Luna Park a puro rock and roll

En el marco del lanzamiento del boxset 60×60, el miércoles 29 de agosto, Charly García inició su serie de tres conciertos. Con un show impactante, y sumamente emotivo, 5.000 personas palpitaron al ritmo de sus melodías.

Por Nayla Madia

Luego de presentarse en Tucumán y Salta,  Charly regresó a los escenarios porteños para deleitar al público con lo mejor de su repertorio.

El pasado miércoles, cerca de las 21 hs en la esquina de  Corrientes y Bouchard, miles de personas con entradas en mano , parches y remeras say no more, esperaban muy entusiasmados  ingresar al estadio y poder ver en vivo a una de las figuras más importantes del rock argentino. Este genio indiscutible – creador de  maravillosos discos  e ídolo  de tantas generaciones que crecieron con sus melodías – lleva cuarenta años de carrera artística y eso sin lugar a dudas,  es un gran motivo para celebrar.

Con una  magnifica puesta en escena, el Luna Park fue cubierto de telas brillantes y varias pantallas Led  – ubicadas a los costados del escenario- que reproducían un video en el cual  García conversaba con Marilyn Manson,  Poco a poco,  el estadio se fue llenando , el público estaba ansioso y pedía a gritos que el gran prócer del rock se haga presente,  los  coros de  la gente eran  cada vez mas  enérgicos  e  indicaban  que no sería una noche más.

A las 21.30 las luces se apagaron y  el  músico salió al escenario junto a una  banda de lujo  : Fabián vön Quintiero (teclados); Carlos García López (guitarra); Kiuge Hayashida (guitarra); Carlos González (bajo); Tonio Silva Peña (batería); Rosario Ortega (coros); Fernando Samalea (bandoneón y vibráfono); Alejandro Terán (viola); Julián Gándara (chelo)  y Christine Brebes (violín) .Tras una infinidad de  aplausos, el show inició con una  excelente versión de “Rock and roll yo”  (canción del disco lanzado en el año  2003 y  dedicado a  María Gabriela Epumer). Al finalizar el tema,   Charly  le dio la  bienvenida al público: “Buenas noches Luna Park, la receta para el día de hoy es rock and roll, tango y una pátina de música clásica. Nosotros les regalaremos el corazón, espero que los latidos sean suyos, Say no more”, expresó.

Después de este  esplendido comienzo, el músico continuó con “Tango en segunda”,  canción que se fusionó con  “El amor espera”.  A continuación  sonó “Yendo de la cama al living”, con una impresionante intro  de piano  que- una vez más-  demostró el virtuosismo del genial artista. Se trató de  un momento sumamente sublime. Tambien hubo lugar para canciones como “Plateado sobre plateado”, “Asesiname”, y “Pasajera en Trance”.

El clima intimista del concierto fomentó el dialogo con los espectadores.  En un segmentó del recital,  García expresó  “que lástima que no vino Nito”.  En ese momento, tuvo lugar la primera sorpresa de la noche: las luces comenzaron a enfocar a los espectadores, varias personas del público comenzaron a señalar a Mestre, quien se hallaba sentado entre ellos. Fuertemente aclamado por los espectadores, el cantante y compositor subió al escenario.  Sorprendido, Charly le preguntó“¿viniste de público?”. La  genial dupla ofreció una conmovedora versión de “Instituciones”. A continuación, llegó Rezo por vos”, “un tema dedicado a  Gustavo, dijo Charly. Varias imágenes de Cerati se fueron sucediendo en pantalla. La intensidad de esta canción cubrió el estadio,  mientras  el músico cantaba acompañado por el público.

De pronto, el tango se hizo presente.  Mediante  la combinación de  un  fantástico segmento de cuerdas y el sonido de un destacado bandoneón comenzó a sonar  “Canción de 2 x 3”. Posteriormente,   llegó  la majestuosa  “Anhedonia”,  una  canción que logró estremecer al público con un fragmento sumamente poético (“El amor cambia tu sangre  porque la noche es tan suave y el tiempo feliz “). Muy relajado y divertido, el músico comenzó a jugar con un colorido teléfono de plástico al que ubicó encima de su teclado  y así, con una suerte de parodia  sobre  los tiempos modernos y el uso de la tecnología,  comenzó a sonar   “Cerca de la revolución.”.

Cuando finalizó la canción, Charly anunció:Compartiremos un pedacito de la película Un perro andaluz de Luis Buñuel y Salvador Dalí”. El surrealismo se hizo presente generando un torbellino de sensaciones. Luego de este intervalo, los músicos volvieron al escenario y Charly detalló: “voy a invitar a un hermano”. Todos los presentes quedaron fascinados al ver a  David Lebón sobre  el escenario.  Con su guitarra en mano, Lebón  desplegó todo su talento, brindando unos potentes riffs que dieron lugar a  una fantástica versión de “Sueltate Rock and Roll”, una canción arrasadora y sumamente  cautivante.

Tras una gran ovación,  Charly  expresó  “ahora vamos a hacer un tema que compusimos en un lugar paradisiaco”.    A través de  la  maravillosa voz de David Lebón , la magia se instaló en el aire con  la suavidad de “Seminare”,  una hermosa melodía que caló hondo en el corazón de  todos los presentes. A medida que comenzaban a sonar los primeros acordes,  la emoción  se hacia cada vez más incontenible, cada minuto que pasaba se iba convirtiendo en una gran postal para atesorar por siempre en la memoria.  Todas las voces al unísono comenzaron a corear “No hay fuerza alrededor, no hay pociones para el amor, ¿Dónde estás, ¿Dónde voy?. Fue realmente asombroso verlos a ambos músicos  tocando este  grandioso tema, emblema de esa gran banda llamada Serú Giran

A mitad del show, la efervescencia electrónica llegó con “Fanky”, tema que hizo bailar a todo el público  convirtiendo al Luna Park en una verdadera fiesta musical. A las 22.50 luego de tocar “Piano Bar” los músicos se retiraron del escenario. Todo parecía indicar que el concierto había llegado a su fin, varios de los presentes pedían a gritos el regreso mientras algunos cantaban: Olé, Olé, Olé, Charly, Charly”. Para alegría de todos, la banda retornó  nuevamente al escenario y Charly presentó un tema nuevo llamado “Venus”.  Para el final, el brillante músico se encargó de cerrar la velada con “Me siento mucho mejor”.

Así, culminó una noche memorable, en la cual  Charly  dejó todo en el escenario, contagiando su enorme pasión por la música. En medio de fuertes aplausos, los integrantes de la banda se despidieron del público. “Como personas y como músicos les damos muchas gracias“, finalizó Charly, con un  “adiós”, que los  fans incondicionales  saben que  es un  “hasta luego”. El martes 4 y el jueves 6 de septiembre el legendario músico volverá a presentarse en el mítico estadio con  dos  shows totalmente distintos y verdaderamente imperdibles.  Damas y Caballeros,  el gran maestro García  está de regresó y nos sigue sorprendiendo.

 

 

Arecia_Octubre

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.