En el inicio de la luz

Cuando aún estaba en proceso de grabación, cuando el disco parecía un sueño concreto pero lejano, hablamos en el estudio con Gastón Massenzio, artista imperdible del sello Fuego Amigo Discos, acerca de la gestación de su nuevo trabajo denominado Otra Luz.

Por Claudio Kobelt
Foto de Inzendies

Ves cómo suena la guitarra….acá va a  estar un batero invitado…esta parte tiene una voz…” y ni bien termina de decir eso, la voz inconfundible de Gastón Massenzio comienza a sonar poderosa, bella, inconmensurable. Nos encontramos en Estudio Sonorico, el estudio de grabación propiedad de Hernán De Micheli (También conocido por su faceta de cantautor bajo el seudónimo de Ruba), donde Massenzio se encuentra aun grabando el sucesor de Lapsus, su anterior álbum y uno de los discos imperdibles del 2013.

De Micheli está sentado detrás de la consola, mirando la computadora, ajustando las perillas mientras Gastón conversa y me cuenta acerca del trabajo, el misterio y la pasión detrás de este nuevo disco, este registro que llevará por nombreOtra Luz.

ArteZeta: Para Lapsus me habías contado que trabajaste primero la música, las melodías, el clima y que las letras aparecieron bien a lo último, casi como lo menos importante…

Gastón Massenzio: En ese caso era verdad, eran mucho menos importante. Si bien tenían un sentido, casi todas eran  en inglés (salvo dos que eran en castellano) y ahora no, ahora están todas en castellano, por lo que para mí ahora tienen mucho más sentido. Quiero que las letras ocupen un lugar equidistante del resto de las cosas. Para mí ahora son tan valiosas como la música, ahora están tratando de convivir mejor. Que tenga peso la letra, el significado de lo que digo, eso es parte de esta nueva búsqueda, que ahora la lírica tenga tanto peso como la música.

AZ: ¿Vos venís a grabar con las canciones completamente cerradas o hay un espacio de creación en el estudio?

GM: Hay un espacio de creación enorme en el estudio. Vengo a veces con la canción hecha, y hay veces que me pongo acá y en un minuto se arma la canción entera.  Un día me pasó que vine a grabar con una canción cerrada y dos más, y esas dos más se me habían ocurrido el día anterior acá, y cuando salieron fue ya completamente armadas, con estructura, todo.  Y a veces me pasa que tengo una idea de melodía, o una idea para un estribillo o de una estrofa, y con Hernán (Ndr: Hernán De Micheli también ofició como productor del disco) la desarrollamos,  la usamos como disparador para otra cosa…es decir en general vengo con una idea armada, pero al tener tanto feedback con la producción, al producirlo los dos… por ahí el tira una idea que me gusta y que me dispara otra idea, o yo planteo algo y él me dice “no, pero puede ser esto..” y así vamos disparando cosas que termina siendo una sumatoria de elementos que terminan siendo una canción.

Entonces Hernán De Micheli se suma a la charla y dice “Claro, como en este tema, escuchá…” y  acto seguido da play a lo que por entonces es la maqueta de una canción, una melodía suave y ágil.  De Micheli empieza a hablar con Massenzio acerca del compás de la canción, del sonido de la guitarra, del instrumento que le sumaran a futuro, y Hernán nos cuenta que mientras Gastón toca y graba, el piensa.

Hernán De Micheli: Mientras el graba, yo voy pensando: “¿Puede ir una bata acá? ¿Qué tal sería un Cello?” y ahí vas como cocinando un poco la producción. Por ejemplo en ese sentido hicimos esto… – y sigue hablando mientras busca en la computadora -…empezamos a buscar loops, loops percusivos, y entonces me doy cuenta que hablé de percusión, no de batería, y eso me dispara esto…

Y entonces un beat delicado pero encendido se suma la guitarra cambiando por completo el sentido y el destino de la canción.  Con un simple y poderoso detalle la melodía cambio su tono, su color frente a mis ojos, se prueba un nuevo vestido transformándose en otra, y entonces me doy cuenta que acabo de presenciar un momento mágico, indescriptible, irrepetible.

Gastón Massenzio: Ojo que no es que yo llego con una idea y el solo la graba, ni que yo llego y le doy mi canción y le digo “Hace lo que quieras”…hay un trabajo en equipo desde Lapsus que yo no lo podría hacer solo.

Hernán De Micheli: Hay temas que están bien armados, bien estructurados, y otros donde las ideas están más en el aire, y esos tratamos de agarrarlos, de plasmarlos. Y esto que te mostré es un ejemplo claro de cómo trabajamos.

GM: Aparte cuando el disco esté terminado, esto va a sonar mil veces mejor. Este mismo tema va a tener guitarras, arreglos, percusiones de verdad…todo esto va a sonar…tengo altísimas expectativas.

AZ: ¿Cuándo pensás un disco nuevo, pensás en un concepto, en  algo que involucre a todas las canciones, o solo es registrar un momento  tipo “tengo ocho canciones, hagamos un disco”?  Porque por ejemplo enLapsus había cierto hilo conductor…

GM: Si, hay un hilo conductor, es verdad, pero muchas veces no me doy cuenta, no lo busco conscientemente. Lo que si me daba cuenta es que como respondía a las influencias de ese entonces, a lo que me estaba pasando personalmente en ese momento, y todo eso  estaba imbuido de cierta cosa situacional  de un periodo de mi vida, había, sin buscarlo, un hilo conductor. Eso sí, lo que buscamos fue cierto hilo conductor acá, en el estudio, a nivel sonido…

AZ: ¿Lapsus fue grabado acá también?

GM: Todo. Grabado, mezclado y masterizado acá, y con este pasará lo mismo. Mucha gente lo que más me dijo deLapsus es “¡Que buen sonido!”, y no quiero pecar de vanidoso, pero he escuchado discos masterizado en estudios “grosos” o por tal persona… y cuando lo escucho no le veo nada especial.  Bueno… eso, Lapsus fue grabado y hecho todo acá, con mucho laburo, y  se vendieron bastante discos e incluso tengo que volver a hacer copias para tener cuando salga este nuevo…

AZ: Y dentro de todo Lapsus es bastante nuevo todavía ¿Cuándo tiene Lapsus ya?

GM: Y un poco más de un año, Mayo 2013

HDM: Lo que pasa es que cuando vos haces un disco y lo tocas tantas veces sufrís un desgaste, y empezas a evolucionar haciendo nuevas composiciones, y si esas nuevas composiciones no las grabas en un disco, no las plasmas, también se empiezan a desgastar, pierden la frescura. Eso es lo que pasa con la gente que compone. Está muy bueno cuando decís “Este flaco  sacó dos discos en un año y medio, que bueno”, y hay gente que se toma cuatro años…

GM: Si lo ves desde la perspectiva del sello discográfico, compañía, lo entiendo, porque el sello está agitando y promocionando un disco y vos ya sacas otro…por ejemplo la otra vez hablaba con Mariano Di Cesare de Mi Amigo Invencible, y me contaba que ya tiene bocha de canciones para un nuevo disco, cuando alguien podría decir que su disco La Nostalgia Soundsystem esta tan fresco aun, porque seguramente va  haber gente que le diga “Esperá, todavía no hagas nada nuevo” ¡pero no podés esperar! ¡Te quema!  Tenés una manija interior, vos ya tenés los temas y si no los tocas, están envejeciendo.

Por ejemplo los temas de Lapsus yo los compuse en el 2012, los grabe y los edité a principios del 2013, y ya había estado tocándolos todo el 2012, y después con la salida del disco, los toque todo el 2013…Hay gente que tiene otros tiempos, y me parece bárbaro que toquen en cincuenta años tres canciones, pero a mí ya me estaban quedando viejos, por eso también empecé a reversionarios con el formato de trio, o cuando tocaba con  Los Islandeses , o con Fernando Kabusacki…todo eso te enriquece y no te cansa, pero si estuviera todo el tiempo con la guitarra haciendo lo mismo, eso te mata, a mí me ha cansado eso.

AZ: Y hablando de eso, de evitar la repetición, de buscar algo nuevo ¿Cuándo grabás o componés algo nuevo, también pensás en “que sea otra cosa”?  Por ejemplo, ¿con este disco dijiste “Que no sea Lapsus”? Porque pienso en tu EP Las Formas que fue un experimento rarísimo, el Tributo a Elliott Smith que fue otra cosa, Lapsus que fue otra cosa…

GM: Si, entiendo, en que fueron muy disimiles, pero no es algo tan conscientemente buscado, quizás si lo buscara tan así sería demasiado forzoso. Lo del Tributo a Elliott Smith fue que venía muy manija con Elliott, muy fanatizado,  y dije “vamos a grabarlo, necesito hacer algo”  porque necesitaba exorcizarlo. Con Las Formas dije “Vamos a hacer algo medio instrumental, medio experimental, medio ambient,  a ver que sale” y quedó un ep de tres temas que me encantó y era una faceta de ese momento. Y con Lapsus fue que compuse muchos de esos temas juntos, en muy poco tiempo, y después lo fui laburando,  pero por ejemplo venia escuchando mucho Sean Lennon, José González…son las influencias del momento. En cambio ahora, con  este disco, después de estar tocando tanto con tantos compañeros de ruta, músicos, amigos, de escuchar mucho más música de acá, en castellano…en un momento, sin buscarlo, de golpe,  salieron cinco, seis temas en tres días. ¿Viste como con los escritores que tienen una idea que les da vuelta y  por un montón de tiempo no escriben nada, y después se escriben el libro entero en tres días? Bueno a mi pasó que el 70% de los temas que tiene el disco me surgió en un periodo de cuatro o cinco días, y sobre esos temas nos pusimos a laburar. Son diez temas que me encantan, son distintos, nuevos, quiero trabajarlos con pilas, con ganas…Cristian Maeda, o seaInzendies Ph, se está encargando de registrar el proceso de grabación y de las fotos para el disco, y Lu Roldán va a hacer todo el diseño de arte, la gráfica…tengo muy altas expectativas.  No que vaya a salir en la tapa del diario pero…

AZ: Bueno pero por ejemplo Lapsus generó mucho reconocimiento de la prensa, mucha repercusión,  fue muy distinguido en toda Latinoamérica…

GM: Si, es verdad, por ejemplo la Revista Zero de Mendoza me nominó como Mejor Artista Federal, en otra revista de Perú me pusieron como disco del año, la gente de Agrupación Indiegesta de Necochea me pusieron como Indispensable del Año…y mucho más, tuvo mucha repercusión, me sigue poniendo muy feliz eso.

AZ: Y tanta buena repercusión, tanto reconocimiento, tantos comentarios, un disco que  se podría decir fue un quiebre en tu carrera ¿No es como  poner una presión para lo próximo por venir?  Como tener que superar una vara…

GM: Si, totalmente. Es algo que te obliga sanamente a mantener un estándar de calidad, a decir “Este disco tiene que sonar igual, o mejor”. Lo hablamos todo el tiempo con Hernán. Si yo viniera con tres temas que no están tan buenos,  el me lo diría, y además  yo siento las cosas de otra forma, por las canciones como vienen,  por la pertenencia que siento por este disco, por los invitados que se vienen sumando, por el agite que se viene dando cuando toco estos temas en vivo…todo eso va a derivar en que todo sea mucho mejor.

AZ: ¿Qué sentís que tiene en común y que tiene de distinto este Otra Luz con Lapsus?

GM: De distinto, creo que Lapsus era más intimista. Las ideas hacían más eco en mí mismo, y creo que con este disco las ideas hacen pie en todo eso pero más hacia afuera, más visual, hacia el exterior.

AZ: ¿Cómo se dio el nombre Otra Luz?

GM: Hace un tiempo mi hijo flasheaba con la luz. Veía el sol y decía “la luz”, “esa otra luz”, y me hizo acordar a un libro de Olga Orozco que se llama La Oscuridad es otro sol, y ahí dije “eso, es  Otra Luz”

AZ: ¿y cómo es eso de ser parte de tantos proyectos musicales además de tu trabajo solista? Me imagino que debe influir de algún modo en tu carrera solista también.

GM: Sumamente enriquecedor, porque ya no sos vos solo, sos parte de un proyecto colectivo, y estas aprendiendo todo el tiempo. Me pasa con Les Inestables, donde toco la guitarra; con Los Islandeses, donde toco el piano; y ni hablar con Kabusacki, a quien acompaño de vez en cuando.  Además son casos en los que siento mucha conexión: Escucho el disco de Ruba y siento que le estoy robando cosas, que yo eso lo toqué o que sentí algo parecido. Lo mismo me pasa con Pablo Maeda…una profunda conexión.

AZ: Recién decías que ahora estas escuchando más música de acá,  y que eso te influenció más para este disco. ¿Qué estuviste o estas escuchando?

GM: Me encantan El Tronador, bueno, todo lo que hacen Lucy Patané y Marina Fages, Las Taradas, Natalia Ponso, Julio y Agosto, bueno también te decía de Mi Amigo Invencible, que La Nostalgia es un disco que escuchaba todos los días…

AZ: Y todo eso, esa música, ese acceso a estos artistas,  influyó en que las letras de Otra Luz estén en castellano por ejemplo

GM: Totalmente.  Además siento que comparto una escena, no me siento tan ajeno. Entre escucharlos y tocar con ellos, compartir fechas, o ir a verlos, fui conociendo un montón de músicos increíbles, de los que muchos terminaron siendo invitados a colaborar en Otra Luz.

AZ: Contame acerca de los invitados que  tiene Otra Luz

GM: Están Hernán De Micheli, Patricio Carpossi, Lucas Herbin, Lucio Curto, Mene Savasta Alsina que metió unas texturas vocales increíbles; Hernán Bocaccio, el guitarrista de Los Islandeses; Lu Martínez en bajo y contrabajo; Facundo López Burgos, Miguel Barrenechea; Juan Irusta, Cristian Maeda, Pablo Maeda, Natalia Ponso, y Daniel Amiano, el cantante de Les Inestables. Estoy muy feliz.

AZ: ¿Cómo es trabajar con tanta gente?  Digo para que todos entiendan tu concepto del sonido, lo que estás buscando…

GM: Está buenísimo. Es un gran laburo, por ejemplo, usé diferentes afinaciones de guitarra, tradicional, abierta, transportador, con cuerdas de nylon, con criolla (porque en cierto punto quería mantener eso de cuando lo compuse)…y todo eso siempre buscando lograr otros climas, aplicándolo a cada canción, a cada invitado…igual que con los bateristas: algunos debían ser más sutiles, otros con más fuerza…fue un gran trabajo pero altamente satisfactorio.

AZ: ¿Y por qué este estudio, Estudio Sonorico, para trabajar?

GM: Es un lugar que tiene comodidad,  que tiene la tecnología, y que me gusta por la amistad y la cosa creativa que tengo con Hernán, y para hacer un disco es tanto mejor que estés relajado, cómodo, con onda con el productor, con quien te graba, con tiempo,  y sin que te corra el horario, que es cuando todo se pone complicado…

HDM: Esto que pasa acá entre nosotros no pasa todo el tiempo, es trabajo pero también es química, y cuando aparece no hay que perderla.

GM: Además con Hernán arrancamos también PUENTE,  que es como una productora donde entre los dos grabamos y producimos a otros artistas, y hacemos de sesionistas en las grabaciones. Estuvimos trabajando el disco de Marina Cámpora por ejemplo, que está quedando buenísimo

AZ: Con tantos músicos, con tantas texturas y sonidos en juego… ¿Cómo será tocar Otra Luz en vivo?

GM: Y si, son muchos músicos…supongo que haremos una fecha presentación con todos y después lo iré tocando en diversos formatos, como hice con Lapsus,  porque también los lugares te ofrecen diferentes oportunidades y espacios y equipos y uno tiene que acomodarse, pero tampoco quería ponerme una limitación el disco pensando en cómo lo tocaría.

La charla sigue, se dispersa, mientras me siguen mostrando maquetas, temas, nuevas canciones, el estudio. Sin lugar a dudas Gastón Massenzio tiene mucho más para decir, un nuevo mundo para mostrar, iluminado por su enorme talento, por su musicalidad infinita, por su Otra Luz.//z

Arecia_Octubre

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.