Oasis: un playlist

Celebramos los 20 años de (What’s the Story) Morning Glory? con un puñado de sus mejores canciones y otros grandes éxitos de los hermanos Gallagher.

Por Walter Lezcano

 1

Los calendarios, lo sabemos, son impiadosos. Pero nosotros, los mortales, tenemos memoria y generalmente se trata de un ejercicio melancólico, por momentos doloroso. Pero con la música, el hecho de recordar siempre se vuelve un puro presente. Uno tiene la hermosa sensación de estar en el corazón de la experiencia. Ponés un tema viejo, de tu adolescencia, ponele, e inmediatamente lo que estás viviendo se vuelve más emocionante. Alquimia pura. Es una sensación increíble.

2

20 años. Repito: 20 años. El tiempo pasa: levantemos nuestras copas y que no se derrame ni una lágrima. Todavía estamos vivos, creo. En este 2015 se cumplen dos décadas de la salida de uno de los mejores discos de los noventa: (What’s the Story) Morning Glory? Con este trabajo, lanzado el 2 de octubre del 1995, Oasis conquistó, tal vez definitivamente, el mundo. Su primer opus, Definitely Maybe, nos mostraba a una banda que tenía como meta irrumpir en la escena rock universal y recuperar el páthos elegíaco y esperanzador, y, por supuesto, algo infantil, que había perdido la música popular en manos del grunge de Nirvana y Pearl Jam. Con (What’s the Story) Morning Glory? demostraron de qué estaban hechos: de ambiciones desmedidas, influencias perfectamente reconocibles (Beatles, Stone Roses, Kinks, Sex Pistols, Bowie, y esa clase de sonidos británicos) y de una actitud imbatible. Un trago perfecto.

what-s-the-story-morning-glory-cover

Lo que vino después es una historia conocida y retratada: los hermanos Gallagher triunfando como pocas bandas en la historia de la música y con todos los condimentos para hacer el mejor Behind the music: hits, dinero, peleas legendarias, cambio de integrantes y una patética separación.

Pero más allá de eso, del circo Pomelo del rock, siempre estuvieron las canciones. Y algunas de ellas, como “Wonderwall” o “Don’t look back in anger”, rozan la perfección. Es por eso que tienen sentido volver a esa discografía y armar nuestro propio compilado y darle un orden que nos conmueva y con suerte se puede convertir en el soundtrack perfecto de nuestros días insoportables en los que batallamos con la burocracia cotidiana.

3

Estos son los temas de Oasis que tengo en mi celular.

 “Stay Young”

Un tema que fue lado B y luego tuvo su aparición estelar en el disco The Masterplan. “Stay Young” es un tema simple, sencillo, pero que tiene muchas ganas de hacer sentir bien al oyente y no podía haber sido compuesto más que por Oasis. Tiene una letra en la que Noel Gallagher se muestra paternalista y baja línea. Pero es una línea, por suerte, que busca fortalecer a los pibes. Este tema lo tocaron en vivo muy pocas veces. Andá a saber por qué.

“Talk Tonight”

Oasis estaba de gira por segunda vez en USA y Liam y Noel, aunque no lo crean, se pelearon. Así que Noel pensó en dejar la banda y se fue a pasear solo, durante una semana, para decidir si seguía o abandonaba. Durmió en hoteles desconocidos y se metió en el corazón del Imperio, un país que en ese entonces no conocía muy bien. En uno de esos lugares, se relacionó con una pareja joven que le contó su historia de amor. Eso lo inspiró a componer esta bella canción que, tranquilamente, uno puede tocar en un fogón y quedar como un héroe con la persona que le gusta.

“Slide Away”

El tema de Oasis preferido de Paul McCartney. Una canción del primer disco que levanta vuelo y deja de ser una simple balada por una cuestión simple: la voz resentida y casi molesta de Liam. Con una lírica que habla sobre un pedido fuga y entrega, él lo convierte en una orden sin posibilidad de negociación.

“Cast No Shadow”

Dedicado a Richard Ashcroft, Cast No Shadow es una canción sencillamente adorable que tiene unos arreglos de cuerdas precisos, y, por otra parte, es un tema que puede linkear con “Whatever”.

“Fade In-Out”

Be here now es un disco que vendió mucho y no le gustó a nadie. Ni siquiera a Noel Gallagher, según consta en Wikipedia. Pero esta canción me parece que se puede salvar del fuego. Tiene vuelo y un vaivén de furia y calma creada por las guitarras que suenan, por momentos, muy fastidiosas y hastiadas.

“Mucky Fingers”

Una de las mejores canciones de Don’t Believe The Truth. Otra de las cantadas por Noel. Y acá hay algo lejano del Lou Reed de Velvet Underground en White light/ White heat pero pasado por un filtro ATP. Si hay algo que siempre supo Noel es de dónde robar. Algo que deberían aprender más los escritores contemporáneos.

“Born on a Different Cloud”

Las grandes bandas tienen eso: sacan un disco horrible pero hay tema que la rompe. Born on a Different Cloud, del disco espantoso Heathen Chemistry, es uno de esos casos. Psicodelia, porro y una clara referencia a los Rolling Stones. Vale la pena ponerla en repeat un domingo de resaca y dolor. Y, por supuesto, sobrevivir.

“Gas Panic!”

Un tema de ese disco extraño llamado Standing on the Shoulder of Giants. Es decir, todavía había arrogancia pero no tenían con qué bancarla si nos dejábamos llevar por las canciones nuevas. Sin embargo, al escuchar este tema uno percibe la búsqueda de Oasis de trascender los cercos del pop de masas que siempre cultivaron con orgullo. “Gas panic!”, tema que habla de la fafafa, intentó ser un hit pero no prendió en la gente. Pero, bueno, existe el tiempo y, se nota, es una canción que envejeció muy bien.

“Acquiesce”

El riff del comienzo es reconocible de inmediato. “Acquiesce” también fue un lado B pero que siempre tuvo ese encanto imperecedero de los hits. Y por otra parte tiene una de los mejores acoplamientos entre las voces de Liam y Noel. Cuando el mayor ingresa a la canción y dice: “Because we need each other”, es imposible no hacer pogo.

“Some Might Say”

Así como los Rolling Stones tiene “Honky tonk woman” y The Stones Roses a “Made Of Stone”, Oasis tiene “Some Might Say”. Es decir, una canción donde se consuma todo el universo estético, e incluso ideológico-político, de una banda. Todavía sigo sin entender de qué habla la letra: “Gracias por los peces”, dice uno de los versos. Pero me gusta.

“I Believe In All”

Este es uno de los compuestos por Liam. Salió como bonus track en la edición japonesa de Dig Out Your Soul. A mí me parece mejor que “Songbird”, pero lo podemos charlar. Hay algo en ese golpeteo rítmico insistente que me atrae como un mantra. La letra no tiene nada atractivo, de todas formas seduce. El formato canción puede producir esos raros fenómenos. Mi teoría es que esta canción es la precuela de Bring The Light del proyecto solista de Liam: Beady Eye.

“Cigarettes & Alcohol”

Cada tanto ocurre: unas palabras se logran captura el zeitgeitst de una época. Yo creo que Oasis lo logró, a principio de los noventa, con esta canción. “¿Es mi imaginación o al fin conseguí algo por lo que dar la vida?”, se pregunta al comienzo Liam y llama la atención que un tema que toca cuestiones trascendente y vitales tenga un nombre banal. En fin. Este es el mejor tema de Oasis por la potencia de sus riffs, por la lírica eterna, porque Liam, según se cuenta, encontró en esta canción su estilo de canto y porque es imposible no sentir, una vez que termina, que podés comerte el mundo de un bocado.//z

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *