Esperando el armagedón

Charlamos con Juan Manuel Díaz, cantante y guitarrista, de una de las bandas que más creció este año: Humo del Cairo.

Por Gabriel Feldman

El fin de un año trae consigo balances y conclusiones. Sin lugar a dudas los Humo del Cairo se reconfortarán con lo hecho a la hora de mirar atrás en este año “apocalíptico” y consagratorio. Después de la buena repercusión que les trajo Vol II, su segundo disco, y con nuevo baterista, el trío de Morón se armó con un equipo de trabajo acorde a sus nuevas necesidades – desde un manager hasta un iluminador propio-. Y como el caballo indómito que se alza en la tapa de su última placa, con la vista puesta al frente y sin mirar a los costados, lo único que hicieron fue subir el volumen y avanzar.

Pero Humo del Cairo no se detiene. El balance vendrá después para ellos (o no, si los Mayas tenían razón). Este viernes 21 de diciembre despedirán su gran año (y tal vez el mundo) junto a Poseidótica en Niceto Club. Hablamos con Juan Manuel Díaz antes de que sea tarde.

AZ: Con tantos cambios de baterista en la banda, ¿con Federico Castrogiovanni por fin encontraron el ingrediente que faltaba?

Totalmente, Fede llegó a la banda con la salida de Vol. II, que es parte de una gran catarsis emocional tanto para Gus como para mí, quienes llevamos al frente la HDC orchestra desde hace ya siete años En ese particular momento apareció Fede, y la química fue instantanea. ¡Exploto todo! En cuestión de días sacó ambos discos y nos pusimos a laburar en el próximo. Hoy en día podemos proyectar nuestra música hacia cualquier lado, con una libertad que nunca habíamos logrado.

AZ:¿Esperaban la repercusión y el reconocimiento que les trajo Vol II? ¿Fue una acción premeditada la de componer un disco menos epopéyico: pasar de canciones de entre 7 y 10 minutos a temas de menor duración y sonido más directo?

Sabíamos que teníamos un buen disco para hacer y un grupo increíble de amigos que nos ayudó a plasmarlo. No podía fallar. Para nada premeditado, nada más lejano. Con solo escucharlo te das cuenta que es un disco tracción a sangre, muy visceral, librado al azar del momento cuando lo creamos o a la improvisación en el estudio. Me gusta eso de que un disco es un fiel reflejo de un momento determinado de nuestras vidas. Por eso sabemos que nuestros próximos discos van a ser muy diferentes a los anteriores.

AZ: De su disco debut, Humo del cairo (2007), al Vol II se tomaron bastante tiempo. Hace poco revisitaron su primer disco en un recital en vivo, conmemorando los cinco años de su edición en Argentina, y la segunda por el sello americano MeteorCity, ¿El festejo sirvió un para mostrar todo el trabajo previo que quizás quedó un poco opacado por el segundo disco?

Pasaron cuatro años entre un disco y el otro, el tiempo suficiente para poder presentarlo en cuanto espacio se nos ofreciera. Nos dio muchas alegrías y no creemos en que un disco puede opacar a otro, creo q inevitablemente un disco te lleva a otro y ese a otro. Por algo son Vol. I y II, creo que forman parte de algo. Lo de interpretarlo entero es algo con lo que fantaseamos mucho tiempo, un show más íntimo. Justo un amigo nos recordó que habían pasado tanto tiempo y nos pareció la mejor excusa. Ahora falta la segunda parte, Vol. II entero.

AZ: En una primera instancia no cabía dudas de encuadrarlos dentro de la movida stoner. Pero a su vez sus discos también los edita el sello Estamos Felices, que trabaja con bandas independientes de varios géneros, y ustedes también se esforzaron en tocar con bandas de distintos estilos rompiendo fronteras que algunas bandas se auto-imponen. ¿El “stoner” les significa algo? ¿Cómo ven esa movida acá? ¿Sienten el hecho de que con Los Natas separados, ustedes sean vistos como “la banda stoner” para ocupar un lugar que quedó vació?

El Stoner es un género que viene creciendo mucho con el cual tenemos muchos puntos en común, los mismos que podría tener Pappos Blues, Pescado Rabioso o Color Humano con dicho género, como cualquier otra banda de rock pesado y setentero.

En cuanto a “ocupar un lugar” no es la primera vez que lo preguntan. ¡¿De qué lugar me hablan?! Con HDC venimos haciendo la nuestra hace tiempo, no dependemos de la suerte de ninguna banda o genero por suerte. Somos una banda independiente que le abre las puertas a todo aquel que quiera ” colocarse” y disfrutar de esta experiencia más allá de cualquier prejuicio musical.

AZ: Presentaron el video de “Monte”, ¿cómo demonios sucedió que terminó siendo grabado en Marruecos?

Ale Ortiz, quien grabó Vol. II y parte forma parte de Mapacho prod., Giles del Interior, suele deambular por el mundo buscando el Sol. Llegó hasta marruecos y capturó esas imágenes de las cuales ya habíamos hablado pensando en que ” Monte ” sería el primer corte del disco, un tema instrumental sin bajo ni bata, sólo la guitarra y un sinte gutural a cargo de Mauro Taranto.

AZ: Con el trío ya consolidado y la banda luciendo un muy buen presente, ¿Cuáles serían los próximos pasos?

Después de despedir el año junto a Poseidótica nos tomaremos unos días de descanso. Ya tenemos fechas en el interior para enero, y en febrero volvemos a Buenos Aires con una fecha muy especial [Festipez 2013 en el C.C. Konex junto a Pez, Acorazado Potemkin, Fútbol y Defórmica]. Pensamos entrar a grabar en marzo o abril, quizás hacer un EP antes del disco, siempre moviéndonos y creciendo.

 

 

Arecia_Octubre

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.