Juan Tranier: “Necesitamos seguir fortaleciendo vínculos en la escena”

Una entrevista con el miembro del grupo Excursionistas y uno de los responsables de Mínima Discos, un sello que no solo edita discos, sino que organiza ciclos, festivales, y proyectos fundamentales en la renovación de la escena independiente.

Por Claudio Kobelt

Llevar adelante un sello discográfico independiente requiere de un trabajo y dedicación que solo se entienden al conversar con alguien que realice esta tarea, pues el secreto está en esa pasión y amor por la música que tienen en común quienes hacen esta labor. Tener un sello hoy en día es más que poner un logo en el disco, o la cada vez más sacrificada parte de bancar económicamente las ediciones físicas de los grupos del catálogo. Es también gestionar fechas para que tus artistas toquen; es girar por ferias para que los discos circulen; es armar tus propios festivales y ciclos donde se conecten con otros proyectos y público; es buscar espacios, lugares para las fechas, arreglos convenientes; es vincularte con otros sellos, festivales y artistas; es hacer la prensa y difusión de todo el colectivo que llevas adelante; es desde hacer el evento de Facebook a imprimir los flyers y salir a pegar afiches; todo mientras sostenes un trabajo estable que paga las cuentas.

Y si a todo eso le sumamos que también formas parte de algún grupo musical… Lo dicho: una labor y una dedicación agotadoras, pero a la vez hermoso, una dedicación contagiosa, necesaria, y movilizadora. Los sellos discográficos independientes son verdaderos y valiosos motores para que la música que tanto nos gusta pueda salir al mundo y llegar al público.

Un ejemplo claro de todo esto es Juan Tranier, quien hace un par de años se sumó al staff de Mínima Discos, el sello creado en Mar del Plata por el cantautor Palmer, y al que desde entonces aportó tanto brío como frescura, para profundizar y ponerse al hombro la labor ya comenzada por el sello. Edición de discos, compilados, organización de ciclos, festivales, shows, participaciónes en festivales colectivos…los Mínima trabajan constantemente en la creación de espacios para sus músicos, entre los que se cuentan el mencionado Palmer, Fotos del Otoño, Principiantes, Ariel Caravaggio, Miguel Canel, Chelo Lares, Os Parpados, Mauro Valenti, Casita de Salvajes, y Excursionistas, el grupo donde el mismo Tranier canta y toca la guitarra.

Con motivo de la primera edición de Nuevo Puerto, el nuevo ciclo organizado por Mínima Discos a realizarse en Naranja Verde, hablamos con Juan, que nos compartió su experiencia, visión y pasión por la nueva música. Un nuevo y activo protagonista de nuestra sección #Motores.

minima

ArteZeta: ¿Cuándo y cómo nace la idea de hacer un sello discográfico?  ¿Quiénes lo iniciaron?

Juan Tranier: Mínima Discos nace más por las ganas de autoeditarse y de juntarse con bandas amigas que por querer ocupar un espacio “real” dentro del mercado discográfico. Ninguno de nosotros tenía una idea cabal (o tiene: Mínima Discos es un ensayo constante, prueba y error, aprendizaje ad infinitum) acerca de cómo insertarse o qué actividades llevar adelante. Mínima ya lleva once años dando vueltas y fue ideado por Palmer en Mar del Plata; una vez instalado en Buenos Aires conoció a Mauro y Miguel de Fotos del Otoño y ahí comenzó todo. Yo me sumé hace dos años aproximadamente.

AZ: ¿Recordás los primeros lanzamientos del sello?  ¿Por qué justamente esos fueron los primeros?

JT: Hace poco inventariamos y clasificamos todo el catálogo de Mínima. Si nos guiáramos por eso y por la información que actualmente tenemos en la web, los primeros discos del sello serían Radar de Miguel Canel, grabado en el 2000 y masterizado en el ¡2011!, y Campamento, uno de los primeros grupos de Palmer.

AZ: ¿Cómo ves esas primeras ediciones hoy con el paso del tiempo?

JT: En esos discos se puede escuchar la esencia de Palmer y Canel, una esencia sin pulir y algo más rústica, pero todo lo que ellos son hoy está ahí. No puedo ser muy objetivo, me encantan esos discos.

AZ: ¿Cuantos discos llevan editados Mínima? ¿Cuáles son  los más recientes?

JT: El catálogo completo de Mínima, al día de hoy, asciende a treinta discos, incluyendo los compilados. No somos un sello muy prolífico pero sí somos meticulosos y obsesivos. Los últimos discos editados, hablando estrictamente del 2016, son Munición de Miguel Jancich, Cosas que no sabe nadie de Os Párpados, Slow Fire Gaucho de Chelo Lares, Mono infinito pt. 1 de Miguel Canel, y el compilado NetLabel Day #2016.

AZ: ¿Cómo definirías el criterio de curaduría de Mínima? ¿Sentís que esto cambió desde los inicios del sello hasta hoy, fue mutando,  o se mantiene firme?

JT: No hay un criterio editorial, aunque hay una dirección o una orientación estética que fue apareciendo involuntariamente. Todos los solistas y bandas del sello son orfebres de la canción pop, con cierta inclinación hacia el folk. A veces nos ponemos más rockeros o más experimentales pero nuestro norte es el formato canción. Así fue desde los comienzos y supongo que seguiremos en esa veta.

AZ: Quisiera detenerme en los compilados que suelen editar, especialmente en Pantalla Mínima, donde artistas del sello aportaron canciones originales basadas en películas. ¿Cómo surgió la idea? ¿Hay planes para un segundo volumen?

JT: Editamos un compilado al año, que en general suele ser un pantallazo por toda la producción reciente del sello, es decir, una canción de cada artista. Hacemos esto porque entendemos que puede suceder que quien no nos conoce no sabe por dónde empezar y se puede sentir abrumado ante tanta información, y estos compilados pueden ayudar a orientar y a empezar a navegar por todo el catálogo de Mínima Discos. PANTALLA MÍNIMA surgió a partir de que en el 2015 queríamos hacer algo diferente, así que le propusimos a todos los artistas del sello que crearan una canción nueva, original e inédita que funcione como OST de las películas favoritas de cada uno. No creo que hagamos un volumen dos por ahora. Este año editamos online el compilado NetLabel Day #2016 y seguramente lo editemos en cassette.

AZ: ¿Cómo describirías que implica llevar adelante un sello discográfico independiente?

JT: Implica mucho esfuerzo, pero también es muy gratificante. Hay que coordinar muchas agendas y gestionar muchas cuestiones (técnicas, curatoriales, estéticas, económicas, burocráticas, etc). Así y todo, es muy divertido. Conocemos gente, viajamos, participamos en eventos, festivales, y de a poquito todo va tomando forma.

AZ: ¿Desde los orígenes del sello la idea fue la de involucrarse armando fechas, ciclos, festivales….o eso surgió en el camino ante la necesidad de crear espacios para sus artistas?

JT: Un poco y un poco. La idea primaria era editar discos y que cada artista manejara su propia agenda. Pero pronto empezamos a necesitar dinero para seguir editando discos y organizamos las primeras fiestas y ciclos para recaudar plata y, hasta hoy, no paramos.

minima 2

AZ: En las fechas que organizan siempre suelen invitar artistas de otros sellos. ¿Sienten afinidad con otros sellos discográficos de nuestro país, ya sea por estilo, búsqueda o formas de trabajo? ¿Sentís que hay unidad o hay cierto individualismo en este aspecto?

JT: Una de las consignas que nos propusimos hace pocos años fue la de abrir un poco el juego y no encerrarnos en Mínima Discos. Se estaba poniendo endogámico. Así que empezamos a invitar a bandas y solistas, y luego a sellos. Fue muy positivo, conocimos a mucha gente que estaba en la misma situación que nosotros y empezaron a surgir alianzas, proyectos compartidos, mixturas. Ojalá sigamos en esa línea. Tenemos muy buena onda con los chicos de Fuego Amigo Discos, Magdalena Records y Black Fish Discos. También nos relacionamos con El Club de la Serpiente, Pistilo, Colibrí, Monqui Albino y NoSeso Records.

AZ: Fiesta del Yacaré, Noches Mínimas, El Festival de las Hojas son algunos de los ciclos y festivales que surgieron desde Mínima Discos.  ¿Podrás contarnos las diferencias entre ellos? ¿Recordas alguna anécdota que puedas contarnos?

JT: Las Noches Mínimas fue un ciclo acústico que nos sirvió para no dejar de tocar y para compartir un espacio entre semana. Se hizo durante seis meses más o menos, por ahora está en stand by pero quizás vuelva a principios de 2017. Ahora mismo estamos metidos de cabeza en la organización y la producción de las Fiestas del Yacaré y el ciclo Nuevo Puerto. Las del Yacaré son fiestas que incluyen mucha feria, de discos, ropa, libros, etcétera; con un criterio musical bastante ecléctico y que se hacen en el Hostel Fusión, en el microcentro, la próxima es el sábado 17 de septiembre. Y el Nuevo Puerto es un nuevo ciclo más cuidado desde la selección musical, donde cada banda tiene algo o mucho que ver con la otra, ahí tenemos feria de discos de los sellos anfitriones solamente. Estas fechas las estamos organizando en Naranja Verde y comienzan el viernes 2 de septiembre con Palmer, Valles y Adrián Juárez.

Durante el 2014 y 2015 participamos en muchos festivales y viajamos a Mar del Plata y estuvimos en muchísimas fechas. Conocimos a Manza Esain, a Rosario Bléfari, a los 107 Faunos, gente de radios, webs, etc. No sé si hay una anécdota pero estos últimos tiempos fueron muy buenos en lo que al crecimiento del sello se refiere. Supongo que el mejor momento está por venir.

AZ: Sobre el ciclo Nuevo Puerto, ¿Qué podes contarnos sobre las bandas participantes?  

JT: Las tres propuestas son orientadas a la canción, cada una con su propia personalidad: Adrián Juárez tiene un enfoque íntimo pero viene con un disco, Los Valientes, muy poderoso; Palmer está estrenando banda, Los Extranjeros, y están sonando increíble, vienen tocando Posguerra, su último disco, pero están rescatando viejas canciones; y Valles son un súper grupo, tienen ¡cuatro guitarras!, todos cantan, tienen buen gusto y para esta ocasión van a utilizar una puesta de luces que le van a volar la cabeza a todos. Les recomiendo no perderse esta fecha.

AZ: También sos músico, miembro de Excursionistas, dúo de folk, rocanrol, country, rockabilly… ¿Qué podes contarnos sobre la propuesta de tu grupo?

JT: Excursionistas es un dúo todoterreno de rock desmantelado, en palabras de Gonzalo Aguerrido (creador del ciclo Frescura). Me gusta esa definición. Venimos tocando mucho y nuestro fuerte, hoy en día, es el vivo. Cada nueva presentación es mejor que la anterior y estamos prendidos fuego. No puedo contar demasiado porque no tengo la distancia suficiente, lo mejor es invitar al que le interese a que se acerque y experimente a Excursionistas en vivo y en directo.

AZ: ¿Sentís “parentesco” musical con algún otro grupo de la escena independiente, ya sea por estilo, influencias o solo porque te gusten mucho?

JT: Hay toda una escena de bandas de género. Todo el catálogo de Scatter o ATMC son bandas que me gustan muchísimo: Los Kahunas, Los Tormentos, Fantasmagoria, Los Peyotes, Los Frenéticos, normA. También soy muy fan de Thes Siniestros y del nuevo proyecto de Juan Irio, El Estrellero. Pero qué sé yo, me gusta todo, desde Juana Molina hasta Dragonauta o Los Antiguos, pasando por Nairobi y Sue Mon Mont, o cantautores más indies y menos conocidos, como Lucila Inés, Jona de los Espíritus, o bandas netamente de rock, como Tick Toper, Las Armas Bs As…

AZ: Excursionistas participó del compilado del Netlabel Day 2016 editado hace poco, pero desde el 2015 que no editan un disco nuevo. ¿Están trabajando en nuevo material? ¿Que nos podes adelantar al respecto?

JT: Excursionistas sufrió muchas modificaciones en su formación desde la salida del último ep, recién a partir de comienzos del 2016 nos establecimos como dúo junto a Santiago Jiménez del Prado. Nuestro plan era armar una banda más grande, una que incluyera un piano y un bajo, pero por cuestiones de la vida no pudimos coordinar con otros músicos y seguimos en este formato. Extrañamente empezó a funcionar muy bien y estamos tocando muchísimo. Nuestra idea era grabar este año pero estamos con muchos compromisos musicales y extra-musicales (además de la vida cotidiana de cada uno, facultad, trabajos regulares, el sello mismo), así que seguramente grabemos durante el verano y a mediados de marzo o abril del 2017 ya tengamos el nuevo disco terminado. Lo que sí puedo decirte es que va a ser una bomba.

minima 3

AZ: Volviendo a Mínima, en su página dicen que “la escena sufre las limitaciones de un mercado en decadencia, un alto grado de desinterés y desinformación por parte del público, los sellos discográficos y la prensa, el estancamiento, y un circuito que se va cerrando cada vez más”  para a continuación hablar del trabajo colectivo y colaborativo como una manera de superar estos obstáculos. ¿Podes  profundizar sobre esto y las limitaciones del mercado en la actualidad?  ¿Cuáles son las alternativas?

JT: Los obstáculos son muchos. Pero las herramientas para sortearlos también. A la vez que vemos cómo el mercado -la parte mainstream al menos- se va cerrando cada vez más, vamos encontrando muchas puertas para abrir y caminos por explorar. Hay muchísima gente, gestores, bandas, festivales, ciclos, hay energía y ganas. De a poco vemos también que hay un público ávido de nuevas propuestas y que tienen inquietudes que coinciden con las nuestras. La venta de discos sigue siendo la parte difícil, pero ahora mismo estamos explorando tiendas virtuales y otros medios de difusión y distribución. La situación está complicada, es cierto, pero no nos alarmamos, estamos rebozantes de vitalidad e ideas.

AZ: ¿Cómo ves este momento de la escena independiente actual?

JT: Necesitamos seguir fortaleciendo vínculos. Estamos en ese camino, pero hay que insistir. Muchas veces vemos cómo todos corren detrás de la banda indie del momento, pero no hay que descuidar otras propuestas, algunas más jugadas y otras no tanto. Los espacios son pocos y a veces saturamos y sobrepoblamos la agenda cultural, superponemos ciclos y fechas y eso no es nada positivo. Es importante descentralizar también, salir a organizar y programar en el conurbano o en otras provincias. Es un trabajo de hormiga pero creo que estamos bien.

AZ: ¿Qué crees que cambió, mejoró, o empeoró desde los inicios de Mínima hasta el presente en la escena independiente?

JT: Mejoró la comunicación entre organizadores y sellos. Empeoró el nivel de dificultad para acceder a medios masivos, mejores escenarios o condiciones más favorables para los artistas. Mejoró el nivel y la calidad musical de los artistas. Estamos atravesando un excelente momento creativo. Y uno no tan bueno a nivel comercial, pero bueno, eso no es tan grave, creo.

AZ: ¿Cuál es el futuro a corto y largo plazo de Mínima discos después de esta primera edición del Nuevo puerto?

JT: Ahora mismo estamos enfocados en la producción de la primera fecha del ciclo Nuevo Puerto el viernes 2 de septiembre en Naranja Verde y la próxima Fiesta del Yacaré el 17 de septiembre en Fusión. Mientras tanto, estamos preparando los lanzamientos y las presentaciones de los discos de Miguel Canel, Casita de Salvajes, Mauro Valenti, Ariel Caravaggio y, si todo va bien, Palmer y también Principiantes. Vamos a tener una última parte del año bastante agitada. Ya estamos acostumbrados.

AZ: LLevás adelante un sello discográfico, organizas ciclos y festivales, tenés un grupo… ¿Cómo te describirías?

JT: Como el demonio de Tasmania.//z

Mínima Discos presenta el Ciclo Nuevo Puerto vol. 1
Con Valles / Adrián Juárez/ PALMER y los Extranjeros.
Giunta DJs / Exposición de Byron Hasky / Ferias de discos.
Viernes 02/09 – 23 Hs.
En Naranja Verde: Avda. Santa Fe 1284 (CABA).
Entrada: $50 hasta las 00hs / 70$ después.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *