Que 7 años no es nada…

Luego de un letargo cuasi eterno, la banda comandada por Shirley Manson y consolidada por Duke Erikson, Steve Marker y Butch Vig, vuelve con un disco auténtico y  lineal que lleva el sello inconfundible del viejo Garbage. El grupo demuestra en Not Your Kind of People, que a pesar del tiempo, la voz de Manson y los instrumentos del resto nunca dejaron de complementarse a la perfección.

Por Estefanía Lestanquet

En épocas que el Grunge se apoderaba de la escena mundial, los adolescentes soñaban con parecerse a Kurt Cobain o a Eddie Vedder, nacía la figura de una mujer que, a su manera, también expresaría sin tapujos su rebeldía. Shirley Manson despertaba admiración y suspiros al ponerse los pantalones y tomar las riendas de Garbage, una banda que desde hace ya 18 años mezcla guitarras ásperas, sensualidad y melodías pegadizas. Restos de aquella década quedaron plasmados en Absolute Garbage (2007), rejunte obvio de canciones eternas y antecesor inmediato del álbum que hoy nos compete: Not Your Kind of People. Un disco esperado en demasía por los fans de la banda, ya que la última vez que los cuarentones se encerraron en un estudio a componer fue en 2005, con el gran Bleed Like Me.

El tiempo ha pasado para todos, la colorada ya no es la misma mujer fatal de “Run Baby Run”, ni su séquito, aquellos jóvenes rockeros modernos de “Stupid Gir”l. Las diferencias son evidentes a nivel físico de los protagonistas, pero parecen no reconocerse al escucharlos en su nuevo disco. Es que NYKOP no presenta cambios de sus álbumes anteriores, si al oírlo nos dicen que es un lado B de Beautiful Garbage (2002), lo creeríamos sin ponerlo en tela de juicio. Esto hace que sus fans queden contentos y los críticos complacientes, aunque si el fin de la placa era recolectar nuevos seguidores, se quedarán en el intento. Como también ha quedado en el camino Warner Music, ex sello de Garbage, que al demandarles un cambio en su música y conseguir un no rotundo por parte de la banda, decidieron no editarles este último trabajo. Así nació StunVolume Records y la autonomía que los trajo de vuelta. ¿Acaso alguien se imaginaría a Shirley cantando a dúo con algún rapero de moda? Claramente no.

En lo que respecta puramente a la actualidad, NYKOP comienza con una de las canciones más potentes de la placa, “Automatic Systematic Habit”, y con ella se da rienda suelta a la energía de Garbage que ellos mismos nos privaron. En la misma línea se encuentra “I hate Love”, soberbia al orden del día como solamente Garbage  puede transmitir.  Por otra parte “Blood For Poppies” y “Battle in Me”, conocidos ya por todos al ser ambos primeros singles, conservan ese gusto a hit y Pop del que reniegan los rebeldes pero no pueden evitar. Temas como “Sugar o Beloved Freak”, se convierten en las baladas usuales que le devuelven el alma a tanto fetiche.

En lo sonoro, como ya se dijo, no hay cambio rotundo, sólo se puede resaltar un mayor uso de efectos que, talvez, no hacían falta.  Son once temas más en la gran lista de la banda, quince para los más consumistas que se lleven la edición Deluxe, canciones que a ciencia cierta no proveen posteridad, pero tampoco un fugaz olvido en lo más mínimo. A nivel compositivo, la colorada cuarentona no se ha hecho aún alarde su edad y sigue escribiendo cual quinceañera, la profundidad no es el fuerte de Not Your Kind of People, y los temas de rechazo, rebeldía y desamor son moneda corriente y obvia.

La  histeria humana no reconoce fronteras y los mismos que se quejan del despojo de raíces en los nuevos discos o cambios musicales desmedidos de algunas bandas, serán los que criticarán a Garbage por la falta de innovación en el  álbum. La respuesta es subjetiva, el gusto es incuestionable pero como ellos definen en la canción que lleva el nombre de la placa “No somos tu tipo de gente, hablamos un idioma distinto”, idioma que algunos entenderán, otros harán el intento y varios jamás podrán hacerlo.//z

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *