Electrónica vibrante y sonidos renovados

Luego de tres años John Frusciante rompe el silencio y regresa con nuevo material. Se trata de Letur-Lefr, su undécimo disco solista.

Por Nayla Madia

Uniendo el rock experimental, la música ambient y el new wave, John Anthony Frusciante (ex integrante de la agrupación californiana Red Hot Chili Peppers) ha desplegado a lo largo de los años, una extensa carrera como solista. Nacido en Nueva York en 1970, el guitarrista y compositor, dueño un inmenso talento para las seis cuerdas, acaba de lanzar bajo el sello discográfico Record Collection su nuevo material titulado Letur-Lefr, disponible en varios formatos incluido el cassette.

Con un colorido arte de tapa (realizado por el propio Frusciante), este nuevo álbum de quince minutos de duración abarca cinco canciones compuestas en el año 2010. “Letur-Lefrsignifica la transición de dos volviéndose uno, detalla John.

Un aspecto central de este nuevo disco, sucesor de The Empyrean (2009), es que a través de las canciones presenta un nuevo concepto creativo, con un sonido más experimental y electrónico, al estilo de grupos como Kraftwerk y Radiohead (una de las máximas influencias de Frusciante). “Cuando grabé una canción pre-escrita, me divertí tanto como cuando hice instrumentales. Este es el punto en el que las canciones en Letur-Lefr fueron grabadas. Yo seguía alejándome de la mayoría de las características de la música rock, pero el R&B y el Hip-Hop se estaban integrando bien con los distintos tipos de música que estaba combinando, me pareció un camino mediante el cual integrar mis canciones con mi programación, siendo así, podría hacerlo de forma tal que la canción sirva como soporte para las cosas que estaba haciendo instrumentalmente – y no al revés, eso era muy importante para mí”, agrega.

A partir de estas premisas,  deja entrever un notable cambio de rumbo a nivel musical.  “Considero que mi música es Synth Pop Progresivo, lo cual no dice nada acerca de a qué suena en realidad, pero describe mi aproximación básica. Combino aspectos de muchos estilos de música y he creado mis propias formas musicales por medio de instrumentos electrónicos”, explica Frusciante.

El disco inicia con “In your eyes”, un tema en el cual la implementación de guitarras texturizadas permite un sonido renovado que por momentos se potencia con bases electrónicas y sintetizadores. La expresiva voz de Frusciante se integra a los coros graves y agudos a cargo de Nicole Turley (baterista de la agrupación californiana “Swahili Blonde”).  Ambos se complementan perfectamente, cantando un hermoso final: “In your eyes I will make a home, forever. It’s the only way back and see ahead. You are the sun to me” (“En tus ojos construiré un hogar, por siempre.  Es el único camino para seguir adelante. Eres el sol para mi”).  El resultado es una melodía que, desde lo sonoro, va creciendo y cambiando a medida que avanza la canción.

A continuación, “909 Day”, el segundo track del álbum, cuenta con la colaboración de la rapera canadiense Masia One y se caracteriza por presentar aspectos ligados al hip hop seguidos de un segmento instrumental creado a partir de sintetizadores. En esta canción, se exponen sus miedos, dudas y pensamientos  expresando nostalgia y desasosiego:  “There’s just one move through time” (“Sólo hay un movimiento a través del tiempo”).

Posteriormente, lo que suena es “Glowe”, una canción instrumental y minimalista de un minuto y medio de duración que a través de una potente batería, exhibe un ligero tono rockero que mantiene una energía atractiva y por momentos recuerda a “Dark Light”, canción de su anterior álbum.

En “FM”, una efusiva  melodía de cuatro minutos, el hip hop vuelve a hacerse presente, esta vez  acompañado por algunos riffs potentes. Finalmente, se produce una metamorfosis sonora y la calma llega con “In my light”,  una balada armónica que representa una de las piezas más personales del disco ya que desde la letra Frusciante expone con toda plenitud, sus sentimientos  en el marco de esta nueva etapa como solista. “I see the sun looking down at me; I’m in my light(“Veo el sol mirándome. Estoy en mi luz”.

Lejos del “mainstream” y los ritmos que supo desplegar durante sus años como guitarrista de RHCP, con Letur–Lefr, Frusciante se deja llevar por su costado más camaleónico y vuelve a innovar con un álbum diferente, mediante distintos géneros musicales que le permiten expresar creativamente cuestiones ligadas a la soledad, la furia, la pasión, y la libertad desde un nuevo plano sonoro. Una demostración de su pasión por la música y su evolución como artista.//z

Arecia_Octubre

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.