Raúl Perrone: “Con mis películas siempre apunto a una cuestión poética”

En el marco del estreno de P3ND3JO5, película que se encuentra en Competencia Oficial Argentina dentro del Buenos Aires Festival Independiente de Cine (BAFICI) conversamos con Raúl Perrone sobre este nuevo proyecto y nos sumergimos en su particular visión del cine.

Por Nayla Madia

El cine es arte en estado puro, es la manifestación de momentos auráticos que otorgan la posibilidad de  transportarse a través de imágenes. Así lo entiende Raúl Perrone,  quien desde adolescente  sintió una gran pasión por capturar todo lo que lo rodeaba a través de la cámara. Partiendo de la fuerza de la autogestión, Perrone lleva más de treinta películas filmadas. Fiel a sus creencias y siempre leal a su propia historia independiente, Raúl se convirtió en un auténtico pionero en retratar el suburbio en nuestro país. Soñador, aventurero, apasionado y amante del séptimo arte, el cineasta de zona oeste logra exaltar el sentimiento de lo sublime en cada uno de sus films, llevando al espectador a un estado contemplativo y sensorial.

El punto de encuentro acordado para esta entrevista fue un bar cercano a la estación de Ituzaingó , aquel  barrio que  vio crecer al hombre detrás de la cámara  y que luego, con gran emoción y felicidad absoluta  Perrone dio a conocer al mundo a través de sus films. Al llegar a esta mítica localidad  se ingresa a un  mundo extraordinario, que desencadena una experiencia sensitiva, a través de la cual cada imagen se convierte en una diapositiva mental por capturar: el sonido ambiente se conjuga con  situaciones, lugares, colores y calles. Todo está allí, a la vista, tal como el talentoso cineasta  lo expone con profundo encanto cinematográfico dentro de sus películas. Esa capacidad de plasmar ,a través de  la cámara, la belleza real y natural de cada imagen , creando una atmosfera envolvente, sin alterar ni modificar absolutamente nada, es justamente uno de los aspectos más maravillosos del cine de Perrone.

Durante la charla, el prolífico realizador  abrió las puertas del universo absolutamente personal que nuclea su cine. Compartió anécdotas, experiencias y sensaciones a través de un  relato emotivo, que se convierte en una invitación a mirar el mundo a través de sus ojos.

AZ: Siguiendo tu trayectoria es posible observar que siempre trabajas con jóvenes.  ¿Por qué la adolescencia se encuentra tan presente en tus películas?

RP: La adolescencia siempre estuvo presente en mis películas porque a mí me interesa mucho la mirada de los jóvenes y no la de los adultos. La sociedad no se pone a pensar que pasa con los jóvenes y a mí eso me preocupa. Yo muestro una parte de la vida que muchos no quieren ver. A mí me interesa mostrar la realidad,  yo quiero que la gente crea lo que está viendo.

AZ: Tus películas al retratar temas sociales, siempre fueron documentos de época , en el caso de P3ND3JO5. ¿Qué crees que sienten los adolescentes?  ¿Qué problemáticas incluiste?

RP: Creo que el mundo  de los adolescentes es complejo  porque ya en sí misma la adolescencia es una etapa difícil, traumática. Los chicos que muestro en estas películas parecen desconectados y sin futuro.  Yo  encuentro  mucho de lo que me pasaba a mí a esa edad  Los adolescentes son trágicos en P3ND3JO5. Por ejemplo, yo presentó a una chica de 22 años totalmente enamorada de un skater de 14 años. En la película se da una situación compleja, yo muestro la historia de lo que implica  esa situación para esa chica enamorada que se da cuenta que esa relación no va a poder ser llevada adelante. Ella siente que se le termina el mundo y quiere quitarse la vida.  Ser adolescente no es fácil, es trágico. Mi visión tiene que ver con encontrarle belleza a temas muy complejos, pero de una manera diferente. Con mis películas siempre apunto a una cuestión poética.

AZ: En P3NDEJ05 hay un cambio importante con respecto a la duración. La película dura  dos horas y media. ¿Cómo  fue tomar esa decisión? ¿En algún momento sentiste que podía ser un riesgo sostener una película en ese tiempo?

RP: No, la verdad que no, el deseo era más fuerte. Obviamente, hacer una película  de dos horas y media fue muy diferente a lo que venía haciendo pero yo no me lo propuse explícitamente, las circunstancias me fueron llevando a eso y logré hacerlo. Partí del hecho de hacer una película que durara lo que tenía que  durar.  De ese modo pude generar el clima necesario. La gente que vio P3ND3JO5 ha quedado alucinada. Por ejemplo Pablo  Rato, un productor  muy reconocido me dijo “esto está filmando con maestría”, es una frase muy fuerte y proviene de alguien que ve miles de películas, es increíble.  También  la periodista María Irribarren, al ver la película me dijo “nunca he visto una película de adolescentes como está”. Son cosas increíbles. Durante estos días se habló mucho de la película, se la  recomendó mucho. En la semana que lanzaron la venta de entradas en el BAFICI automáticamente se agotaron  para las funciones de P3ND3JO5, es algo sorprendente.

AZ: El año pasado, cuando presentaste El Tríptico en el cine Cosmos, en el acto de apertura mencionaste que lo que el público iba a ver era “una pintura de vida”. En el caso de P3ND3JO5 ¿Cómo definirías la película?

RP:P3ND3JO5 es una Opera, en tres actos, con  una coda, implica algo completamente distinto, jamás hecho en cine. Antes estaba en una etapa distinta muy contemplativa y con muchos interiores.  Ahora con P3NDEJ05 hay una idea de movimiento. Hay mucho travelling, es una película callejera, los chicos caminan de noche, de día, básicamente como en la vida.

AZ: Siempre mencionas que  cuando comenzaste a filmar querías hacer películas del mismo modo que quienes hacen música en un garaje ¿Teniendo en cuenta los tres actos que presentas en  P3ND3JO5, la forma en que fue filmada , y  la temática vinculada a los skaters  ¿Crees que es tu película más “Punk” hasta el momento?

RP: Sí,  pero eso ya está en mi forma de ser  y en mi manera de filmar, en realidad mis películas son todas radicales, cada vez más. Mis películas escapan a todo encasillamiento, parten de una libertad. Pendejos  parte  de  un criterio ,  de una estética que tiene que ver con algo que ya no se usa,  el formato 4.3  -que vengo usando ya desde Las Pibas– es un formato antiguo, que me resulta muy interesante, me permite trabajar de otra manera ,  me permite retomar aspectos del cine antiguo. A la vez, también en esta película jugué mucho con los géneros. P3ND3JO5 puede ser dramática, puede tener tragedia pero también hay partes de humor. Es una película intensa y arriesgada, aún mucho más arriesgada en relación a todo lo que venía  haciendo.

AZ: En la película se observa mucho una cuestión ligada a  los primeros planos. Hay un trabajo muy marcado en torno a lo expresivo y a las miradas de los protagonistas ¿Qué te genera como cineasta la mirada?

RP: La mirada es sublime. Una mirada puede decir mucho más que cualquier palabra.  En P3ND3JO5 yo trabajo muchísimo con esos aspectos visuales, pero desde una idea, desde algo pensado,  no son miradas que están porque si. Son miradas que aparecen para expresar algo. Las miradas siempre comunican algo.  P3ND3JO5 es una película de miradas deseosas, hay un deseo fuerte sobre el otro. Son miradas que tienen una intención.

AZ: La cultura skater está presente en nuestro país hace 20 años. En Pendejos tomaste esta temática y a la vez le introdujiste el blanco y negro.  ¿Podríamos decir que se trata de una película atemporal?

RP: Hay algo muy interesante en relación a esto, P3ND3JO5 tiene un formato y una manera de ser filmada que podrían generar la sensación de que se trata de una película de hace 10 años,  pero a la vez es una película moderna, sumamente vanguardista. Tiene aspectos que pueden remitir a una película del futuro.  A su vez, el skate  hace años que está  presente en nuestro país pero recién ahora se toma como deporte antes era  algo que no se conocía mucho.

AZ: Los skaters utilizan los espacios que encuentran disponibles, tratan de adaptarse al entorno. Estableciendo una especie de similitud, podríamos decir que eso es exactamente lo que vos realizas en el momento de filmar. ¿Sentiste una conexión con la cultura skater?

RP: Si, por supuesto. Vi que en los skaters  hay algo que también tiene que ver con lo que sucede  en el cine independiente.  A mí me interesa todo lo que está al margen.  Yo siempre hablo de la austeridad, eso tiene que ver con el hecho de utilizar pocos elementos. Yo no necesito una mega producción. El dinero no hace que uno tenga más talento.  Por eso, en el caso de los skaters me sentí identificado. Me gusta mucho la filosofía de esos chicos, es comunidad muy amplia donde hay gente de 30 años que convive con adolescentes  y entre todos se establece  una   ayuda,  una gran solidaridad. Los grandes ayudan  a los más chicos para que no se los margine dentro de ese ámbito.

AZ: No trabajas con actores,  los protagonistas  son skaters en la vida real,  ¿Cómo lograste establecer un vinculo con ellos?

RP: A mí me gusta encontrarme con la gente, charlar. Yo tengo una forma de hablar y de entender que no tiene nada que ver con alguien de mi edad.  Esa naturalidad es la que me  permite improvisar, estar ahí y ser uno más de ellos.  La cultura skater es muy interesante, es un ámbito muy difícil para poder entrar y tener acceso. Yo hago un trabajo que tiene algo de psicológico y antropológico, implica el dialogo, conocer el entorno, estar ahí.  Yo soy como una especie de buceador de almas, indago en lo que le pasa a la gente, me fijo en sus gestos, en la manera de hablar. Los chicos con los que filmé Pendejos son seres maravillosos,  tienen un ángel especial, tienen luz, se entregaron a la cámara de una manera increíble.

AZ: En Bonus Track y 180° Grados los skaters también estaban presentes. Si  establecemos una relación entre estas dos películas y Pendejos ¿Podríamos hablar de una nueva trilogía?

RP: Todas mis películas tienen algo de eso.  El tres es un número que me gusta mucho, sobre todo al hacer películas. Lo primero que hice fue La Trilogía con Labios de Churrasco , Graciadió y 5 pal Peso ,  luego la Trilogía de Galván,  también hice una Trilogía asiática con Tarde de VeranoTarde de Primavera y Canadá , después hice el Tríptico.  Hice muchas películas que se conectan entre sí. Es algo que sucede,  las películas me van llevando a eso.

AZ: En tus últimas películas trabajabas mucho los colores, las imágenes tenían una impronta pictórica sumamente interesante desde lo visual, los colores eran profundos. En P3ND3JO5 se observa una especie de salto hacia el blanco y negro. ¿Cómo fue ese pasaje del color al blanco y negro? ¿Tuvo que ver con una decisión estética vinculada al hecho de retomar las bases del cine?

RP: Si, estoy en una nueva etapa , experimentando con el cine y ahora fundamentalmente con el blanco y negro , siento que permite que la imagen llegue mucho más porque el contraste en blanco y negro es mucho más pronunciado que el color. Me interesaba eso. Yo podría seguir dentro de esa onda pictórica con la que venía haciendo películas hasta ahora , pero tengo muchas películas y necesito buscar permanentemente cosas que me impulsen y me motiven a seguir filmando,  es  una forma de seguir creando, en base a lo que para mí es el cine.

AZ: ¿Qué cosas te inspiran en el momento de filmar?

RP: La vida. Tengo una capacidad de observación muy grande. Yo ya no veo cine, no veo películas, no veo ni siquiera las que podría tener interés en ver. Mi mente va mas rápido, me distraigo,  me disperso, pienso en otras cosas. Por eso me paso el tiempo filmando y editando mis películas.  Cuando pienso una historia soy como una especie de hoja en blanco.  Eso me lleva al origen de las cosas. Lo que hice con P3ND3JO5 remite mucho al cine mudo pero tiene cosas muy vanguardistas, hay cosas que nunca antes se han visto en el cine, es un conjunto de cosas que tengo la necesidad de hacer.

AZ: Esa cuestión ligada al hecho de mantener tus convicciones  y hacer lo que te gusta también se traslada a un público fiel que te sigue. Hay una cuestión de fidelidad en quienes van a ver tus películas.

RP: Si, eso lo noto permanentemente. Hay gente que me sigue hace muchos años, que creció con mis películas, las veían cuando  eran adolescentes,  hoy ya son adultos y van al cine a ver mis películas con sus hijos. En Facebook también noto que tal vez  hay mucha gente está lejos o me escriben de otros países y tienen un contacto  real conmigo. Se genera  un vínculo,  un acercamiento, eso es maravilloso.  Hay muchas personas que me escriben, que comentan, me demuestran su cariño y esperan mis películas todos los años. A mí me pone muy feliz  el hecho de que mis películas generen esas cosas.

AZ: El año pasado realizaste un video musical con Alejandro Schuster, vocalista de Viva Elástico ¿Cómo surgió el proyecto?

RP: Se dio algo mutuo. A ellos les gustó mi forma de hacer cine y a mí me gusto lo que ellos hacían,  tienen muy buena onda, vinieron a Ituzaingó, pasamos la tarde filmando,  fue una buena experiencia.  Me interesó  la propuesta, tenía que ver con lo que yo hago, con mi ideología. Filmé con autos y motos que pasan, eso está muy emparentado con lo que yo hago El video surgió a partir de lo que yo pensaba que tenía que mostrar. En esas imágenes ya había cosas de P3ND3JO5, está vinculado a las figuras fantasmales.

AZ: El cine implica la mirada del otro. ¿Cómo es posible confiar en lo que uno quiere contar? ¿Cuál es la clave?

RP Yo creo que todo tiene que ver con una cuestión de seguridad, eso es fundamental.  Uno no tiene que tener inseguridades.  Si uno tiene seguridad puede lograr todo. La única persona que impide que las cosas salgan es uno mismo. Yo no conozco la palabra “boicot”, no la entiendo.  No está dentro de mis palabras, no está en mi vocabulario, confió plenamente en lo que hago. Si yo digo “mañana voy a filmar una película de acción” lo voy a hacer, a mi manera, pero lo voy a hacer. Sin usar armas de verdad,  con otra visión,  con otro enfoque porque yo tengo otro idea respecto de lo que es el cine, pero además, tengo incorporado mentalmente otro concepto muy fuerte, que tiene que ver con creer lo que estoy haciendo. Uno tiene que desear, pero desear con fuerza , con convicción , siempre hay que soñar.

AZ: ¿Con qué soñás en el futuro? ¿Cuál es tu mayor deseo?

RP: Tener salud para seguir haciendo películas. Quiero seguir filmando imágenes bellas, quiero seguir descubriendo cosas que me conmuevan. Aún hoy después de más de 30 películas sigo yendo para adelante con mi visión y con mi forma de entender el cine, sigo siendo un enamorado de las imágenes.

Arecia_Octubre

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.