La dimensión infinita

Charlamos con Sebastián Sarobe de Aire Líquido Ensamble, la formación que está cruzando la música académica y el rock. Se presentan hoy domingo 14 en vivo, aprovechamos para conocerlos y preguntarle de dónde surge esa épica tan presente en las composiciones.

Por Sebastián Rodríguez Mora

Fundamentalmente hay tiempo. Todo nuestro hacer, decir y pensar se desarrolla en esa dimensión, en la que Immanuel Kant tan cómodo se movía. Se cuenta que en su Königsberg natal los vecinos ponían en hora sus relojes a partir de su obsesiva puntualidad para pasear por las calles mientras pensaba. El tiempo es humano, tan humano que en él se resume todo, el cual incluye –qué sería de la vida si así no fuera- también a la música en sus diferentes expresiones.

Qué mejor ejemplo del tiempo que las vibraciones de cuerdas, membranas o metales en su afinación e intensidad propias, absorbida y resumida por nuestros oídos para encontrarles sentido estético. En ese océano de ondas de frecuencia en el que andamos sumergidos también está Aire Líquido, el ensamble orquestal que hoy se presentará a las 20 hs. en Hasta Trilce (Mazza 177, Almagro) para dar constancia de la hermosa mixtura de música contemporánea que generan veinte personas repartiéndose entre lo académico y el rock.

En esta pequeña entrevista con Sebastián Sarobe, el hombre de las máquinas –sintes y demás perillas en la formación-, entramos al mundo de Aire Líquido, otra prueba de que el tiempo es el mejor lugar, y no sólo el único.

AZ: ¿Cómo  y cuándo empezó el proyecto?

Sebastián: El proyecto de Aire Líquido comenzó hace aproximadamente 3 años. El director, Cristian Luzza, es profesor de violín, viola y clarinete, y empezó formando una pequeña orquesta con algunos de sus estudiantes y con viejos compañeros de estudio. Con el tiempo se fueron sumando nuevos músicos no sólo de instrumentos orquestales sino también algunos de música popular como guitarras y bajo. En esta primera época las presentaciones en vivo eran más bien pocas pero hace poco más de un año el ensamble comenzó trabajar más intensamente y a hilar más fino su sonido. Se incorporaron nuevos instrumentos –batería, sintetizadores y ambientes sonoros, trompeta, chelo y, recientemente, una voz-, grabamos un EP y tuvimos la suerte de poder tocar prácticamente todos los fines de semana del año.

AZ: ¿Influencias?

S: Las influencias musicales de uno son siempre casi infinitas. En nuestro caso, teniendo en cuenta que el ensamble está formado por casi veinte personas, ese infinito se multiplica aún más ya que todos reflejan su historia musical en las interpretaciones. En lo que se refiere a las influencias que volcamos específicamente en la composición tenemos, ante todo, dos grandes géneros que hemos absorbido. Por un lado, la música académica, más específicamente el minimalismo de Steve Reich y Philip Glass. Por otro lado, hay una influencia obvia e indudable que viene del rock. Últimamente estamos escuchando y pensando mucho en términos de lo que algunos llaman post rock. Nos interesa lo que vienen haciendo artistas como Godspeed You! Black Emperor, Battles, Sigur Ros, entre otras.

AZ: En las canciones está el cruce casi perfecto entre la estructura orquestral y el rock, dando como resultado una palabra que queda flotando: épica. ¿Cuánto de eso hay en la composición?

S: Muchas veces hablando con conocidos nos dicen que cuando nos escuchan piensan en una historia, en alguna gran narración y es verdad que los temas suenan, por momentos, épicos. En general, las composiciones del ensamble comienzan de forma individual: uno compone algo en su casa y luego se trabaja y se pule en los ensayos. Pero sucede que cuando nos ponemos a hablar entre nosotros, vemos que muchos de los temas del ensamble son compuestos como respuesta a algún momento importante, en algunos casos duro, de quien lo compuso. Detrás de los temas siempre hay una épica; no es algo particularmente buscado ni necesariamente la narración de un hecho particular, pero si de un conjunto de sensaciones e impresiones que nacieron en un momento y que buscamos replicar en el cuerpo de quien nos escucha.

AZ: También pareciera haber un link directo con lo visual, se me ocurren planos de película. ¿En vivo qué nos encontraremos?

S: En vivo la puesta en escena del ensamble llama la atención. Desde hace ya bastante tiempo contamos con la participación del VJ Tráficodepupilas que proyecta sus videos mientras vamos tocando. Es muy interesante lo que se genera visualmente porque nosotros, como banda numerosa y con instrumentos tan diversos, ya generamos una impresión visual importante y a eso se le suman las imágenes proyectadas que el VJ va interviniendo en el momento. Para los músicos, sobre todo en las improvisaciones, las imágenes proyectadas nos ayudan mucho porque permiten buscar climas y ambientes muy singulares que sin ellas tal vez no se generarían.

La idea del show en vivo es que tiene que haber algo más que lo que simplemente podés escuchar en un disco tirado en tu casa. Es por eso que todas las fechas intentamos hacer algo diferente: las visuales nunca son las mismas, la disposición de los miembros del grupo en el escenario varían, armamos improvisaciones pensadas para ese show y en algunas ocasiones invitamos a algún músico amigo para que nos acompañe.

Aire Líquido se presenta hoy domingo 14 en Hasta Trilce (Mazza 177 Capital Federal) a las 20, entrada $ 30.

 

Arecia_Octubre

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.