P.e.l.s.: “Los shows son un verdadero viaje, nos metemos de lleno en la nave y nos vamos bien lejos”

P.e.l.s. presenta su tercer disco, Gospels. Una creación auténtica que se fue construyendo en la grabación misma y pretenden mostrar sin reparos mañana en Besares Club. Poesía y canción en una sola palabra.

Por Estefanía Lestanquet

Las influencias de una banda suelen ser la mejor carta de presentación. En este terreno,  P.e.l.s. da cátedra: desde Pescado Rabioso a Pink Floyd, pasando por los Beach Boys y Daniel Melero, si hablamos sólo de música. Pero esto no es todo, Julio Cortázar, David Lynch y Friedrich Nietzsche, entre tantos otros,  son los modestos escritores que pasaron por la cabeza de estos muchachos a la hora de componer. Nada malo puede salir de esta ensalada de talento con la que se presentan los músicos. Con tres discos en su poder, Gospels toma lugar de último y devuelve a la banda a la escena local. Antes del show, P.e.l.s. charlaron con AZ, como no podía ser de otra manera, de música, literatura y otras yerbas.

LosPelsPR2

AZ: Es curioso que Gospels haya sido compuesto mientras se grababa, una espontaneidad muy interesante en la música actual. ¿Cómo pueden describir este proceso?

P.e.l.s.: Lo que habitualmente se llama estructura de la canción (acordes y melodía) ya estaba bastante cerrada antes de grabar. Pero en una propuesta como la de P.e.l.s. la composición de los arreglos es tan importante como esa “estructura”, y toma un tiempo considerable. Ahí es donde cada músico deja del grupo deja su huella. El disco en general tiene mucha interacción entre los instrumentos, no hay mucho del formato clásico de guitarra líder/guitarra acompañamiento. Mucha pregunta y respuesta entre guitarras y teclados. Pensamos mucho en las construcciones de Television en Marquee Moon. Podés merodear con los acordes y melodía de una canción por años. Pero si querés que eso dialogue con arreglos con su propio peso melódico y rítmico tenés que trabajar bastante. Nos tomamos un año entero para concretar esta idea. Grabamos a razón de un instrumento de una canción por día. Tenemos la suerte de trabajar en nuestro estudio, Estudios NN, que es nuestro cuartel de grabación, composición y ensayo. Las letras, en su mayoría fueron escritas durante el proceso. Es por eso que las canciones están tan hermanadas, como si fueran parte de una obra conceptual, pero sin pretender serlo.

AZ: Con Gospels se reinventan, ¿Qué tiene de nuevo el disco, qué lo diferencia a sus trabajos anteriores?

P: Desde 2003 la banda cambio varias veces de formación. Desde la partida de dos de los integrantes de la versión de P.e.l.s. que grabo UGO (2009), Mauma, de Personaje Transportado y Matías Roleska de Toxipol, fueron pasando distintos músicos que dejaron su huella. La realización de Nancy y Julio (2012), producido por Pablo Vidal, fue un punto de inflexión en el sonido. Algo de aquella producción resuena en Gospels: el bajo con sonido sesentoso y los arreglos corales. Pero Gospels es más guitarrero que aquel EP, que era más bien orquestal. Gospels es el disco menos clasificable de los tres, UGO estaba más cerca del rock alternativo y Nancy y Julio era bien Phil Spector. Gospels es una incógnita para nosotros.

AZ: Son una banda de letras profundas. Hágannos, por favor, un pequeño recorrido del nacimiento de una canción.

P: Haciendo un paralelo con la reproducción humana, podríamos decir que el acto sexual en donde se produce el milagro es cuando se nos viene a la mente una porción mínima musical; una conjugación de dos o tres notas que lo determinan todo, que dan la idea de que ahí hay un futuro cuerpo. Luego el devenir va complejizando y construyendo la cosa. Las letras suelen construirse a partir de títulos, o simples palabras. Y finalmente, el momento del nacimiento es cuando se la toca por primera vez a alguien, incluyendo mascotas.

AZ: Son curiosas sus influencias literarias porque van desde Cortázar a Slavoj Zizek, ¿Qué libros están leyendo en estos momentos? ¿De qué cuento les gustaría hacer una canción y por qué?

P: Yo acabo de leer Calles y otros relatos de Stephen Dixon, un autor poco difundido en habla hispana, de hecho no había traducciones de sus libros al castellano hasta el año pasado, y he descubierto un pura cepa del cuento, impostergable para quienes disfrutan de la mano del cuento corto. Escribiría una canción que sea tranquila cuando empieza, que se vaya tranquila cuando termine y que haya sido terrible cuando se recuerde. Un tema de tres minutos al igual que las tres páginas que componen el traumático cuento “Encarnaciones de niños quemados” de David Foster Wallace

AZ: ¿Cómo serán sus próximos shows?

Nos gusta presentar los discos tal cual son, en su orden y con la misma instrumentación y arreglos. Obviamente el vivo aporta su cuota de libertad expresiva, la cual es muy difícil llevar a un trabajo de estudio. Siempre sentimos que es mucho más interesante el vivo que los discos. Los shows son un verdadero viaje, nos metemos de lleno en la nave y nos vamos bien lejos. Además este es un disco con muchos climas y psicodelia, y eso en vivo paga. Vamos a tocar el próximo 5 de diciembre, junto con la banda El Estrellero en Nuñez en Besares Club de Cultura (Besares y la vía).//∆z

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *