Los Productores #07: Juan Stewart

Anteúltima presentación del año para esta sección con el ex Jaime Sin Tierra, que se define como un poco director técnico, un poco padre y un poco compañero de bandas y discos.

Por Gabriel Feldman

A lo largo de esta sección se fueron cruzando historias con orígenes comunes, por ejemplo, empezar a ocupar la función del productor casi sin darse cuenta por la dinámica interna que surge en una banda. Eso le pasó a Juan en Jaime Sin Tierra. Para cuando dejaron de tocar fue natural que esa experiencia de a poco se profesionalizara – estudió para técnico de grabación –, y muchas bandas nuevas recurrieron a él para conseguir ese sonido que tan bien conjugaba la crudeza y la creación de climas. Hoy es un referente indiscutido y su firma una garantía de buen gusto. Bauer, Coiffeur, El Robot Bajo El Agua, Pablo Grinjot, Alvy Singer, Poseidótica, Valle de Muñecas, y Pommez Internacional, son algunas de las tantas bandas con las que ha trabajado a lo largo de estos años. Desde El Árbol, el estudio que fundó en una casona de Villa Crespo, continúa grabando, mezclando y produciendo música propia y ajena.

AZ: ¿Cómo definirías el trabajo y el rol del productor artístico?

Juan: Creo que la función principal del productor es manejar la energía del proceso de creación de un disco. Por unos días sos un poco director técnico, un poco padre, y un poco compañero de banda de un grupo de músicos que está creando una obra de arte. Hay mucha ansiedad, muchos miedos, muchas ideas buenísimas y muchas ideas que no sirven. Uno tiene que tratar de manejar todo eso y que llegue a buen puerto.

AZ: ¿Cuándo y por qué empezaste en esa tarea de productor, pensar la música en términos de producción artística?   

J: Mis primeros trabajos como productor fueron en los discos de Jaime Sin Tierra. No era consciente de mi rol, y nadie me lo había asignado, pero claramente era yo el que se ocupaba de todo eso. Obviamente cometés miles de errores de los que aprendés un montón. Pero también vas descubriendo que cosas te sirven, dónde está el potencial de un grupo, y tratás de lograr lo mejor con esos elementos. Mi primer trabajo “oficial” como productor fue con Bauer, ellos fueron los primeros en confiar en mí para hacer su disco y fue increíble. Hicimos dos discos, el segundo En Otra Ciudad tiene una producción que me encanta. Muy diverso y extraño.

AZ: ¿Cómo fue tu formación?

J: De chico completamente autodidacta, jugando con grabadores, portaestudios y escuchando discos. Después estudié para técnico de grabación en Tecson. También leí y leo todo el material que puedo. Pero por sobre todas las cosas aprendo mandándome y probando, laburando todo el día con la cabeza dispuesta a descubrir cosas nuevas. Aprendo un montón de la gente con la que trabajo, de los músicos y técnicos que vienen al estudio, de todo el mundo.

AZ: ¿Un referente?

J: Te podría decir Dave Fridmann, ¡porque me fascinan muchos de los discos que hizo!

AZ: ¿Un disco iniciador, que te disparó la atención a nivel audio/producción?

J: El primer disco en el que entendí el concepto de producción es uno de Peter Gabriel. Mi tío escuchaba rock progresivo y sus derivaciones solistas, y heredé muchos discos de él. Me acuerdo perfecto aunque era muy chico: Peter Gabriel III, un disco de 1980. Primero me cautivó la tapa, la cara del artista se derretía. A medida que lo fui escuchando me sorprendía cada vez más. La batería no tenía platillos, había máquinas de ritmo, las guitarras no hacían lo que yo estaba acostumbrado a escuchar, los teclados usaban sonidos muy raros, sin embargo la voz predominaba y la canción se imponía claramente. Al día de hoy me sigue pareciendo un disco increíble. Aunque visto desde esta época puede parecer meloso o liviano, y estéticamente viejo, le tengo mucho cariño. Denle una oportunidad, aunque sea para investigar un poco.

 

AZ: ¿Cuál dirías que es tu búsqueda cómo productor?

J: Trato de sacar adelante las ideas de los músicos, no las mías… Mi objetivo es que la banda haga el mejor disco posible con el material técnico y creativo que dispone en ese momento.

AZ: ¿Cuál es tu filtro para elegir proyectos?

J: Si hay un grupo de gente agradable y con ganas de laburar ya es un punto de partida buenísimo. En lo musical hubo proyectos que me gustaron desde el día cero y otros con los que me fui encariñando durante la grabación. Pero siempre tiene que haber algo al principio que me llame, que me genere curiosidad.

AZ: ¿Qué es lo que hay que tener en cuenta para encarar un proceso de grabación de un disco?

J: Tal vez la confusión más grande que yo veo en los músicos en relación al proceso de grabación es creer que todo lo que no suena como ellos quieren va a empezar a sonar genial en el estudio. Antes de encarar un proceso de grabación siempre busco que el músico toque y haga sonar las cosas lo más cercano posible al sonido final que nos imaginamos. A veces eso ya se daba en la banda y a veces tenés que trabajar para lograrlo.

AZ: ¿Cómo fue el proceso para armar El Árbol?

J: Armar un estudio es un proceso que no termina nunca, siempre estás modificando, mejorando, reparando, remplazando. La parte de obra fue lo más difícil y más largo, pero después fue creciendo día a día…

AZ: ¿Cómo afecta la tarea de pensar un álbum el hecho de que tal vez su versión online – legal o pirata – sea la que más se escuche?

J: Son los tiempos que vivimos, también hay muchas ventajas en este momento para el músico independiente. Los costos de hacer un disco y difundirlo son mínimos comparados a la época de los vinilos o los primeros cedés. Yo lo acepto como es y trato de adaptarme a lo que va surgiendo.

AZ: ¿Hay algún disco al volvés a escuchar para inspirarte?

J: Siempre vuelvo a Nick Drake, tipo oráculo podría ser. No tanto como exponente de producción sino para re encontrarme con la simpleza de una canción hermosa y bien interpretada. ¿No era eso de lo que se trataba todo esto?

AZ: ¿Un disco o canción que te llena de orgullo haber participado?

J: Trabajar con Coiffeur, sin dudas. Para mí es un artista valiosísimo de la música nacional. Y que me haya elegido para trabajar con él es un orgullo.

AZ: ¿En qué proyectos estás trabajando en la actualidad?

J: Acabo de terminar el primer disco de Marvin. Y estoy trabajando con Valle de Muñecas en la grabación y producción de su nuevo disco.//z

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *