Placard: “Podemos darnos el gusto de tener una banda de rock y moverla por nuestra cuenta”

A días de la grabación de su disco en vivo, entrevistamos a los miembros de Placard, el poderoso grupo que recorre hace años la escena independiente con su singular estilo y propuesta. Una historia de pasión, trabajo, y amistad.

Por Claudio Kobelt

“Nos sentimos muy fuertes porque nuestros amigos nos dieron un montón de amor en nuestro fin del mundo” dice Miguel “Mike” Barrenechea, guitarrista de Placard, haciendo un juego de palabras con el nombre de uno de los discos de su grupo (Amor en el fin del mundo, de 2013), y la frase no es para menos. En abril del 2015 el músico sufrió un violento robo a su hogar donde le fueron sustraídos todos sus instrumentos, equipos, pedales, cables, y la computadora donde tenía guardado el que iba a ser el nuevo disco de su banda. Barrenechea no solo toca en Placard, también compone música para comerciales y proyectos audiovisuales, por lo que este asalto cortaba dramáticamente su futuro laboral, musical, y todas sus posibilidades. Pero la ayuda llegó pronto y en forma de amistad.

No mucho tiempo después de lo sucedido -casi de inmediato- un grupo de amigos músicos comenzó a organizar los FestiMike, festivales solidarios que contaban con la participación de reconocidos miembros de la escena independiente y que destinaban lo recaudado en cada fecha a un fondo para ayudar a Miguel a recuperarse, que pudiera volver a equiparse y salir nuevamente a tocar.

La juntada tuvo éxito, y si bien no llegó a recuperar en su totalidad lo perdido ni su equivalente en dinero, logró ayudar y mucho. Ayuda económica, regalos, donaciones, estimulo, difusión, apoyo… todo sumó y Barrenechea logró volver a los escenarios, y su principal proyecto, Placard, renacía de las cenizas y más rabioso que nunca.

Placard es un grupo inclasificable, hacedor de un estilo mutante, que pasa del rock más duro al pop más dulce, con tanta distorsión como prolijidad, fuego de exploración y formalidad de canción. La voz profunda de Laura Carbajal se desata y parece guiar a esa orquesta eléctrica por terrenos poco explorados, a veces incomodos y otras veces ofreciendo justo lo que necesitas escuchar.

Carbajal –en voz y sintetizador- y Barrenechea –en guitarra y voz- no están solos. El grupo se completa con Juan Manuel Hequera en la batería y Félix Salotto en bajo. “En estas preguntas poné que las contestamos todos” sugiere Barrenechea en dialogo con Artezeta, ordenando el coro de voces, ejerciendo su rol de líder y democratizando la identidad del grupo. A días de una muy especial presentación en el Club Cultural Matienzo, donde aprovecharán a grabar en vivo su nuevo disco, nos cuentan todo sobre las claves en su sonido, lo que se viene para esta fecha tan especial, la vuelta a grabar tras la experiencia del disco robado, y sobre ese trágico incidente que los marcó.

placard 4

ArteZeta: Empecemos haciendo un poco de historia ¿Cuándo y cómo nace Placard?

Miguel Barrenechea: Nos juntamos a tocar con Laura en el 2004 y no lo podía creer. De posta.

Laura Carbajal: La primera vez que hablé por teléfono con Mike me pasó una parte de una canción suya grabada en cassette. No se entendía nada por el tubo.

MB: Era “Groenlandia”.

LC: Me sorprendió lo compenetrado que estaba en mostrarme la canción, probablemente él ignoraba que se escuchara tan mal, pero esa pasión es la que nos sigue moviendo hoy.

AZ: En todo este tiempo, dos discos: El Ep (2009), y Amor en el fin del mundo, además de algunas participaciones en compilados y homenajes ¿Por qué tantos años y solo un tan pocos registros del grupo?

Placard: Porque la música es una condensación de lo que vivís. Entre esos años nos pasaron mil cosas. Para nosotros sacar discos no fue una prioridad. Lo que no está registrado nos hizo vivir, es decir tocar en vivo, socializar y otras aventuras que también hacen a una banda. El disco es una postal del tiempo en el que el artista vive o quiere llegar a vivir. Es una captura del instante o una película. En nuestro caso no se dio así. Pero ahora nos picó el bichito del registro.

AZ: El estilo de Placard es muy particular. Por momentos es hard rock, en otros muy pop, con instantes de funk salvaje, baladas intimistas… Muy ecléctico e inclasificable. ¿Cómo contarían Uds. que hace Placard?

P: Es más o menos como lo describís, nos hallamos en ese eclecticismo. Amamos expandirnos, sin tener la necesidad de reducirnos a un rótulo. Tocamos, y cuando fluye es que vamos bien. ¿Por qué haríamos una síntesis?

AZ: Y se me ocurre que para poder contar y compartir y decir que hacen a alguien que quiera conocer, que aún no los escuchó ¿Que dicen Uds. cuando tienen que contar qué hace Placard?

P: Para los que tengan hambre de saber, Placard es un sánguche de pop en pan de rock. Nos gusta tocar fuerte y componer pensando en que a todos los integrantes nos divierta lo que tocamos.

AZ: Y teniendo este estilo tan singular, ¿Cómo sienten que encaja Placard en la escena independiente del país? ¿Hay algún otro grupo o solista de la escena actual parecido al grupo?

P: Placard es una banda que va a ver a otras. Podemos tocar con varias y combinar bien. Somos afines a propuestas de otros colegas y, a veces, sentimos reciprocidad. Este es el caso de bandas tales como Tal Banda, Mi Nave, Un Día Perfecto para el Pez Banana, Ave Tierra, Fútbol, y solistas como María Pien, Señorita Carolina, Nahuel Briones y Nico Canedo. Nos sentimos muy activos en la escena independiente. Nos interesa, la sentimos nuestra, y nos significa.

AZ: Hablando de afinidades y sonido, ¿Cuáles fueron las influencias en sus comienzos y que los sedujo por este rumbo?

P: En nuestras primeras reuniones como banda escuchábamos Machine Head de Deep Purple, Black Sabbath, el Spinetta de Pelusón of Milk, y Serú Girán. Ahora escuchamos el silencio del jardín. Nos unió el barrio -somos de La Paternal- y, para tomar este rumbo, nos sedujo la idea de que la música tocada por seres humanos triunfe.

AZ: ¿Qué artista creen nos podría servir de referencia para tratar de entender su identidad un poquito más?

P: PEZ, Illya Kuryaki, Yeah Yeah Yeahs y Mandonna (sic).

AZ: ¿Cómo surge el concepto de diseño de packaging y arte para Amor en el Fin del Mundo, que era un sobre, con estampillas, y el disco como carta?

P: El disco tardó mucho en dar los primeros pasos. Las canciones estaban y la gente no. Cuando pudimos entrar a grabarlo, hubo una pelea entre el productor y el estudio -eran socios- y nuestro disco quedó cautivo por un buen tiempo hasta que lo rescatamos. Tardaba cada vez más en terminarse, por eso nació la idea de que “vino por carta”. Y de ahí en más, nos dimos cuenta de que ese disco, como mensaje personal, podía viajar hacia todo el mundo con nuestra impronta, por eso el disco viene manuscrito y manufacturado, con distintas estampillas y el nombre de su destinatario en él. Responde también a esa forma cálida de vincularnos con público, colegas y más formas de vida. Nos quedan sólo 5 discos, los pueden pedir a placardismo@gmail.com y nos juntamos.

AZ: En ese mismo disco hay una canción llamada “Juli”, que se dice fue escrita como homenaje a Julieta Venegas, ¿Qué hay de cierto en esa historia?

MB: Cuando la empecé a componer, no sabía que iba a ser para ella. Y al mismo tiempo salió su Unplugged en MTV, y me la imaginé a Julieta Venegas tocando lo que compuse. No tuve letra en ese entonces, pero me guiaba algo de ella, quizás su cadencia. Duraba realmente un minuto: ya con letra, se la mostré a Sherman en su Feria Americana, y cuando le conté que Julieta me inspiró a cerrarla, sugirió que le incluyera una coda instrumental con acordeón. La idea nos dio ganas de meterle más música y terminó en una superproducción con muchos instrumentos y ningún acordeón, pero Juli sigue ahí. Y más que homenaje fue una canción para que le llegue. Y le llegó.

AZ: ¿Y cuál fue su respuesta?

MB: Ella tiene el disco. La esperé tras un recital que dio en la Usina del arte y le entregué la carta con su nombre escrito. Después de eso no supimos más nada, y nos gustaría saber Juli, por si estás leyendo esto.

AZ: ¿A quién le escribirían/dedicarían una canción hoy en día?

Juan Heguera: A Johnny Cash, por enseñarme que con nada se puede hacer un montón.

Félix Salotto: A Alf, por la magia.

LC: A la mitad menos uno.

MB: ¡A vos!

AZ: No hace mucho tiempo les sucedió algo realmente terrible. Estaban grabando un disco nuevo, y en un robo a la casa de Mike perdieron todo: La computadora con el material grabado, los instrumentos, pedales, equipos… Cuéntenme un poco de esto. No puedo imaginarme lo duro que debe haber sido enterarse de la perdida de algo por lo que trabajaron e invirtieron tanto, que les llevo tanto tiempo, dinero y dedicación….de la misma manera que cuesta imaginar cómo lograron sobreponerse a ese hecho y seguir, volver a empezar, a invertir, a tocar, a querer grabar todo otra vez.

MB: Estamos en una época donde el arte y los vínculos se están banalizando. Nos sentimos muy fuertes porque nuestros amigos nos dieron un montón de amor en nuestro fin del mundo. Y regresamos. Cada uno nos prestó instrumentos, sala para no dejar de tocar, tiempo, inversión y arte. Los FestiMike sacaron lo mejor de nuestra comunidad. Estamos muy agradecidos. Somos una banda que hace hincapié en los vínculos, el afecto, el contacto y otras especies en peligro de extinción.

AZ: ¿Y están volviendo a grabar ese disco robado? ¿Qué nos pueden adelantar al respecto?

P: Estamos grabándolo de a poco, a velocidad crucero. Lo van a poder escuchar este año. No es una bomba, una patada o una piña. Creo que te llama para salir, pasa puntual por tu casa, cenan papas fritas, se tientan juntos sobre todo, te acompaña de vuelta a la entrada de tu casa, justo se larga a llover entonces le invitás a pasar, duermen abrazados y quedó helado en el freezer y se ponen a hablar de que hace mucho no van al mar entonces enfilan hacia la ruta. Es un disco que quiere estar en tu vida.

AZ: Y además de ese disco, este viernes tienen una fecha muy especial en el Club Cultural Matienzo, donde estarán grabando un disco en vivo.¿Será un show con todo material inédito, con canciones ya conocidas, con algunas ya grabadas? ¿Cómo nace la idea de grabar un disco en vivo?

P: Vamos a grabar un disco nuevo que nunca escucharon, y lo vamos a hacer delante de ustedes. Esta idea nace por la necesidad de mostrar qué nos sucede ahora. Para nosotros hacer un disco es seguir dibujando la línea: el disco anterior lo presentamos en Matienzo, así que nos pareció genial grabar allí el disco siguiente. Es una apuesta hermosa para tener un recital propio y armar una experiencia diferente a cualquier presentación que hayamos hecho, tanto para el público como para nosotros.

AZ: ¿Cuál el futuro de ese registro, que piensan hacer con eso?
P:
Difusión, distribución, llenarnos de amor. Que vean la forma, energía y el quinto elemento que hacemos entre los cuatro.

AZ: ¿Cuándo planean editarlo y de qué manera?

P: Este año y atravesando todo límite.

AZ: No forman parte de ningún sello discográfico, y se mantienen gestionando sus propias fechas, manejando, difundiendo y editando su propio material ¿A qué se debe? ¿Es una decisión, una consecuencia, una política?

P: Nunca nos lo preguntamos. Creemos que puede ser una consecuencia. Todavía no se dio. Esa puerta no está cerrada, nadie la tocó tampoco. Los sellos te ayudan a encontrar un camino. Quizás en algunos casos, eso signifique “encajar” o circular en ámbitos y recorridos probados. En otros casos, quizás sea buscar formas nuevas e inéditas para exponer al artista. A veces nos ayuda gente que tiene un sello/productora, pero no somos parte de su escudería. Por ejemplo, en 2013 cerramos el año tocando en el Music Is My Girlfriend en el Konex gracias a Rock City y Scatter. Desde ese recital aprendimos las bondades de formar equipos de trabajo y recibir ayuda de amigos. Por suerte y por ahora, podemos darnos el gusto de tener una banda de rock y moverla por nuestra cuenta, aprendiendo, con todo el consumo de energía que eso implica.

AZ: ¿Y el futuro del grupo luego de este show de grabación en el Matienzo?

P: Después del show descansaremos fiero. Luego, seguiremos grabando el disco robado a base de mate y pizza fría, y a hacer gira por nuestro interior. E ir a otras provincias, claro.

AZ: Hablando del particular estilo de Placard y de este show en el Matienzo, ¿Cómo es un show de Placard en vivo?

P: Sano, gustoso y te llena de energía, una experiencia vegana sabor jamón.//∆z

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *