El hacedor de remeras rockeras

Por Federico Valenti

Aquí estoy con mi remera de Sub Pop. Ahora que el paradigma ha cambiado, la cosa quizá no parezca tan importante. Pero hace algunos años, los sellos independientes marcaban el norte a muchos jóvenes rockeros. Sub Pop había editado a Nirvana y por eso, para muchos de nosotros, era más importante que el DT de Boca. Matador records era algo parecido, porque tenía al gordo Malkmus. Y así seguía la cosa.

Claro que por entonces tener una remera de SubPop, Matador o Malkmus no era fácil. Algún tiempo después, a algún genio de la Bond Street se le ocurrió hacer una remera celeste que decía Weezer y esa prenda sirvió para señalarnos a las chicas de las que debíamos enamorarnos. Pero esa es otra historia. Sea como fuera, era muy interesante tener remeras originales.

Un día, acosado también por mis veintipico y el hecho de ser un desempleado, decidí comenzar a trabajar haciendo ropa. Empecé a estampar remeras y, claro, hacerme las propias. Así materialicé hermosos modelos de Kill Rock Stars, Nirvana y más de SubPop, claro. También hice muchas otras, un poco más comerciales (?) , para echar a andar mi negocio. Recuerdo que mi primer gran serie fue con el logo de un equipo de fútbol de Seattle, llamado Seattle Sounders. Si bien las remeras se vendieron en su totalidad, yo había equivocado mis cálculos: los intermediarios remarcaban más de lo que yo creía los precios, hacer las remeras bien estampadas era caro y todo eso sin contar que se trataba de un trabajo totalmente al margen de la ley, sin pagar impuestos. Para que el negocio funcionara, debía ir en micro a once, comprar tela, coser, estampar y vender yo mismo las remeras. Así, todo el placer que prometía la ecuación se había desvanecido.

Por eso decidí seguir haciendo remeras solo para mí. Costosas como las Rip Curl, pero con leyendas más interesantes. No me convertí en diseñador. Comencé a trabajar como periodista y entre otras cosas, escribir sobre moda. Comencé a cubrir desfiles. Hice un documental sobre el Fashion Week. Dirigí la sección moda en el diario donde trabajo. Escribí en varias revistas sobre el tema, y a veces, cobré por ello. Hice algunas producciones con modelos e incluso, una vez, me chapé una maquilladora.

De haber funcionado el negocio, hoy ustedes vestirían remeras de Soul Asylum, Silverchair, Fool’s Garden, Blind Melon, y probablemente The Bloodhound Gang. Las de los Rentals ya estaría varias temporadas atrasadas.

Federico Valenti es periodista de espectáculos, moda,  ciencia y director de revista Tiempos (diario Hoy, de La Plata). También colabora en las revistas Franceville, Fashion Head y M de Moda, y dirigió una película pronta a estrenarse llamada “Belleza”.

Arecia_Diciembre

2 thoughts on “El hacedor de remeras rockeras

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.