La Selección #12

Esta vez destacamos el último disco de Korn; el libro de Pipo Lernoud editado por Gourmet Musical; el personaje que interpreta Leonardo Sbaraglia en El otro hermano, película de Adrián Caetano; la serie Aquarius y la edición en vinilo de El Regreso de Andrés Calamaro. 

MÚSICA – ¡Korn vive!

korn-the-serenity-of-suffering

Hace muchos años las tachas, los collares de bolitas de metal y los pantalones anchos estaban de moda. Esto no paso en una galaxia muy lejana, fue hace dos decadas. El nü metal conquistó MTV y a una generación de jóvenes que pedían a gritos pertenecer a algo. La banda insignia de esa movida fue, es y será Korn. Su obra cumbre es Follow the leader (1998) y el video de “Freak on a leash” marcó tendencia. Luego se sucedieron algunos discos buenos como Issues (1999) y Untouchables (2002) y después la magia empezó de a poquito a desaparecer. Un poco por méritos propios, ya casi no tenían grandes canciones, y otro poco porque dejó de estar de moda el estilo, le copó la parada el revival garajero con The Strokes a la cabeza. Tuvieron que pasar más de 15 años para que Korn recuperará su “mojo” y editará un álbum a la altura de sus primeras producciones: The Serenity of Suffering (2016). Una muestra es “A different world” donde Jonathan Davis y Corey Taylor -cantante de Slipnokt – se turnan para escupir contra sus demonios internos. Un dato importante: Korn toca este martes 25 en el estadio Malvinas Argentinas. Un buen plan para ver si en vivo siguen estando a la altura de las circunstancias. Joel Vargas

LIBROS – Yo no estoy aquí: rock, periodismo, ecología y otros naufragios (1966-2016), de Pipo Lernoud (Gourmet Musical)

Este libro reúne la vida y obra de una de las figuras clave en la historia del rock, el periodismo y la contracultura argentina. Alberto Raúl Lernoud era amigo de Miguel Abuelo, Moris y Javier Martínez. Era uno de los hippies que pululaban por Plaza Francia en los agitados años 60 en la Argentina. Amante de la música, el arte y la poesía, en esta compilación de textos disímiles (artículos periodísticos, cartas, poemas, ensayos y hasta posteos de Facebook) realizada por Martín Graziano, se exponen los diferentes azulejos que forman el mosaico del universo de Pipo. Aquí aparecen los textos del fanzine inédito La Mano, hecho con su amigo Moris en 1966, las primeras entradas de su diario (donde expresaba su rechazo a los colegios de élite de donde lo expulsaron y a la sociedad de la época). Se incluyen las canciones que compuso para sus amigos, pioneros del rock a fines de los 60 (como “Diana divaga” o “Estoy aquí parado, sentado y acostado” ) y una selección de gran parte de su obra periodística (la mítica Expreso Imaginario, CantaRock y la más reciente La Mano, dirigida por Roberto Petinatto). Es interesante leer de manera desordenada, caótica; inventar una propia coherencia según el pulso de las reflexiones de Lernoud, que van desde el rock y la militancia política, la permacultura o el análisis minucioso de figuras que entrecruzan la música y el compromiso social, como John Lennon o Bob Dylan. Aparecen poemas recientes, algunos musicalizados, como “Nada en la televisión”, por Pablo Dacal. Allí se expone la esencia, sin tapujos, de la mirada Lernoud de la vida: “Gente apurada, atosigada desesperada / envuelta en la niebla de manchas y colores que no dicen nada / diarios vacíos, caras muertas. ¿Es esto lo que sómos?” Pablo Díaz Marenghi

gm-yo-no-estoy-01-tapa-web

CINE – Duarte de El Otro hermano: un perverso polimorfo.

otro-hermano

Si alguien hiciera un top ten de personajes oscuros de la literatura argentina, Duarte -uno de los protagonistas de Bajo este sol tremendo, de Carlos Busqued- estaría entre los 3 primeros. En El otro hermano, película dirigida por Israel Adrián Caetano que adapta el libro del escritor cordobés, es interpretado por un cada vez más versátil Leonardo Sbaraglia. En la pantalla nos encontramos con un militar retirado, una suerte de amo y señor de los recovecos de Lapachito, un pueblo chaqueño donde ocurre la historia. La adaptación que hace Caetano de la obra de Busqued es bastante libre, el cambio más rutilante es el final: en la película la oscuridad no termina de comer a todos por completo. Aunque ambos coinciden en el modo de caracterizar a Duarte: carismático, omnipotente, paternalista y -como alguna vez Ricardo Piglia etiquetó a una de sus creaciones- un perverso polimorfo. Joel Vargas

SERIES – Aquarius: la familia unida

La damisela en peligro es una figura explotada por la literatura a lo largo de la historia. Desde los cuentos de hadas hasta las novelas policiales, son varias las mujeres, en general jóvenes y convencionalmente bellas, las que se extravían y deben ser buscadas. En tiempos en donde se combate al patriarcado con razones más que justas, este cliché parece algo demodé. Sin embargo, podríamos decir que en Aquarius no es tan importante la búsqueda de Emma Karn sino que esto funciona como excusa para abrir una caja de Pandora. La serie se nutre de la oscuridad de un caso real: la familia que creó el psicópata Charles Manson alrededor de su figura, que se cobró una serie de brutales asesinatos y que también fue materia de ficionalización reciente en la gran novela Las chicas, de Emma Cline. Aquí son dos detectives, interpretados por David “Mulder” Duchovny y Grey Damon quienes deberán introducirse en este siniestro mundo de drogas, promiscuidad y violencia. Con dos perfiles muy disímiles, que contrastan la reflexión de uno y el desparpajo de, otro, se adentrarán en este clan que es recreado en la serie de manera fidedigna. Con dos temporadas en su haber y un ritmo vertiginoso que no decae, la serie es una propuesta atractiva para todo aquel interesado en el caso real y para todo amante del género policial. Hasta incluso podrán descubrir la faceta artística de Manson, interpretado por un genial Gethin Anthony. Pablo Díaz Marenghi

RANDOM – El regreso de El Regreso de Andrés Calamaro

El año 2005. La Argentina vivía tiempos convulsionados. Luego de la crisis del 2001, el Estado se reconstruía a paso lento, la economía se emparchaba y trataba de reactivarse. En cuanto a lo musical, en 2003 Charly lanzaba Rock and Roll yo, una de las últimas emanaciones de su talento, el Flaco Spinetta lanzaba Pan (2005) que oscilaba en los ritmos más orquestales y progresivos de sus tiempos en Jade y Fito Páez editaba Moda y Pueblo (2005) con reversiones de sus clásicos. Uno de los grandes popes del rock vernáculo, sin embargo, permanecía en el ostracismo. Afincado en España luego de la realización de su mayor obra (El Salmón, 2000) Andrés permaneció alejado de los escenarios argentinos y de los estudios de grabación (salvo para grabar El cantante, un excelente disco de versiones en 2004). En 2006 vuelve con una serie de conciertos en el Luna Park que quedaron inmortalizados en el disco El Regreso (2006). Allí sonaron “Estadio Azteca”, “Las Oportunidades”, “Ok Perdón”, “Flaca” y tantos otros clásicos. Estas versiones, frescas y con un excelente trabajo de post producción, funcionan como una más que apropiada puerta de entrada a la obra del ex Los Rodríguez. Warner reedita este disco en formato de álbum doble con dos LP en vinilo. La excusa perfecta para revisitar este clásico que ganó tres premios Gardel, entre ellos el premio al “Mejor artista de Rock masculino” y “Álbum del año”. Pablo Díaz Marenghi

Andres_Calamaro-El_Regreso-Frontal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *