Mi primera remera rockera

Por Ariel Winograd

Cuando tenía catorce, quince años, empecé a coparme mucho con lo que era todo el movimiento del Buenos Aires Hardcore, con muchas bandas que surgieron del Mentes Abiertas, este mítico disco donde estaban 2 Minutos, Diferentas Actitudes Juveniles (D.A.J), No Demuestra Interés (N.D.I), Buscando Otra Diversión (B.O.D), Existencia De Odio (E.D.O). Empecé a ir a Arlequines, Cemento, Di Schule, donde los recitales parecían un show de Xuxa, en el que todos los que sabían cantar se subían al escenario y todos los cantantes, los bajistas, los guitarristas y los bateristas tenían una onda con todo el mundo, formándose una cosa muy de amistad, muy inconciente y conciente a la vez.

BAHC entradaEsas bandas no tenían ropa. Existía el logo de BAHC, existía el New York City Hardcore, Sick Of It All, Biohazard. Había remeras inclusive de los Ramones –obviamente-, de Dead Kennedys, pero no existían las remeras de las bandas argentinas. Había un chico que se llamaba Sergio Cleres, alias Papel, que era un gran talento dibujando. La primera vez que vi una remera de B.O.D, que era como mi banda favorita, me acuerdo que dije, ¡wow!, dónde la consiguió, dónde la compró. En la Bond Street no había. En ningún lado había. Pasamos muchos fines de semana viendo cómo las dibujaba, y en un punto me empecé a copar en hacer mis propias remeras.

Había una canción de B.O.D muy representativa, “Justiciero”, que hablaba sobre el ingeniero Santos. Y habían inventado este personaje que era el Pibe Core y El Justiciero, un robotito que si lo tengo que dibujar ahora lo puedo dibujar de memoria. Me acuerdo que me hice la remera del Justiciero y atrás decía “BOD: Buscando Otra Diversión”. Mi primera remera rockera.//z

Ariel Winograd (Buenos Aires, 1977) es director, guionista y productor de cine. También dirigió videos de Massacre (“Te leo al revés”) y Los Tipitos (“Algo”). Sus largometrajes son Cara de queso (2006), Mi primera boda (2011) y más recientemente Sin hijos (2015).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *