ÑÑÑÑ: “Estaría bueno ver qué pasa si de repente desaparece Internet”

El dúo santafesino rompe las divisiones entre rock y electrónica en relación fraternal con la computadora. Una charla sobre sus discos cortos e intensos, su net label Repelente Discos y la atracción por los extraterrestres.

Por Gabriel Feldman

José Hernandez y Pablo Bantar son ÑÑÑÑ. Con una guitarra, un teclado, un joystick intervenido, la computadora como aliada y una batería austera engendran desde la ciudad de Santa Fe algunas de las canciones más lúcidas que se pueden encontrar en este momento en nuestro país. Su nombre llama la atención, es gráfico, caprichoso y queda dando vueltas en la cabeza. Nadie sabe cómo pronunciarlo, ellos tampoco. Pero con una vida activa en redes sociales,  tres discos editados y algunos hits como “El Problema de la Hipocresía” a Google se le hace fácil ubicarlos.

Son una ametralladora. Álbumes cortos y certeros. Sin rellenos, sin hacerte perder tiempo. Se auto-etiquetan como “Música mutante”, una muestra soberbia de cómo la canción de rock que ama la distorsión se puede cruzar con la electrónica, apropiarse de la rave, los sampleos y algunos juegos con interferencias (la falla y la falta en un sentido amplio, y el glitch en particular, son rasgos constitutivos de su universo temático y estético). A su vez, algunos de sus relatos los podríamos enmarcar con displicencia dentro de la ciencia ficción, o mejor, dentro de Internet y su cultura. Qué otra banda podría cantar: “Necesito piel / necesito humor /necesito ser / necesito un clon / lo que puedo ver no enmudece en mí /  no enmudece en vos / no es sorpresa / ahora más que nunca veo que / necesito piel / necesito humor / necesito que / mates a mí clon / pienso como él / piensa como yo / la revelación se presenta / ahora más que nunca veo que…” El 9 de julio se van a presentar en el marco del festival Independencia Viva en el Club Cultural Matienzo.
INDEPENDENCIA VIVA

AZ: Leí que antes tenían otra banda y como siempre había alguno que colgaba, lo reemplazaban por la computadora. Después ya se largaron ustedes dos. Todavía persisten ciertos prejuicios en cuanto al carácter “artificial” de la tecnología. ¿Qué terminó de darles confianza para largarse?

Ñ: No tenemos prejuicios de tocar con máquinas, es una herramienta más. No tiene que ver con tratar de emular a músicos faltantes, es parte del criterio estético que armamos el de usar capas de sonido tocadas en primer plano y programación rígidas. Nos largamos así porque nos pareció que podíamos aguantar los recis siendo dos, encaramos los vivos con intensidad y, en definitiva, eso es lo que empuja. Usamos lo que tenemos para plasmar lo que estamos buscando, no nos detenemos a pensar que una computadora no es un humano, eso ya se sabe. Directamente la usamos como terminal de señales para tocar como nos gusta.

AZ: ¿Cómo eligieron el nombre de la banda? ¿Se puede pronunciar o estamos condenados a ser Homero queriendo decir “ctrl”?

Ñ: No hay tecla cualquiera… muchas compus no tienen “ñ”, cada uno lo pronuncia como puede, es para mirarlo más que para decirlo. La ñ era como un guiño a la banda anterior en la que tocábamos (doñamara) después fue tomando otros significados. Está bueno que cada uno lo entienda por el lado que le parezca. Puede ser un sonido, una expresión de internet o algo visual que usamos para identificar la banda, un nombre.

F02

AZ: ¿Sienten alguna cercanía con la tradición musical de la ciudad (la trova rosarina, por ejemplo)?

Ñ: Aclaración, la banda se formó en la Ciudad de Santa Fe, la trova no nos llegó tanto. Igual incorporamos elementos de todo lo que nos gusta, hasta cosas no musicales, aunque muchas veces no se perciban. Sí sentimos una relación con las bandas alternativas contemporáneas de la zona, como una gran influencia colectiva.

AZ: ¿Cómo nace Repelente Discos? ¿Cómo funciona?

Ñ: Repelente Discos nació porque queríamos que los discos que hacíamos independientemente estuviesen en algún tipo de plataforma que los contenga y como en Santa Fe no existía ninguna no nos quedó más que hacerla e invitar amigos que estaban en la misma a sumarse. Funciona como net label, las ediciones físicas son limitadas de colección y le damos más pilas a la parte de hacer recis/ciclos/fiestas, que es una manera más directa de promover la música y generar movida. Por ahí se tarda mucho en terminar un disco y publicarlo, y tocar en vivo se puede hacer con más frecuencia.

AZ: ¿Por qué piensan que hay cada vez mayor presencia de sellos pequeños?

Ñ: Hay más sellos independientes por muchas razones: la cultura “hazlo tú mismo”, que las bandas se dieron cuenta que eso de pegarla no existe más, que no hace falta fabricar miles de CDs para mostrar la música, bandcamp, algunos sellos indies son más específicos en cuestión de género y eso está bueno si querés apuntar a un tipo de público, y sigue así…

AZ: Su álbum anterior se llama Territorio. Por la estética general de la banda y las diferentes texturas e idiomas que usan para armar sus canciones ese Territorio más que Santa Fe, la ciudad, etc., parece ser la red. ¿Internet es su hábitat natural? ¿Se podría imaginar ññññ offline? ¿Es posible pensar hoy en día una banda offline?

Ñ: Nuestro hábitat es el vivo ahí cuando acontece, en Internet está la ficción de ññññ. Los discos y videos son como recortes que tratan de reconstruir algo que ya pasó. De todas formas vivimos parte del día en Internet, hasta parece que siempre estuvo, se puede llegar a volver muy confuso en algún momento. Estaría bueno ver qué pasa si de repente desaparece la red. Sería desgarrador para muchos. Nosotros seguiríamos tocando igual, volveríamos a pegar afiches y hacer stencils en la calle para difundir. Tranquilamente se puede pensar una banda offline, hasta puede llegar a ser más llamativo. A veces se abusa de las redes y en vez de sumar se resta.

AZ: En el imaginario, al derrotero que uno puede tener en Internet se le contrapone una escucha atenta y un ritual que antes había con el objeto disco. Sin embargo se sigue pensando la obra en formato disco con un tiempo promedio de 40 minutos. Ustedes logran condensar su música en formatos de alredor de 20 minutos de duración. ¿Piensan en eso a la hora de componer?

Ñ: Nos sale así, pero también lo pensamos. Venimos cómodos publicando de a 6 tracks que sinteticen lo que estamos haciendo en ese momento, nos da lugar a poder ir sacando material con más frecuencia y no colgarla tanto, claramente sintetizar es un objetivo. En los discos largos suelen haber temas con la misma onda o muy parecidos haciendo bulto. Nosotros vamos más por el lado de que cada álbum tenga una paleta variada pero breve, que no se haga largo y que te deje con ganas así lo volvés a escuchar.

AZ: ¿De dónde nace la atracción por lo sobrenatural y lo extraterrestre?

Ñ: De lo que se puede ver y de lo que no se puede ver, la imaginación misma, sumado al bombardeo en cine, libros la tele, video juegos… En fin, delirio místico fase 4.

AZ: ¿Qué full album, canción o video les gustaría que las recomendaciones de Youtube incluyeran en reproducción automática a continuación del suyo?

AZ: ¿Vieron alguna vez un Ovni?

Ñ: No…pero vimos muchas películas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *