Phoenix Wright

NOOOOOO!!! Maté a un pibe… Ya fue, me fumo un porro y lo llamo a Phoenix Wright, el flaco que te saca de todas jajajjaa.

Por Ezequiel Heyn

 

En estos días alocados en que a uno lo pueden meter en cana por pecar para todos lados, patear cosas en la calle, caquearle birra a los chetos y meterse estupefacientes en el cuerpo, les recomiendo estar prevenidos. Mi solución: JUGATE AL PHOENIX WRIGHT.

Siendo bastante sintético, se puede decir que es un juego que combina la investigación y el ingenio, ya que uno se mete en la piel del mismísimo Phoenix Wright, un abogado defensor amateur al cual se le presentan casos que van desde lo increíble hasta lo estúpidamente ridículo. Lo extraño es que mezcla el humor, asesinatos (siempre se muere alguien), las relaciones amorosas y situaciones un tanto fantásticas de una forma armónica y bastante prolija.

El juego está hecho en 2D, la cámara se encuentra generalmente en un plano medio por encima de los personajes que hablan. Para que se den una idea, el juego es como mirar una película interactiva, en la que uno se la pasa leyendo y en determinados momentos debe escuchar los testimonios y encontrar una contradicción presentando pruebas que ya están dadas antes de empezar el caso, o que debemos buscar en un proceso de investigación anterior a sentar al testigo en el banquillo del tribunal.

La Mecánica del juego está divida en 3 partes: una que es bastante Hidden Object (se busca en una habitación objetos para ser recolectados como pruebas), otra que tiene que ver con interactuar con los distintos personajes por medio de charlas, y la última dada por la lógica y la deducción, en la que hay que analizar todo lo que dicen los personajes, presionarlos para que hablen más y mostrarles pruebas que contradigan lo que dicen. Para agregarle una dificultad, cuando uno se encuentra en el estrado, tiene un número limitado de oportunidades o intentos para resolver el caso, lo que le agrega un plus buenísimo que lo pone por encima de la mayoría de las novelas interactivas.

Créanlo o no, es un juego muy divertido, ofrece muchas horas de diversión y genera una especie de acción positiva.

En fin, si tienen ganas de jugarlo, pueden conseguirlo en la GameBoy Advance o en la NDS, sino pueden bajarse un emulador y estar chochos de la vida con eso. No les cuento más, pero jueguen loco porque las historias son buenísima onda y aunque Ud. no lo crea, muchas de esas cosas se pueden aplicar en el mundo real. DISFRUTEEEEEEEEEEEN

VerMás desdeVídeos relacionadosComentariosCompartirSendFavoritoTwitterFacebook

Arecia_Octubre

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.