La Selección #5

Una nueva semana que termina, una nueva selección muy variada: Test Pattern, parodia de Talking Heads; Angélica Gólik, personaje de la novela La maestra rural de Luciano Lamberti; Demolition Man, película protagonizada por Sylvester Stallone y Wesley Snipes; Nafta Súper, serie de Leonardo Oyola y Nicanor Loreti; y “Le ble”; hamburguesa de Dellepiane Bar. Para todos los gustos. 

MÚSICA – Test Pattern, una parodia a Talking Heads
Fred Armisen y Bill Hader son dos actores reconocidos por su trabajo en Saturday Night Live y más recientemente en Documentary Now!, un programa humorístico de falsos documentales que a mediados de octubre realizó una parodia de Stop Making Sense (1984), el film de Jonathan Demme sobre el último concierto de Talking Heads.

Una vez emitido el episodio, Armisen y Hader sorprendieron a todos con el lanzamiento de Final Transmission, el disco debut de Test Pattern, en el que además participan Maya Rudolph, compañera de ambos en SNL, y Jon Wurster, baterista del grupo de rock alternativo Superchunk. Desde entonces, el grupo ha estado presentándose en varios programas de televisión y festivales con hits como “Flashing lights” y “Art + Student = Poor”, rindiendo un divertido homenaje a la emblemática banda liderada por David Byrne. Martín Barraco

LIBROS – Un personaje siniestro: Angélica Gólik de La maestra rural
¿Así que te gustó Stranger Things? ¿Qué tal si probaras con cosas extrañas en serio? La novela de Luciano Lamberti, editada por Random House, trabaja sobre lo extraño, lo siniestro, lo sobrenatural. Y no es que abunden los monstruos, aunque todo depende de cómo los entendamos. La literatura argentina ama el complot, el plan subterráneo y artificioso; fuerzas extrañas, diría Lugones. Angélica es una de esas fuerzas, una no-tan-simple maestra de escuela y poeta de culto con un hijo, Jeremías,  a todas luces inquietante.  Todo aparenta normalidad en ella, hasta que ya no. Un estudiante de literatura la persigue obsesivamente para entrevistarla; la hermana de su marido se angustia de sólo verla. Todos, de algún modo, no salen indemnes del influjo de lo raro. Lamberti teje una maraña a su alrededor, con personajes en ese borde difuso entre lo paranormal y la psicopatología. Lo real se deforma, se vuelve sospechoso. La maestra rural nos obliga a leer con las puertas bien cerradas y las luces bien prendidas, no sea cosa que…
Sebastián Rodríguez Mora

la maestra

CINE – Demolition man: el hit noventoso de Stallone

demolition_man_1993_3-1

Los noventa no paran de volver. Hablamos de esa década con un dejo de melancolía. Amamos la explosión del grunge y la respuesta del viejo mundo, el brit pop. Miramos de reojo la moda y los cortes de pelo. Y también extrañamos a los héroes de acción. Ahora nos conformamos con Vin Diesel, The Rock y Jason Statham, por decir algunos de los más conocidos, que no le llegan ni a los talones a los grandes maestros: Sylvester Stallone y Arnold Schwarzenegger. ¿Quién es el más groso de los dos? Algunos dirán Arnold, otros Sly. En lo que todos vamos a coincidir es que los noventa son de Schwarzenegger, Terminator 2 (1991) es la culpable. Rocky y Rambo ya habían quedado en el pasado. Aunque el bueno de Sly pudo meter un hit, un tanto bizarro: Demolition Man (1993). Lo primero que se nos viene a la mente es Wesley Snipes, teñido de un rubio furioso, dándole vida al villano Simon Phoenix. La otra es que Phoenix y el policía John Spartan (Stallone) ¡estaban congelados cumpliendo una condena! Y por esas cosas del argumento –mejor no spoilear tanto-  los dos son descongelados en el año 2032, donde todo es paz y amor. Sí, la película dirigida por Marco Bambrilla -un italiano que hace video arte- transcurre en un futuro distópico donde el crimen  fue erradicado y las personas no tienen libre albedrío, nacen con características ya programadas. Un concepto inspirado en la novela Un mundo feliz (1932), de Aldous Huxley. Un guiño: el personaje que interpreta Sandra Bullock, en su primer papel importante, se llama Lenina Huxley. Entonces: Stallone, Snipes, quilombito, distopía ¿Qué puede salir mal? Joel Vargas

SERIES –Nafta Súper y los superhéroes del Conurbano

Pini
Leonardo Oyola creó con Kryptonita uno de los What If nacionales más destacados: ¿Qué pasaría si Superman y todos los héroes de DC Comics cobraran vida en el Conurbano bonaerense? La adaptación cinematográfica, dirigida por Nicanor Loreti, fue exitosa y capturó la atención de Space/Turner, canal que produjo una miniserie de ocho capítulos que está próxima a estrenarse. Allí se retoman capítulos de la historia no abordados en el filme más otras continuidades y licencias que se tomaron. En el trailer de reciente aparición, vemos a Nafta Súper (el protagonista, Juan Palomino) nuevos personajes como la Harley Quinn de Luisana Lopilato, o un villano encarnado por Peto Menahem. Vuelven los combates, el misticismo de Juan Raro (encarnado por Carca), la displicencia del Ráfaga (Diego Cremonesi) y otros personajes que se parecen mucho a Catwoman, Green Arrow y demás figuras de la franquicia estadounidense. Nafta Súper promete ser una gran serie de acción, que profundiza hilos narrativos que la película no supo desarrollar a fondo. Sobre el final, se escucha la voz de Corona -el Joker Capussotesco- que canta el “Aserrín Aserrán” con una ironía maravillosa y nos deja con ganas de ver un poco más. Pablo Díaz Marenghi

Nafta Súper se estrena el 16 de noviembre a las 22:30 por Space

RANDOM – La “Le Blu” de Dellepiane Bar
La hamburguesa que contiene todas las hamburguesas del universo. Un sábado a la noche con paciencia, luego de esperar unos 45 minutos en una vereda tranquila del pasaje Dellepiane, se puede comer una hamburguesa de un precio accesible y un sabor difícil de olvidar. La “Le blu” tiene 160 gramos de carne, hongos portobellos, queso azul, cebolla a la plancha, panceta, mostaza de dijón y un pan casero esponjoso. Lo que estamos comiendo va acompañado de papas fritas en una porción que va bien de cantidades para quedar pipón. No hay que asustarse si la sándwich  tiene el tamaño de la cara del acompañante. Todas las opciones de combos salen alrededor de 110-130 pesos. Hay cerveza tirada de todos los colores, algunas entradas como nachos o ribs con barbacoa y hasta flan de postre. En Dellepiane Bar, Pasaje Dellepiane 685. Ayelén Cisneros 

le blu

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *