Marcos Díaz: “No tengo grandes herramientas pero trato de sacarle el máximo provecho a cada una de ellas”

Entidad Animada es el nuevo proyecto de Marcos Díaz, integrante de Bosques y Sué Mon Mont. Loops, samplers, psicodelia, dream-pop y nostalgia por la primera infancia. 

Por Gabriel Feldman

Placa USB de dos canales, dos micrófonos, teclado, guitarra, bajo, samplers, encontrar sonidos inesperados procesando cosas a mano. Grabar, reciclar, re-grabar, editar. Hecho en casa, lo-fi con gloria. En poco tiempo, con el apoyo de Fuego Amigo, su bandcamp se llenó de música y carátulas llamativas. Primero Nubosidad Variable y Testimonios Circulares, hecho en un 99% con un Casiotone Mt-100 prestado. Ahora, con el flamante Calypso Club encontró la síntesis del proceso que empezó con unas grabaciones encajonadas. El gusto por la psicodelia alemana de los ’70 y el pop espacial británico de los ’80 intervenidos con la estética 8-bit, las atracción por fenómenos paranormales y el recuerdo de viejas novelas de Telefe. Un viaje sonoro personal donde Gabriel Corrado se transforma en un Carl Sagan seductor.

AZ: ¿Cómo surgió Entidad Animada, si bien es tu proyecto “solista” tampoco es “Marcos Díaz”?

Marcos: El proyecto surgió de forma espontánea, teníamos una fecha con Bosques en Mar del Plata y el organizador (Isaac de Pistilo Records) me invitó a tocar en solitario el día anterior, así que junté unas grabaciones que tenía por ahí, les terminé de dar forma y subí ‘Grabaciones 2012 / 2014’ bajo el nombre de Entidad Animada, para que esa presentación no sea tan fantasma. Después me copé y la seguí.

AZ: ¿Antes de dedicarte a la música tenías otros planes?

M: Sí, hice dos años de artes visuales y dejé, luego hice dos años de música en un conservatorio de música popular y volví a dejar. Actualmente estoy cursando la carrera de diseño gráfico, y espero terminarla.

AZ: ¿Cómo recordás tus inicios musicales profesionales?

M: Si bien toco en bandas desde los 14 años, mis inicios profesionales en la música se dieron sin dudas cuando formamos Bosques con JC [Juan Cruz Del Cerro] en el 2009. Empecé a aprender y a entender todo el trabajo, sacrificio y gratitud que lleva tener un grupo musical independiente.  

Recuerdo ese comienzo con mucho cariño. JC y yo tratábamos de hacer la música más honesta y psicodélica que nos saliera. Arrancamos en el under del under local, sin conocer a nadie del ambiente, tocando días de semana a las 4 de la mañana en antros amigables y otros no tanto, para algunas pocas personas. Cuando tuvimos nuestro primer disco hicimos una tirada de 300 discos con todas tapas distintas, hechas de fotocopias intervenidas y escritas a mano. Los regalábamos en los shows a la gente que íbamos conociendo. Fue una buena época.

 AZ: ¿Qué es lo que más te gusta, componer, grabar, presentarlo en vivo?

M: Disfruto de todos los procesos, creo que tocar en vivo es lo que más disfruto aunque escuchar un disco propio, terminado, por primera vez, es algo único.

13170768_893039914176013_794632090_o

AZ: Lo etiquetás humildemente “bedrooms recordings”, vos también participás de otros proyectos donde predomina un espíritu artesanal. ¿Cómo es el proceso de composición? ¿Qué herramientas utilizas?

M: Ninguno en particular, van surgiendo ideas o experimentos que voy grabando y cuando consigo algo que me gusta, profundizo y grabo algunas cosas más encima. Generalmente grabo todo en mi casa, con una placa de sonido externa y un par de micrófonos. No tengo grandes herramientas pero trato de sacarle el máximo provecho a cada una de ellas.

AZ: Testimonios Circulares (2015) se lo dedicás a Dieter Moebius, ¿te acordás de algún disco que te haya influenciado para empezar a experimentar con las texturas y la amplitud de distintos sonidos?

M: Varios que descubrí en la misma época como Neu! 2 (1973), Sowiesoso (1976) de Cluster y Musik Von Harmonia (1974)  de Harmonia. Justamente Moebius participó en dos de los discos mencionados. Testimonios circulares salió algunos días después de su deceso, por eso la dedicatoria.

AZ: El nombre que usás, muchas de las imágenes y títulos que pones hacen alusión a la presencia alienígena, teorías conspirativas o lo desconocido. ¿De dónde nace esa fascinación por lo extraterrestre y los fenómenos paranormales?

M: Desde pequeño me veo atraído por los fenómenos paranormales, desconozco de donde surge mi interés hacia ellos, pero sin duda es un tema recurrente en mis discos. Me gusta coleccionar libros o revistas que hablen del tema. Creo en que la mayoría de las cosas que no podemos entender o explicar de la evolución del ser humano tienen que ver con factores extraterrestres.

 AZ: ¿Tuviste alguna experiencia cercana con un fenómeno paranormal? ¿Viste un Ovni? 

M: Con Bosques fuimos a la Patagonia en varias ocasiones a grabar y a tocar, y vimos luces raras en el cielo en la cima de una montaña en particular que durante el día se podía ver claramente que estaba deshabitada, que no había actividad allí. Pero durante la noche se veían constantemente luces que parpadeaban y se movían en la montaña y sobre ella. Creer o reventar.

 AZ: ¿Qué música estuviste escuchando últimamente?

M: Algunos discos que escuché últimamente son: Joe Gibbs & The Professionals – African Dub All-Mighty Chapter 3, Höga Nord Rekords – Singles Collection Vol. 1 (vía Volante Discos) y los demos de Panda Bear Meets The Grim Reaper.

 AZ: Tocás en Bosques, Sué Mon Mont, colaborás en el trabajo con distintos sellos, ¿Cómo ves lo que pasa alrededor? ¿Te sentís parte de una generación que participó en una renovación? ¿Te ves como parte de una escena particular?

M: No se si me siento parte de alguna escena en particular pero sí de una generación que participa activamente para que exista una renovación y que ayuda o tomó la posta de generaciones anteriores para que se siga renovando y creciendo.

Siento que estamos en una época musical muy rica, marcada a fuego por la autogestión, la amistad y las ganas de hacer. Uno puede salir a ver bandas cualquier día del año, al menos en capital, que es por donde generalmente me muevo.

Siempre hay una movida, una muestra o un encuentro y por más que cierren lugares, los mismos artistas o público son los encargados de generar nuevos espacios. También hay gente generando escenas y movidas muy buenas en el interior del país, por ejemplo en Córdoba, Rosario, Posadas o Bariloche y me fascina y celebro esa idea de descentralización, que crece a pasos agigantados.

a0882449268_10

AZ: ¿Cuál sería el lugar ideal para presentar tu música en vivo? 

M: Me gustaría tocar de día, en la montaña o en un bosque. El año pasado toqué en el Parque de la Memoria, en el marco de las Sesiones Solares, organizadas por los chicos de SINTE, que hacen encuentros al aire libre, en distintos lugares, y todo energizado por paneles solares. Una propuesta muy interesante y enriquecedora, ojala se repita.

AZ: ¿Cuáles son las dificultades de llevar adelante un proyecto musical en la ciudad de Buenos Aires?

M: Siempre hay dificultades de todo tipo, principalmente económicas, logísticas y políticas. Pero por suerte hay un montón de gente, bandas y sellos discográficos que ayudan desinteresadamente y logran contrarrestar esas dificultades.

AZ: ¿Qué full álbum, canción o video te gustaría que las recomendaciones de Youtube incluyera en reproducción automática a continuación del tuyo?

M: Actualmente luego de mi último disco, Calypso Club (2016), se reproduce automáticamente Enêrgeia (2015) de Los Días, y está bien así, es un gran disco.//z

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *