Juan Ingaramo – Ciclo Neón en Naturaleza Música

Desde las casitas con cds de la niñez hasta los duetos con Litto Nebbia, el cordobés abre el ciclo Neón: Electrónico / Telúrico que cruza de la mano de Geiser Discos a djs nacionales y músicos emergentes en la disquería porteña Naturaleza Música. Una instantánea de presente y futuro antes de salir a la cancha el jueves 26 a la noche.

Por Sebastián Rodríguez Mora

Salvo contados casos, la música lleva a la música. En el caso de Juan Ingaramo, cordobés y autor de del muy interesante Pop Nacional editado en 2013 por Discos del Bosque, es tercera generación familiar de músicos y se nota. Ladero reciente de Litto “Libro Sapiencial” Nebbia en su banda, Juan ya piensa en un futuro disco donde pulirse y aplicar lo aprendido. También sus canciones vieron acción el sábado en el Mandarine Park para el festival Fashion Meets Rock, por lo que habrá Ingaramo por partida doble esta semana.

El jueves 26 a las 21 hs. abrirá la primera edición de Neón Electrónico / Telúrico, ciclo gratuito auspiciado por Geiser Discos que cruzará djs y músicos emergentes de la escena en la porteña disquería Naturaleza Música (Nicaragua 5935). Apenas cierren los aplausos para Juan, P4MP4 abrirá su set para que la noche deje abiertas las cabezas y el jueves sea algo mucho mejor que el principio del fin de la semana.

neon

AZ: ¿Cómo empieza tu relación con la música? ¿Cuál es tu primer recuerdo musical?

Juan: Mi relación con la música empieza de muy niño, por un vínculo familiar ineludible: mi padre, mi tío y mi abuelo han sido y son músicos. En los asados familiares había un piano y se tocaba, en mi casa había tantos discos que recuerdo hacer casitas para mis muñecos con cds y cassettes. Mi primer cd fue en el año 92 El Amor Después del Amor, por mi cumpleaños de cinco. A la vez, conciertos en vivo de mi padre y su grupo de jazz rock, una banda de Córdoba que se llamaba Los Músicos del Centro. Fueron de los primeros en hacer ese género en el país.

AZ: En Pop Nacional (2013) hay una referencia ineludible a Litto Nebbia con la canción “Melopea”. Formaste parte de su trío. ¿Qué te dejó esa experiencia?

J: Creo que estar cerca de referentes y grandes artistas siempre es provechoso para uno, estés en el comienzo de tu carrera o en el final, eso siempre te convida. En el caso de Litto, yo creo que es uno de los grandes militantes de la música a nivel artístico, ideológico y político. Más allá de cuestiones partidarias, cómo él toma la música y cómo se planta frente a la industria y a la gente. Por ese lado Lito me ha dado mucho; ni hablar de la parte musical, armónica y melódica que siempre mamé y como de tantos otros hijos suyos, Charly García, Fito Páez y Luis Alberto Spinetta, que son referentes para mí. No por nada a Litto se lo bautiza como el padre del rock nacional.

AZ: En el disco parece haber niveles de escucha diferentes, porque arranca y termina muy arriba, pero en “Vamos” y “Melopea” parece que todo se soltara, se sincerara. ¿Qué buscaste en el disco?

J: En un punto planteé el disco como un retrato generacional ahondado básicamente desde mi imaginario lírico y vivencial. Esas etapas que decís están reflejadas, pero para mí son todas igual de válidas, ¿se entiende? El hecho de que haya tres chicas que te gustan es igual de sincero que por ejemplo “Vamos” donde se plantea una cuestión más existencial, si se quiere. Todo muy desde lo humilde, pero es sincero y suelto en todas las instancias del disco. Depende de qué lado lo escuchés, está la ironía y el juego en otras letras que parecen hasta pavotas como esta de las chicas se puede interpretar eso. Ese fue mi plan, ese juego es algo que está en todo Pop Nacional.

AZ: Posteaste en Twitter que estás trabajando en un nuevo disco. ¿Cómo viene el futuro?

J: El futuro viene con disco nuevo, así es. El segundo, ese para el que ya no sos más inocente. En el primero hice mil cosas sin pensar en todas las variables en las que ahora sí se piensa. Era inevitable porque era el primero, ¿no? De ahí que yo le escuche algunos errores. El segundo por el contrario no los tendrá, pero sí va a tener toda esa carga cerebral y de pensamiento que le da otro carácter. A nivel musical puedo decir que viene un poquito más opaco, menos mayor, y que cuenta con invitados que para mí son muy trascendentales en mi historia musical, me tienen muy contento. Por ejemplo, Adrián Dárgelos de Babasónicos. Si todo sale bien, en marzo de 2016 va a estar en las pocas disquerías que quedan, y si no en todas las tiendas virtuales y webs y Youtubes.//∆z

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *