La música para un espacio desértico: Mars Red Sky en vivo

Un diálogo con la banda francesa antes de su show en Uniclub hoy martes 26, presentados por el ciclo Noiseground. El presente y el futuro de la banda, la anécdota de un muy feliz accidente en Río de Janeiro y algunos datos de la escena europea stoner.

Por Santiago Berisso

El trío integrado por Julien Pras, Jimmy Kinast y Mat Gaz, oriundo de Burdeos (Francia), trae por segunda vez su mixtura de lisérgico y oscuro stoner rock a la Argentina hoy martes 26, en UniClub y en el marco de su gira sudamericana previa a la grabación del próximo disco. Imposible sospechar que gracias a unos problemas con la visa para ir a Estados Unidos, terminarían conociendo en Río de Janeiro a Gabriel Zander, productor de su último LP Stranded in Arcadia y convenciéndose de que ocupe el mismo lugar en su futuro trabajo discográfico. Embanderados en la pesadez de sus lúdicas bases, cruzan una vez más el Atlántico para echar luz a un stoner rock que, según ellos, lejos está de brillar por su ausencia, en el viejo continente.

AZ: La mayoría de los que estamos en este suelo probablemente no conozcamos el detalle de lo que sucede en la escena rockera de Francia. ¿Cómo describirían su presente? ¿Qué lugar ocupa el stoner allí?

Mat: Mejor sería que hablemos de una escena stoner en Europa, en general. Es bastante grande en Alemania, un país en el que tocamos seguido. En Francia, es más un nicho, pero se puede esperar una buena cantidad de público en las ciudades más grandes como París, Burdeos, Niza, Lyon, Lille, etc. Conocemos y somos amigos de muchas bandas como Glowsun, Kadavar, Monkey 3, Samsara Blues Experiment, My Sleeping Karma… en Burdeos. También están Libido Fuzz y Dätcha Mandala, que son jóvenes y buenas.

AZ: ¿Creen que se puede distinguir un sonido característico de Burdeos, o al menos Francia, en cuanto al rock o la globalización del presente que ha echado por tierra esas marcas regionales o nacionales? 

Jimmy: Burdeos está lleno de buenas bandas de rock de estilos muy diferentes. Quizás, la escena se especifica más en el garage y psico-garage rock. Están Magnetix, JC Satan, Good Old Days (metal), que giran mucho por Francia y el extranjero. La ciudad tiene muchos sótanos, es por eso que es muy fácil conseguir un lugar para ensayar, lo que simplifica las cosas para las bandas emergentes.

AZ: La idea de gira, entre pruebas de sonido, shows, entrevistas y vuelos nos lleva a pensar que la banda vive en un constante ajetreo. ¿Existe un momento para la composición, o incluso disfrutar de aquellos momentos que no tienen nada que ver con la música, en medio de una gira o es mucho pedir?

Mat: Intentamos aprovechar las pruebas de sonido para zapar y pasar el rato buscando nuevas ideas, riffs y demás. Pero más allá de eso, planeamos las cosas en oportunidades particulares dentro de la sala, donde juntamos todas las ideas y trabajamos en el nuevo material. En cuanto a la cuestión turística, por supuesto que no tenemos el tiempo que quisiéramos para visitar y recorrer todas las ciudades y países, sin embargo, al menos podemos conocer personales reales y compartir un momento. La mejor manera de conocer una ciudad es dialogando con la gente de allí.

AZ: Entre el homónimo debut discográfico y Stranded In Arcadia de 2014, editaron un EP llamado Be My Guide. ¿Hubo alguna razón en particular por la que trabajaron en ese orden?

Jimmy: A decir verdad, no fue una elección. Se suponía que Be My Guide fuera un anticipo del próximo álbum, como un single de 7’’. Pero, debido a que nuestro primer baterista había dejado la banda, estábamos muy atrasados y para cuando Mat se sumó decidimos hacerlo de 12’’, de modo de tener algo de material para lanzar cuanto antes. Por sobre todas las cosas, queríamos presentar y celebrar el cambio entre bateristas ya que una canción del EP (“Seen a Ghost”) fue grabada con el primer baterista Benoit. Por cierto, decidimos grabar ese mismo tema una vez más ya con Mat, para el último disco.

AZ: En 2013 visitaron la Argentina. ¿Qué recuerdan de aquel show? ¿Qué tipo de vínculo con el público buscan lograr en sus shows?

Mat: Recordamos mucho ese show. En primer lugar, porque era nuestra primera vez en Sudamérica, en Argentina y en Buenos aires. ¡Muchas primeras veces en una sola! Y no podíamos creer la emoción y la calidez de la gente. No estamos acostumbrados a eso en Europa. O sea, el público europeo es menos entusiasta o loco, en el buen sentido de la palabra, en comparación con lo que es acá en Buenos Aires. Además, veníamos con el jetlag encima, por lo que fue algo extraordinario. Recuerdo decirme a mí mismo: “¡Estás en Buenos Aires, tenés que romperla!”.

mars

AZ: Según tengo entendido, Stranded in Arcadia lo iban a grabar originalmente en California y, luego de algunos inconvenientes, terminaron grabándolo en Río de Janeiro y con otro productor. ¿Qué es lo que sucedió y de qué modo les afectó en la realización de lo que ya tenían planeado?

Mat: Fue en realidad un (muy feliz) accidente. Tuvimos un problema con nuestras visas para ir a Estados Unidos, donde íbamos a grabar el disco. Entonces, nos quedamos en Brasil, donde estábamos haciendo unos shows y ahí fue que conocimos a Gabriel Zander, quien nos abrió las puertas de su estudio. No perdió el tiempo y nos demostró que era el tipo indicado a lo largo de esa sesión de cuatro días. Y ahora planeamos grabar el próximo álbum con él, este verano y en Burdeos.

AZ: Es difícil encontrar alguna banda o artista que no se plantee una evolución de su propio trabajo, o al menos una renovación, entre disco y disco. ¿Piensan explícitamente la idea de incursionar en nuevos sonidos o matices, o es algo que surge en el trío con sólo agarrar los instrumentos?

Mat: Sí y no. Nosotros sostenemos que aún tenemos cosas por decir con nuestro sonido. Pero, por supuesto, que evolucionamos como músicos, como personas y en consecuencia descubrimos nuevas cosas o introducimos nuevos elementos. Eso es lo que creo que sucedió del primer al segundo disco, y seguramente pasará con el tercero, en el que estamos trabajando actualmente. Vamos a tocar uno o dos temas en vivo del próximo disco a ver cómo van.

AZ: En vínculo con la pregunta anterior, la idea de cambio o reinvención suele estar bien vista, a la hora de hablar de una banda. ¿Hay algo que sepan que nunca van a negociar, por decir de algún modo, y que existirá en Mars Red Sky hasta el fin de los tiempos?

Mat: Desde ya que mantendremos la manera en que sonamos. Vamos a mantenerla porque es nuestro sonido. Sabemos que nos gusta tocar riffs bien pesados y agregarles encima algunas voces espaciosas con reverb, por ejemplo. Contamos con diferentes ingredientes que usamos de vez en cuando, según la ocasión.

AZ: Quizás por lo etéreo de su sonido, uno tiende a crearse imágenes o atmósferas a la hora de escucharlos. ¿Qué importancia tiene el aspecto visual-escénico en sus shows?

Mat: En esta oportunidad, tendremos un video detrás nuestro en el escenario, elemento que ahora nos acompaña en nuestros shows en vivo. ¿Qué se puede esperar? Como de costumbre, bajas y pesadas frecuencias masajeándote el vientre, cantos fantasmales y una batería martillándote en la garganta.//z

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *