Joe Lally en Argentina

Joe Lally, el bajista de la legendaria Fugazi, estará presentando su tercer disco solista el 9 de octubre en el Salón Pueyrredon de la mano del ciclo Music is my Girlfriend.

Por Gabriel Feldman

A veces nos perdemos de momentos que podrían haber sido épicos por cuestiones que nos superan. Por alguna razón yo soy el hijo del medio y nací en el ’91. Un buen día hace algunos años, por las vueltas giratorias de la vida e internet, escuché una canción que se llamaba “Waiting Room”. Era en un recital a principios de los noventa, en un sótano o algo por el estilo, cuatro tipos en cuero tocando a más no poder y una audiencia que los rodeaba en círculo mientras se contorsionaban efusivamente al ritmo de la música. Lo vi Youtube no sé bien porqué, pero me la quedé escuchando una y otra vez. Esa intro con el bajo era terriblemente pegadiza y esos gritos penetraban en mis oídos haciendo que necesite escucharla de nuevo una y otra vez. Así fue: fue amor a primera vista (escuchada). La banda era Fugazi. Cómo fugaza pero con i, así de simple. ¿Fugazi? Cuatro tipos de Washington que hacían algo entre hardcore, punk, con una base rítmica más distendida e interesante. No era pank rock cuadrado y crudo ni tampoco tenía las voces más virulentas y fisuradas que se pueden encontrar en el hardcore. Los cuatro en cuestión eran Ian Mackaye (voz y guitarra), Guy Piccioto (voz y guitarra), Joe Lally (bajo), Brendan Canty (batería). De a poco empecé a escuchar más, a conocer quienes eran estos cuatro que desde Washington DC tenían ideas muy claras y convicciones marcadas a fuego que los mantuvieron siempre en un circulo entre under y de culto, creando una especie de aura mítica a su alrededor, convirtiendo a Ian Mackaye y a los suyos en un ejemplo de la autogestión. Lamentablemente era tarde, la banda estaba en un hiato desde el 2003 ¡Mierda!

Pese a esto cada miembro fue haciendo sus proyectos en paralelo: Ian, por ejemplo, armó The Evens junto a su esposa Amy Farina; Brendan Canty participó como baterista de Bob Mould y cosas así  ¿Y ese tipo pelado que estaba siempre en un rincón? Por aquellos años, el señor Joe Lally, aquél que en los videos se lo veía siempre con muy bajo perfil ( y toca el bajo, cuak!), rompiéndola pero tranquilo en un rinconcito mientras Guy Piccioto saltaba como desquiciado por todos lados, se mudó a Los Angeles para trabajar con John Frusciante y Josh Klinghoffer en Ataxia. Y ahora llaman supergrupos a bandas con tipos que no los conoce nadie: ahí tenés un grupo de la san puta. El trío en cuestión concretó dos discazos, Automatic Writing (2004) y AW II (2007), que fueron grabados como sesiones de esparcimiento y al ver los resultados decidieron armar el primer disco y el segundo cayó de maduro. Entre medio de Ataxia, Lally, hombre inquieto creativamente, volvió a Washigton DC para presentarse en cafés y galerías de arte con su propias canciones. Él solito, cantando y tocando el bajo; posteriormente sumó a un percusionista. Por esos años, 2006, lanzó su primer disco, There to Here, con la colaboración de muchos amigos de la escena de DC en calidad de guitarristas y bateristas de turno, entre ellos sus compañeros de Fugazi. Al año siguiente, nuevamente con muchos amigos e invitados, Joe completó su segundo disco,  Nothing Is Underrated. En medio de distintas giras por Europa, EE.UU, e incluso una primera visita a Brasil se mantuvo bastante activo presentando su trabajo en solitario. Estos primeros dos discos muestran canciones que primordialmente fueron compuestas sobre las líneas de bajo y la voz, haciendo que los invitados de turno pudieran sumar lo suyo. Por momentos hay guiños a su pasado en Fugazi, otras veces la experimentación puede más e incluso hay vestigios Velvet Undergrountescos. En 2010 empezó a trabajar en Roma en su último material, Why Should I Get Used to It, que salió en abril de este año. Con una banda estable compuesta por Elisa Abela en guitarra y Emanuele Tomassi en bajo, se puede escuchar un sonido más homogéneo que en los anteriores. Un trabajo mucho más logrado y sin dudas su mejor disco hasta la fecha.

Joe Lally ha demostrado a fuerza de su crecimiento compositivo ser más que un cuarto de Fugazi o un tercio de Ataxia y ahora se luce con lo propio. Ese gran y ya legendario bajista estará presentando en nuestro país su tecer disco solista Why Should I Get Used to It, el 9 de octubre en el Salón Pueyrredon. Para redondear esta gran propuesta, Círculo Polar Anárquico y normA abrirán el concierto.

Ya sabés, domingo 9 de octubre, a las 20 horas, en el Salón Pueyrredón, no hay excusas que valgan. Entradas anticipadas $80 en La Lupita (Av. Santa Fé 1670, local 5 Sub, Gal. Bond Street)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *