Santiago Khan: “Ojalá florecieran decenas o miles de revista como la nuestra”

Santiago Kahn, director de Maten al Mensajero, habló sobre los orígenes de la revista, del proyecto y de la tertulia que organizan mañana en la Galería Pasaje 17.

Por Joel Vargas

Maten al Mensajero irrumpió de manera inusitada en el mercado de revistas. Primero fue un secreto a voces, de a poco se convierte en un grito, una bandera de las letras independientes. Una de las particularidades que posee es que rescatan al folletín, y a las aguafuertes. Lo mixturan con las historietas, la poesía y con las fotografías que aporta el colectivo M.A.F.I.A., cuentan con una gama de colaboradores, pasando por escritores que están haciendo sus primeras armas e ilustradores consagrados. Mañana a las 20:30 celebran la primera Tertulia, con la escritora Susy Shock como plato fuerte.  A raíz de todo esto hablamos con el Director de Maten: Santiago Kahn.

AZ: En un mercado de revistas atestados, emprenden una empresa casi imposible: editar una revista independiente en argentina en papel sin apoyo financiero de grandes corporaciones. ¿Cómo surgió este proyecto? ¿Cómo lo financian?

Santiago Kahn: Surge del placer por la lectura, por la narrativa en un sentido bien amplio que va desde la literatura a las historietas, pasando por el relato fotográfico y la microficción. Empezamos con la premisa de generar un espacio para la circulación de esas maneras de contar, en papel, que llegue a lectores de carne y hueso que se apasionan por leer. El desafío tiene sus dificultades: la financiación es uno de los temas más complejos, sobre todo porque para salir a la calle con una publicación en puestos de diarios y revistas de Capital y Gran Buenos Aires hay que imprimir una cantidad de ejemplares enorme, entonces conlleva una inversión grande que es poco habitual en un medio autogestionado que se inicia. Venimos trabajando en el proyecto de la revista hace más de un año y a fines de 2013 hicimos una campaña en una plataforma de financiamiento colectivo en donde más de un centenar de personas hicieron aportes de dinero para una revista que saldría meses después. Sirvió para convencerse y convencer a todos y todas de que hay lectores para una iniciativa como la nuestra y que pueden comprometerse con una revista que los respeta como lo que son: gente que ama leer, escribir, compartir historias.

AZ: Entonces viendo que editaron un producto el cual, a priori, parece que no tienen competencia directa ¿Cual es la planificación que hicieron para llevarlo adelante? Cual consideran que es su mercado, su competencia?

SK: Lo de la ausencia de “competencia” es relativo. Vemos un mapa de revistas en las que la prioridad nunca suele ser la narrativa pero, sin embargo, hay por lo menos una decena de publicaciones con las que sentimos que nos complementamos. Por ejemplo, Revista Velociraptors. Somos fans totales de esa publicación y creemos que alguien que lee una puede leer la otra, porque tienen enfoques y temáticas distintas. Pero si te ponés a buscar revistas literarias lo que sobresale son revistas “sobre literatura” o de crítica literaria, que no es lo que nosotros elegimos encarar. Hay cosas de Lamujerdemivida o FIERRO que tenemos en común (publicación de textos inéditos o de historietas). No sé si hablaría de “mercado”, creo que lo que hay una avidez por leer y una dificultad generalizada para encontrar, en los puestos de diarios, publicaciones que ofrezcan estas alternativas. Lo decimos en el Prólogo del número 1, que hace las veces de Editorial de la revista, ojalá florecieran decenas o miles de revistas como la nuestra, para poder leer, elegir, polemizar y seguir publicando.

AZ: ¿Esperaban la repercusión y el entusiasmo que está generando la revista?

SK: Esperábamos que la revista llegara a quienes puede interesarle. Creemos que de a poco se va logrando. El entusiasmo de les lectores es contagioso: el boca a boca es clave para la subsistencia de un proyecto hecho a pulmón. Por eso, en la antesala de la llegada del número 2 a los puestos de diarios, creemos que todavía hay mucha gente que puede estar aterrizando en el proyecto y tiene que poder leer el #1 de manera libre (está disponible en nuestra propia web) o conseguirlo en Librerías o pidiéndola a nuestro mail para recibirla por correo. Son revistas coleccionables en el sentido estricto de que no tiene fecha de vencimiento, como le puede pasar a un diario o a una publicación que específicamente se dedique a la coyuntura. La impronta de textos narrativos hace que sean un poco atemporales en un punto y por otro lado sean testimonio de nuestra época. O al menos eso intentamos…

AZ: En esta era del revival, de lo retro. Son una suerte de rescatistas de géneros en desuso, tales como: folletín, aguafuertes, etc. Lo interesante es que no lo hacen con una mirada romántica si no que estánaggiornados a esta época. ¿Por qué esa decisión? ¿A qué publico apunta?

SK: Decidimos recuperar géneros o estilos de contar que creemos que pueden ser útiles para narrar hoy. Pero, sobre todas las cosas, volvemos a las cosas que creemos que conectan con un tipo de lectura actual. Los folletines, en tanto novelas por entregas que podían salir en revistas o diarios, no están en boga actualmente, pero sí lo están las series de televisión. La estructura narrativa de leer algo por capítulos no es nueva pero no significa que por eso deje ser valiosa para poner en juego historias. Pero no solo en los tipos de textos está el “revival” para recuperar el término que usaste, también en los géneros. Nos permitimos dar lugar a la fantasía como en la historieta “El bar de la mesa 3” de Chelo Candia (un gran historietista patagónico) que comparte revista con una de extraterrestres, un melodrama o un western (como el de Kráneo que sale en el número 2).

AZ: Y a su vez rescatan las tertulias ¿En qué consisten?

SK: Lo de las tertulias es nuevo. Este 20 de junio debutamos con una invitada de lujo, que es colaboradora de la revista: Susy Shock. Poeta, cantora, narradora, multifacética. Es una artista total. Fue una de las primeras que contactamos para la sección de folletines (estamos publicando “La Loreta” en nuestras páginas) y desde nuestra profunda admiración también el gusto de tenerla en esta actividad. A diferencia del Lanzamiento de la revista que hicimos a fines de abril, acá la Tertulia es el espacio del encuentro, de la palabra, narrada y cantada, en copla o en folletín, y una excusa más para celebrarnos mutuamente como comunidad de lectores.//z

Arecia_Octubre

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.