pasado oscuro que la persigue en sueños. Este personaje, a diferencia de Dana Scully (la protagonista de The X-Files), tiene un nivel de complejidad mayor. Hay un desarrollo de la personalidad a lo largo de la investigación y ya no gira en torno a un otro como Mulder. Es un desafío actoral para Anderson, que dejó la mirada fría y la mueca escéptica para crear una mujer que avanza y tropieza, es decir, humana. Ayelén Cisneros

The night of – HBO

the night of

¿Cómo llenar el vacío de True Detective? Nic Pizzolatto dejo la vara muy alta con su creación. Los ejecutivos de HBO apostaron por The Night Of, una serie que explora el sistema judicial estadounidense y retrata el escenario convulsionado de una New York post 9/11. Es una adaptación de la serie inglesa Criminal Justice (2008-2009), los encargados de adaptarla fueron los guionistas Steven Zaillian, American Gangster (2007), Gangs of New York (2002) y Schindler’s List (guión por el que ganó un Oscar en el 93); y Richard Price, The Color of Money (1986) y The Wire (2002-2008). Nasir es un joven neoyorkino de ascendencia paquistaní que se ve envuelto en un crimen que al parecer no cometió aunque todas las pruebas lo señalen como posible culpable. Su abogado por casualidad termina siendo John Stone (John Tuturro), un tipo que gira por las comisarias para tratar de conseguir clientes que se topa con un caso que puede darle trascendencia y dinero. En la cárcel Nasir conoce al capo del penal, Freddy (Michael K. Williams recordado por su interpretación de Omar en The Wire), y empieza a aflorar su lado oscuro. ¿Es inocente realmente? Zaillian y Price juegan con esa ambiguedad y muestran las miserias de la maquinaria judicial, los grises de la sociedad, donde es difícil distinguir la linea que separa el bien del mal. Joel Vargas

Vinyl – HBO

viny

¿Una serie cancelada puede estar dentro de lo mejor del año? Sí, claro.  Este es el caso de Vinyl, producida por HBO que tuvo en su gestación a tres monstruos: Martin Scorsese, Mick Jagger y Terence Winter. Estos dos cráneos de la narración moderna se reunieron con Mick para dar vida a la serie de la escena musical por excelencia. Inspirada en la historia de Capitol Records, narra la transición vivida en Estados Unidos del rock clásico al punk, el new wave y la nueva oleada sonora. Todo esto tamizado con un drama policial atrapante, que rodea al personaje de Richie Finestra (Bobby Carnevale) que se desvive por encontrar ese sonido peculiar e irreverente que salve a su compañía. El episodio piloto, de dos horas de duración, es un largometraje con el sello de Marty. Las adaptaciones de los New York Dolls, The Velvet Underground, Alice Cooper y Led Zeppelin se vuelven el manjar idílico de cualquier melómano. Alcanza con ver esta primera emisión para comprender que la cancelación se basa pura y exclusivamente en un criterio economicista y deja de lado la propuesta estética y narrativa. Vinyl, con una banda sonora exquisita curada por el gran Jagger, es uno de los lanzamientos más destacados de 2016 y propugna, con un relato vertiginoso, un romance hacia la música tamizado de drama que va más allá de cualquier limitación comercial. Solo alcanza con darle play, ver, oír y disfrutar. Pablo Díaz Marenghi

Westworld – HBO

westworld-overlay-a

Westworld fue una película de 1973 escrita y dirigida por Michael Crichton, el mismo autor de la novela que originó Jurasic Park. En ambas analiza el concepto de parques de diversiones fuera de control.En la adaptación de Jonathan Nolan y Lisa Joy, producida por J. J. Abrams, es un parque de diversiones cuyo costo de mantenimiento es equivalente al PBI de un país mediano, donde la gente multimillonaria experimenta aventuras en el lejano oeste. El parque es una reproducción minuciosa del verosímil de los westerns cinematográficos más que de una realidad histórica. Si descartamos el debate inútil por la humanidad de las máquinas, la pregunta pasa a ser cómo evitar vivir existencias maquinales, algo que el devenir histórico de la técnica capitalista ha allanado desde sus inicios. Si en efecto, las máquinas están en proceso de replicar nuestra restringida humanidad, lo que está en duda no es su efectividad, sino aquello que consideramos humano. Matías Buonfrate

BONUS TRACK:

River – BBC One

river serie

“En otra época tenías más cojones” le dice un juez federal a River, detective protagonista de una de las series del año, mientras le ofrece un porro. “La vida nos castra a todos”, remata. Esta producción británica (BBC One y Neftlix) estrenada en octubre de 2015, dio mucha tela para cortar durante 2016. ¿Cuál es el rasgo distintivo de esta miniserie de seis episodios? ¿Por qué vale la pena dedicarle seis horas de un tiempo cada vez más efímero a una serie que, justamente, propone un hilo narrativo de antaño? River es un producto audiovisual, con elementos de la retórica  de las series contemporáneas -héroes de acción, personajes atribulados- pero con una estructura propia de la literatura. Es una historia policial clásica (River, interpretado por un brillante Stellan Skarsgård intenta descubrir quién asesinó a su compañera Stevie, Nicola Walker). El ritmo es lento. No aparece el vértigo de las grandes producciones propias de Hollywood. La trama se despliega de a poco, casi como en una novela policial. Uno va entendiendo de a poco los fantasmas que rodean a este personaje. Literalmente, habla, interroga e increpa a diferentes espectros que se originan en su mente y emergen en la aparente realidad. Lo vemos gritar en el subte o en su oficina, hablar sólo y dar claras muestras de un notable desequilibrio psíquico. Por la riqueza de este personaje y por el delicado trabajo de los diálogos, es que River es una de las series más innovadoras de los últimos tiempos. Alcanza como ejemplo una metáfora dicha en el capítulo 4: “El sexo es una picazón que te rascas. El amor está muy atrás, en tu espalda, y no la alcanzas nunca”. Pablo Díaz Marenghi

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *