El comienzo de una nueva saga

Se estrenó “El Hobbit: Un Viaje inesperado”, una de las películas más esperadas del año 2012. Hordas de fanáticos y no tanto podrán disfrutar de una de las películas de índole épica de las que nos tiene tan acostumbrado nuestro querido Peter Jackson.

Por Ignacio Barragán

La realidad es que tanto Peter Jackson como sus tiranos productores se hicieron desear desde el primer momento en que se anunció la versión cinematográfica de El Hobbit. Hubo emoción, expectativa y hasta algo de desgano por el tiempo que pasó desde aquel día hasta hoy. Pero sin dudas valió la pena.

“El Hobbit” es una película épica desarrollada en torno a los conflictos y tensiones que se originan la Tierra Media, creación legítima de J. R. R. Tolkien, quien supo desarrollar una especie de prefacio para lo que es su mayor obra, la trilogía de El Señor de los Anillos. En el libro tanto como en la película se cuenta la famosa historia de cómo Bilbo Bolsón encontró su meta en la vida después de recibir una peculiar visita de doce enanos junto a nuestro ya conocido Gandalf el mago. Una gran historia donde se conjugan las aventuras de un grupo de valientes junto a la comicidad que genera esta primera obra de Tolkien, que deja ver claramente el estilo maduro de escritura que desarrollara en periodos posteriores. No está de más decir que este libro se ha convertido en un clásico a lo largo de los años y resulta una aventura eficiente y funcional para todas las edades.

La primera parte de esta saga de “El Hobbit” es excepcional. Jamás podríamos de dudar de Peter Jackson y sus secuaces a la hora de producir una película de este tenor épico (salvo cuando hace una remake como la de “King Kong”, que es totalmente defenestrable) donde los grandes actores terminan haciendo a los grandes escenarios naturales y donde la calidad de su producción se realiza a la par de una exquisita banda de sonido comandada por Howard Shore. El casting de los actores también fue una gran elección donde podremos observar a nuestros personajes de siempre en la piel de Ian Mackellen, Cate Blanchett y una aparición fugaz de Elijah Wood con la incorporación de Martin Freeman, como Bilbo Bolsón, o de Richard Armitage, como Thorin.

Ya es de público conocimiento que esta saga tendrá gran éxito a nivel mundial como lo vienen previniendo. Lo único que esperamos es que las próximas dos partes no sean estrenadas con abismales espacios de tiempo entre una y otra para que los fanáticos no estemos comiéndonos las uñas en el ínterin.

Así que ya saben… Tolkien no puede ser decepcionante por más que se haya abandonado aquellos años de castillos y orcos. Nunca esta de más embarcarse en este tipo de aventuras.

Arecia_Octubre

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.