Los Rusos Hijos de Puta: “Hacemos esto para sentirnos vivos”

Julián Desbats nos cuenta la historia de Los Rusos Hijos de Puta antes de la esperada presentación oficial de su nuevo disco. Sus inicios, el éxito y una increíble anécdota con Yoko Ono.

Por Claudio Kobelt
Fotos de Iván Pinto y Nadia Guzmán

Un grito primal y furibundo, una guitarra simple pero afilada, un bajo que fabrica el calor, y una batería que empuja y retumba como el galope de cien dinosaurios. Todo sonando a máximo volumen mientras los cuatro seres al mando de estos instrumentos arden posesos en pleno escenario, al mismo tiempo que avivan y contagian ese fuego que los habita. Los Rusos Hijos de Puta lograron colgarse la medalla de ser uno de los shows en vivo más imperdibles de la nueva escena argentina, título que revalidan en cada presentación.

Con su ep debut llamado HOLA (Cincope Records – 2013), un registro vibrante, desordenado y salvaje, Los Rusos lograron colarse en la escena y llamar fuertemente la atención. Pero el HOLA no llegaba a transmitir el espíritu incendiario de sus shows en vivo, ni tampoco esa cuota subyacente de oscuridad, ni a manifestar su poderoso imaginario de rebelión, amplitud y talento musical.

Con el correr de los shows y las diversas experiencias estos factores hicieron implosión, y sumado al crecimiento natural producto del tiempo y la experimentación, todo dio como resultado un nuevo disco, esta vez un Lp, titulado La rabia que sentimos es el amor que nos quitan (2015), que no solo potencia la quintaesencia del grupo, sino que demuestra aristas desconocidas y encantadoras que amplían así el espectro, todas cualidades que colocan al álbum como un gran favorito entre los discos del año.

Con motivo de la presentación oficial en vivo de esta nueva placa el viernes 10 de julio en Uniclub, Julián Desbats, una de las voces y guitarrista de Los Rusos Hijos de Puta, nos cuenta acerca del sonido, las letras y de cómo recibieron la bendición de Yoko Ono para hacer un cover de John Lennon.

ArteZeta: En la reseña que hicimos de La Rabia que sentimos es el amor que nos quitan hablamos de un notable crecimiento, de un disco más maduro tanto sonora como líricamente. ¿Cómo fue el camino transitado desde su primer ep HOLA a este Lp? Si bien mantiene la esencia del grupo, pareciera haber un mundo de diferencia.

Julián Desbats: Sí, es cierta esa diferencia. Entre disco y disco la banda creció mucho a fuerza de tocar y tocar, en giras por provincias y países como México y Uruguay. Cuando nos metimos a grabar La Rabia ya teníamos mas claro el sonido que queríamos, además de estar más curtidos como banda, y básicamente era atrapar en el disco nuevo la electricidad y furia del vivo Ruso. Queríamos un disco que esté despierto, queríamos transmitir esa rabia y siento que en este disco nuevo lo hemos conseguido. Además hay mucha variedad en cuanto a las canciones, porque así somos nosotros, expedicionarios musicales. Estamos abiertos a todo y trabajamos siempre en función de la canción.

AZ: Ese es uno de los logros del disco, que no se casa con un estilo, que es muta constantemente. Que una canción luminosa como “Indiana”, que habla de un día feliz y es súper pop, a su vez conviva en la misma placa con una balada caníbal y espesa como “Hambre”, y con la velocidad y la furia de “Lo Pibe”, es una mezcla tan rara que termina atrapando, es como decir que Los Rusos son todo eso que suena, toda esa mezcla. ¿Cómo fue pensada, o no lo fue, esta mixtura de climas y texturas? El orden de los temas en el disco tiene mucho que ver con esto… ¿Es así?

JD: Pensamos mucho, muchísimo el orden del disco. Queríamos que fuera todo un viaje, y creo que a través de once canciones y en treinta y cinco minutos de duración lo hemos logrado. Con respecto a la variedad, es como te decía recién, somos expedicionarios musicales y trabajamos en función de lo que cada canción pida. Siempre nos etiquetan porque a la gente le resulta cómodo etiquetar las cosas, identificarlas, pero nosotros saltamos de rama en rama. Somos bastante inquietos por suerte.

AZ: La Rabia un disco con otro espíritu, más oscuro, mucho más denso y pesado que el anterior, con una crudeza muy buscada. ¿Cómo fue pensado y trabajado La Rabia…en el aspecto sonoro?

JD: Ese sonido así oscuro, crudo y denso fue algo que buscamos. Y en eso fue crucial el aporte como productora de Lucy Patané. Todo el grupo coincidió en que queríamos un disco crudo, lo más fiel a lo que Los Rusos somos en vivo. Lucy aportó su invalorable conocimiento para que al momento de grabarlo lográsemos eso, y mierda que lo conseguimos. Le das play y al toque “Snowball” te salta al cuello como un rottweiler del infierno. Denle play amigos ¡Y a máximo volumen!


AZ: Con respecto a la lírica, hay canciones que hablan de la rutina laboral, otras de la represión policial, de rebelión, pero también están las más reflexivas como “Luna” o “Cráneo”. ¿Cómo trabajan y piensan estas letras? ¿Hay un imaginario Ruso de cosas que les interesa abordar y cantar?

JD: Hablamos de los que nos incumbe, de lo que nos afecta. Es un mundo despiadado e injusto, pocos se atreven a elegir una vida propia, el resto está cercado por el trabajo, las exigencias sociales mediocres como un estudio, un titulo, una casa, un microondas, dos hijos y un autito… la patética vida modelo. Las letras nos surgen de adentro. Cantando exorcizamos la pena, y siempre buscamos ser sinceros en lo que hacemos. Repito, es un mundo jodido, la música es lo que más nos acerca a nuestra preciada libertad.

AZ: Ya que hablamos de libertad, en cuanto a la libertad sonora y compositiva que demuestran y de la que recién hablábamos, en su caso esto a veces deviene en caos, y esto es algo que Uds. no rechazan, incluso hasta abrazan, como si ese bardo, lo imprevisible, lo fuera de control fuera un elemento vital para Los Rusos, como si el toque final de belleza estuviera en la mugre…

JD: No podemos caretearla. Si la careteamos, estamos perdidos. Por eso lo imprevisible y lo fuera de control. Hacemos esto para sentirnos vivos, para sentir que la vida vale la pena. Es un momento de libertad único cuando ensayamos, cuando tocamos en vivo. Abrazamos el caos, el orden, absolutamente todo. Y lo aprovechamos a nuestro favor.

los rusos hdp nadia guzman az

AZ: ¿Las canciones de La Rabia… son temas que venían desde la época del HOLA, de antes, bastante después, del estudio de grabación? Pregunto para saber y seguir un camino evolutivo en cuanto a composición.

JD: Antes y después. Algunas, como “Indiana”, la compusimos días antes de entrar al estudio.

AZ: ¿Y por qué un cover de Lennon? ¿Cómo llega “Well well well” a estar incluida en su repertorio y finalmente en el disco?

JD: Ufff…Acá te tengo que contar un cuento, hermano. Lennon y Los Beatles nos gustan a todos los Rusos. Este tema fue de los primeros que empezamos a zapar antes de que siquiera existieran Los Rusos Hijos De Puta. Al principio lo cantábamos en inglés pero como John hablaba de liberales al sol, dijimos “Che adaptemos esta letra a lo que nos pasa a nosotros” y ahí la reescribimos. Lo lindo de “Bien Bien Bien” es que esta versión fue aprobada por la mismísima Yoko Ono!

La editorial de nuestras canciones nos avisó que el catalogo de Lennon era un catalogo muy cuidado y que no iban a aprobar que usemos la canción, que podíamos hacer el intento de pedirles el permiso a Yoko Ono, enviándole una carta donde explicábamos porque usábamos esa canción, quienes éramos y bla bla bla. La editorial nos dijo que de todas maneras ni lo intentáramos porque no respondían nunca, y si lo hacían tardaban como 6 meses y era para decir que no. Nos re calentamos y les dijimos a la editorial que perdidos por perdidos nos íbamos a tirar el lance. A la semana nos llegó la respuesta: ¡Desde Londres Yoko aprobó la canción! Estábamos que nos colgábamos del techo, imagínate. Amamos a Lennon, ¡pero también a Yoko!

AZ: Algo que nunca les pregunté y me gustaría saber es cómo y cuándo se conocieron. Sé que vos y Luludot fueron el germen y se conocían en su Zarate natal…pero me gustaría saber más sobre aquellos años y cómo llegaron al resto de los integrantes ¿Se imaginaban, hablaban, soñaban con esto en aquellos tiempos?

JD: Zarate es una ciudad chica, a la que amamos porque somos de ahí y ahí nos curtimos, tenemos nuestras familias, nuestros amigos y los primeros pasos musicales los dimos allá, pero si sos una persona realmente inquieta, Zarate te queda chico en cuanto a la movida cultural. Mas allá de que en nuestra ciudad hay bandas increíbles y amigos re talentosos que se mueven y generan cosas hermosas, la ciudad en sí, sus intendentes, nunca bancaron del todo la movida musical y artística.

Siempre metida en el medio está esa rancia política y berreta que achanchada nunca hace nada. Siempre te cierran los bares, no te dan el espacio para tocar o te usan como propaganda política. Por suerte hoy hay un par de bares y bandas amigas que bancan la movida. Cuestión que con La Rusa nos vinimos a Capital, estuvimos unos años acá antes de armar la banda. Un día le regalo una guitarra criolla, se pone a componer unos temas, y me encantaron. Le sugerí que se arme una banda porque estaban demasiado buenas esas canciones.

Entonces La Rusa -espíritu inquieto y tenaz- empezó a buscar músicos. Cayó Santi Dirrheimer de Los Mutantes del Paraná para tocar el bajo, después me sumé yo con la viola a pesar de que al principio no quería saber nada con formar otra banda, luego se sumó Flor (Ndr: Florencia Mazzone), que no sabia tocar la batería pero tiene alta oreja y al toque ya estaba tocando con una facilidad pasmosa e inventando ritmos rarísimos. Teníamos las primeras canciones y grabamos HOLA. Antes subirlo al bandcamp, se va Santi Dirrheimer y cae Santi Mazzanti, y nos dice: “Yo con ustedes toco con púa y en cuero y tiradores”. Al toque entendió de que íbamos y ahí nacen definitivamente Los Rusos Hijos De Puta. Y acá estamos haciendo quilombo, con tres años recién cumplidos.

AZ: Ahora el 10 de Julio presentan La rabia… en Uniclub junto a Mi Amigo Invencible y Krupoviesa como invitados. ¿Por qué esas bandas? ¿Qué los une y qué les gusta de ellas?

JD: Tenemos muchas bandas amigas que nos gustan lo que hacen y además nos caen bien como personas. Krupo y Mi Amigo son amigos nuestros, hermanos de la vida, nos gusta mucho lo que hacen y es un placer y todo un honor compartir con ellos semejante momento. Además va a haber stands de amigos que también ayudan, y mucho, a la movida. Por nombrar algunos, van a estar de Cincope records, Black Fish Discos, Fuego Amigo Discos, Revista NAN, Up rad, y muchos otros más. Como si eso fuera poco también el gran Maxi Martina, hermano que banca como nadie en Vorterix a las bandas independientes, va estar tirándose unos vinilos mágicos y el Chino Biscotti de Cadena Perpetua oficiará de DJ post show. Una verdadera fiesta independiente. Estamos muy felices y nerviosos. El 10, el 10 de Julio, ¡trasnoche en el Uniclub!

AZ: Hablando de bandas de la nueva escena ¿Cómo ves este momento de la movida independiente? ¿Qué podrías recomendarnos?

JD: La mejor movida musical en años, y no es por ser parte, pero para mí es un momento único, excepcional en cuanto a muchas cosas. Hay una variedad musical impresionante. Hay un buen gusto terrible y hay muy buena onda entre todos nosotros. A veces me imagino que formamos parte de una Liga de Superamigos. Una formidable escena que se gesta a lo largo y ancho de todo el país, y como siempre me olvido de recomendar todas las bandas que me gustan, porque son muchas, te paso un link que te lleva directo al oasis: bandcamp.com/tag/argentina. Click ahí y orgasmo musical sideral. Ahora mismo estoy escuchando el demo de Gativideo, llamado Gatividemo.

AZ: Se sabe que los shows en vivo de Los Rusos Hijos de Puta son puro salvajismo ¿Cómo le contarían a alguien que aún no los vio en vivo cómo es un recital ruso?

JD: Una fiesta pagana, abrazándonos a la libertad idos de la mente, entre distorsión y felicidad, flotando en el pogo. Vengan el 10 de julio, yo sé lo que les digo. Somos Los Rusos, Los Rusos Hijos De Puta.//z

los rusos flyer

Un comentario en “Los Rusos Hijos de Puta: “Hacemos esto para sentirnos vivos”

  1. Los encontré gracias a internet, mi smartphone y mi dedo y oreja inquieta. Son lo mejor que escuché en mi vida, me conmueven hasta las lágrimas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *