Más acá de toda palabra

Desde Córdoba llega Un Día Perfecto Para El Pez Banana, un quinteto que bajo la producción de Manza Esaín ya editó SUBA, su álbum debut.

Por Claudio Kobelt

“La posibilidad de sonreírle a una idea y apropiarla, siempre será mi forma de construir”, canta una pequeña y conmovedora voz al frente de Un Día Perfecto Para El Pez Banana, y le da así comienzo a SUBA, un disco bellísimo, repleto de luz, ternura y calidez.

Con ese dulce timbre vocal como guía, nos adentramos en un mundo de canciones de amor y búsquedas. Musicalmente ricos, casi millonarios en melodías, su arquitectura musical abarca infinidad de géneros e influencias que podremos reconocer pero no distinguir en particular. Esa andanada de sonidos, a veces jazzeros, progresivos, cancioneros, y siempre tan pop son las que vuelven a Un Día Perfecto… en una banda poderosamente encantadora. De encanto, de hechizo.

Es difícil detenerse en una canción en particular cuando un disco es tan parejo e irresistible track a track. Canciones como “Fantasma”, “México”, “Mañana”,  “Los Reyes de la Ciudad”, “La Ola” se destacan sobre las demás por una excelente construcción melódica y sonora. Con una lírica poética y sensible, y una banda que experimenta sin dejar de sonar ajustada.

Un día perfecto… es, junto a bandas como Otoño (Mendoza), Nieva Adentro (CABA) y sus coprovincianos Oh Jaqueline  entre otros, parte fundamental de un grupo de artistas que está haciendo que el término “pop” deje de ser una mala palabra vinculada solo a lo comercial y masticable por la industria sino un género puro, alegre y a la vez melancólico. En constante evolución, siempre bailable y con contenido. Este es un grupo que ilumina, con canciones con el poder sublime de cambiar el ánimo, y lograr que tengamos, apenas los escuchamos, un día perfecto.//z

Un comentario en “Más acá de toda palabra

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *