EL DÍA QUE LOS RAMONES SE VOLVIERON A JUNTAR

El viernes falleció Tommy Ramone a los 62 años. Con el último miembro original de los Ramones se va una pieza clave en el rock and roll.

Por Gonzalo Penas

Todos los amantes de la música despertamos este sábado gris y lluvioso con una triste noticia: murió Tommy Ramone (Tamás Erdélyi) a los 62 años a causa de un cáncer en los conductos biliares. El último miembro original de Ramones pasó sus últimos días en su casa de Queens donde estaba siendo cuidado luego de ser tratado por su enfermedad.

Más allá del dolor, tampoco es cuestión de andar derramando lágrimas. Ningún miembro de Ramones querría eso. Ellos ya lo dejaron plasmado en las palabras que dan título al octavo álbum de la banda: “Too Tough To Die” (Demasiado duro para morir). Aquella vez, ya sin Tommy en la batería, el “lema” había sido instaurado en homenaje a Johnny Ramone que casi pierde la vida en un accidente. Y ahora bien podemos tomarlo nosotros para recordar al último Ramone fundador.

Tommy no fue el mejor baterista de la historia del rock pero sí fue el preferido de varios músicos y fanáticos. Fue la influencia de todos aquellos que crecieron escuchando a los Ramones y que hoy tienen a la banda entre las predilectas más allá de los años que siguen pasando. No hubo ni habrá un baterista tan rústico que se ganara el corazón de los fans. Y vaya que fue importante en la historia de la música: fue quien estuvo presente en los tres primeros discos de estudio de la banda y en el primer disco en vivo (It’s Alive, 1977), uno de las mejores muestras de los inicios del punk. Es decir, fue partícipe clave de la escena “ramone” que tanto marcó al rock and roll y que trascendió al punk. Ya sea con el ritmo monótono y frenético de la batería en los comienzos de cada canción o componiendo alguna letra emblemática como “I Wanna Be Your Boyfriend” o incluso produciendo los tres discos en los que participó, Tommy fue una de las personas que creó el espíritu ramonero. No solo en cuanto a lo musical sino también en cuanto a la vestimenta, todos iguales, con jeans gastados, remeras de dibujos animados y camperas de cuero. En reiteradas ocasiones, al igual que Joey, Tommy portaba gafas de sol en los conciertos de la banda. Esa esencia ramonera que tantos grupos copiaron años después, en la década del setenta era síntoma de marginalidad y suciedad (de ahí viene el término “punk”). Varios años después será bien visto para el look rockero de grupos que nada aportarán a la escena, pero en el momento del estallido punk esa forma de vestir era la de los desalineados y músicos poco profesionales que llegaban para romper con todo lo establecido. Y por suerte, lo lograron.

Quién sabe si Tommy se enteró de la pasión argentina por los Ramones. La primera vez que la banda vino al país fue 9 años después que el baterista se alejara del grupo. Más aun, tampoco estaba Marky, el segundo baterista que tuvieron los Ramones, quien estaba desintoxicándose de tantas adicciones y la banda vino con Richie, que solo estuvo en 2 discos. Marky volvió a los tres años y se convirtió en el baterista que más tiempo estuvo y que pudo vivir la locura de nuestro país por los Ramones. Pero Tommy fue quien puso la piedra fundamental: eligiendo a Joey, quien tocaba la batería, como cantante; produciendo los discos Ramones (1976), Leave Home (1977) y Rocket to Russia (1978) y dejando un legado en la batería en los ritmos de canciones como “Pinhead”, “Teenage Lobotomy”, “Sheena Is a Punk Rocker” o “I Don’t Care”. Luego del doble LP en vivo –que registró el recital del último día de 1977 en el Rainbow Theatre de Londres- Tommy se fue de la banda y pasó por algunos grupos que tuvieron poca repercusión y menos recorrido como el caso de Uncle Monk. Vivió sus últimos años retirado de la música. No obstante, apareció en todos los documentales que existen sobre los Ramones recordando esas viejas –buenas- épocas. Nada de quedar en el olvido.

Cuando murió Johnny en 2004 había un dibujo dando vuelta en blogs punks que ilustraba al guitarrista llegando al cielo y a Joey y a Dee Dee colgando un cartel en la puerta dorada que decía “se busca baterista”. Casi diez años tuvieron que esperar pero ahí fue Tommy. Porque los Ramones, inmortalizados de esta lado de la Tierra, ahora se volvieron a juntar en algún otro lado. Porque ellos son demasiado duros para morir. One-Two-Three-Fo…//∆z

Arecia_Octubre

One thought on “EL DÍA QUE LOS RAMONES SE VOLVIERON A JUNTAR

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.