Independencia pura vida

Con motivo de una nueva celebración del Día de la Independencia de Costa Rica, recomendamos diez de las bandas más originales de ese país y un bonus track.

Por Claudio Kobelt

Aún hoy  existe la discusión si la declaración de independencia de Costa Rica fue un 15 de septiembre o un 29 de octubre. Unos sostienen que es en septiembre -día ya establecido y que festejan como tal- junto al resto de Centroamérica. Otros que esa fecha fue solo la independencia de Guatemala, el por entonces gobierno regional, y que en verdad debería celebrarse en octubre, que fue cuando se firmó el acta determinando la salida de Costa Rica de la Confederación General de Guatemala. Lo cierto es que la independencia costarricense es un hecho, y con motivo de un nuevo aniversario de su declaración, seleccioné diez grupos (más un bonus) que me gustaría compartirles de la escena alternativa de dicho país.

Cuando saludas a un costarricense y le preguntas cómo anda, es muy común que su respuesta sea “Pura vida”, que es una forma  de decir “Muy bien”, de expresar el buen vivir. Esto se aplica a su activo movimiento musical. Con gran parte de sus exponentes cantando en inglés, y entre una fuerte escena ska y reggae, un cuidado movimiento de heavy metal y hardcore, y muchos baladistas de pop latino, existen cada vez más grupos y solistas que toman nota del rock de guitarras, el shoegaze y el synthpop. En muchas de estas propuestas es clara la influencia del rock alternativo de Estados Unidos e Inglaterra tanto en nivel estético como sonoro, pero también es notorio como a partir de estas influencias -más su folclore regional y su propia inventiva- varios de estos artistas crean un lenguaje propio.

Dance To The Radio, 89Decibeles, La Base y el diario Nación (chequear por ejemplo la playlist que hicieron con grupos locales Spotify)  son algunos de los principales medios que apoyan y cubren la escena tica (forma coloquial de denominar a los habitantes y lo relacionado a Costa Rica), y a los que vale la pena seguir para estar actualizado. Recientemente vieron la luz dos proyectos audiovisuales con foco en esta nueva escena: Uno es In San José, intenso documental que reúne a seis grupos destacados, y el otro es VideoMixtape: Una bitácora audiovisual de San José 2016,  un trabajo más que interesante donde diferentes artistas visuales dan imagen a más de veinte grupos y solistas. Dos grandes forma de realizar un primer acercamiento, descubrir que te gusta, y empezar tu propia búsqueda del nuevo rock tico.

Esta selección de diez grupos costarricenses es arbitraria, de puro gusto y conexión personal. El límite de diez obligó a dejar afuera de la lista a recomendables como Las Robertas, Rabia, The Great Wilderness, Los Cuchillos, Colornoise, Ave Negra, Vicepresidente, Timber of Trees, The King of, Esto Mató a Dylan Thomas, Casanegra, Culto Negro, Nanuka, y Florian Droids, entre tantos otros. Vaya este playlist como forma de compartir y conectarnos con una escena hermana en autogestión y espíritu de independencia, sea de la fecha que fuere.

Monte

Si tuviéramos que encontrar un equivalente costarricense a El Mató a un policía motorizado, ese sería Monte. No tanto por similitud de estilo (que algunas hay, sobre todo entre sus primeros registros) sino por ser  uno de los  grupos de mayor trascendencia  (dentro y fuera del país) y más representativo de la escena alternativa de ese país. Su líder fundador, Adrian Poveda, es una figura emblemática del under de San José por haber sido parte de  algunos grupos esenciales en la historia alternativa musical tica. Los primeros bocetos del grupo pertenecen al 2008, y su primer disco, el visceral Monte, al 2011.

En un principio eran un dúo de guitarra y batería y el año pasado sumaron finalmente un bajo, sin perder crudeza o gravedad en el proceso. Monte es la banda de sonido para pandillas de chalecos de jean y  sueños rotos de atardecer, peleadores callejeros en blanco y negro para un krautpunk barrial, duro, envolvente y movilizador. Por estos días se encuentran en un parate. Pero no cuesta nada soñar con un pronto regreso, una gira argentina, y que sean invitados de lujo al próximo FestiLaptra o una Cool Ghost.

Alphabetics

Frenesí dance punk. Cortes, quebradas, veloces guitarras distorsionadas  y un beat irrefrenable hacen de Alphabetics una de las propuestas más interesantes y de mayor proyección. Cantan en inglés -como gran parte de los grupos del país- y poseen una calidad y sonido de nivel mundial. Energía math, corazón pop e impulso rave. Una invitación al baile, el pogo, al movimiento de los cuerpos y de la energía del mundo. ¿Por qué no hay una banda como esta en nuestro país? ¿Podemos adoptarlos? ¿Podemos?

Los Waldners   

Power pop punk dulce, eléctrico, romántico y caliente. Los Waldners crean y empujan un twee pop irresistible que toma lo mejor de cada época para hacer un sonido sin tiempo ni lugar. Ideal para bailar junto a la persona que te gusta. No harán falta palabras: estas canciones desbordantes de dulzura, el ritmo, sus manos al bailar y ya está.

Sonámbulo Psicotropical

Más que un grupo, Sonámbulo Psicotropical es una orquesta gigante, enorme, tanto en cantidad de integrantes como en musicalidad. Un ensamble tropical alucinógeno y psicodélico capaz de mezclar funk con salsa, cumbia, drum and bass, ritmos latinos, oscuridad, tropicalia, experimentación, ruido mutante  y más.  Todo en una salvaje y brillante fusión. Darle play a sus discos es encender la fiesta.

Los Crveles

En su primer disco, editado hace algunos meses, Los Crveles ofrecen una mixtura completamente original de surf rock con post hardcore. Una voz rota aúlla brutal y poseída mientras el grupo ejecuta con precisión un impecable beat garaje surf. Como si el cantante de Árboles en Llamas cantara en The Tormentos. Ideal para el pogo más feroz de tu vida.

Capitán Rooster

Un stoner oscuro y espeso, como nacido en el rincón del cosmos más recóndito y negro, brota de las entrañas de Capitán Rooster, quienes con ese rock arrastrado y espectral -a veces reptando lento y venenoso, otras golpeando con la velocidad y fiereza de un rayo- van más allá de los límites del género,  siempre experimentando, renovando, rompiendo, enriqueciéndolo.

Les Enfants Terribles

Una de las etiquetas de su bandcamp es “dark folk”, y nunca mejor dicho. Las únicas dos canciones de su demo que se encuentran en bandcamp alcanzan para caer en el hechizo sombrío de Les Enfants Terribles. Una atmosfera nebulosa y un eco de soledad y vacío se pintan en el aire cuando esas baladas entre shoegaze y post black todo lo inundan.

Todos Mis Amigos Ya Están Muertos

Un diario íntimo de la saudade suburbana, declaraciones de añoranza y amor, nostalgia del futuro, adolescentes bailando en cámara lenta mientras piensan en un mañana tan dorado como aterrador. Algo de todo eso puede sentirse en Todos Mis Amigos Ya Están Muertos, que con elementos  de dream y twee pop hacen algunas de las canciones más dulces e intimas del mundo. Un grupo con la melancolía de la noche y la tibieza de una habitación a oscuras.

Niño Koi

Inefable conjunto que con talento y precisión, suavidad y fervor, dispara uno de las mejores propuestas de la escena post rock latina. Su disco del 2012, La Pequeña muerte, es una joya imperdible de principio a fin. Sin partes cantadas, y con el detalle sonoro de La Venganza de Cheetara, la  grandilocuencia de Temporada de Tormentas, y la potencia contagiosa  de Go-Neko!, Niño Koi construye un paisaje sonoro tan mágico como familiar, tan sutil como inabarcable.

Erth

Al principio parece otro grupo de post rock, pero a tan solo un minuto y medio de comenzar, todo se vuelve extraño y encantador. Rock progresivo con jazz, fusión, post rock, ritmos latinos, psicodelia… Erth pone todo al fuego entregando un calor inusual, fascinante, superior.


Bonus: Arde Plutón

Tan solo un tema en su bandcamp y otro en su soundcloud dan claras pistas de una artista para seguir de cerca. Popgaze, melodías gancheras, synthwave, y una voz pequeña contándonos al oído historias de galaxias y romance mientras no dejamos de bailar.//∆z

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *