Descargas AZ: Shadows Collide With People Acoustic Versions (2004), John Frusciante

En los días venideros, los Red Hot desembarcarán una vez más en nuestro país. Sabiendo que Frusciante no va a ser de la partida, dejamos este hermoso disco a su disposición para que no se frustren sin él. Algunos quizás lo extrañen, otros asegurarán que los Peppers son Flea y Anthony; algunos compraron la entrada sin saber a quiénes “van a ir a ver”, y a otros les chupa un huevo/ovario. En fin, aquí la versión acústica de uno de sus mejores discos en solitario.

Por Gabriel Feldman

Allá por el 2004 Frusciante se encontraba en el período más creativo de su carrera. Editó seis discos en diferencia de meses y sin dudas escribió algunos de sus mejores trabajos por fuera de los Red Hot. Entre esos múltiples lanzamientos estaba Shadows Collide With People, su quinto disco en solitario, el primero de los que sacó ese año y, sin dudas, uno de los mejores. A ver, si en sus primeros dos trabajos, Niandra LaDes & Usually Just a T-Shirt (1994) y Smile From the Streets You Hold (1997), sonaba como un drogadicto en un baño con una guitarra desafinada, que juntó algunas grabaciones y las metió en un disco (igualmente Niandra es perfecto… “My smile is a rifle”, “Your pussy’s glued to a building on fire”, “Been Insane”, el cover de los Bad Brains con “Big Takeover” y las interminables sin titular… ¡chupála maldito puritano!) y en los dos posteriores, From the Sounds Inside (2001) y To Record Only Water for Ten Days (2001) coqueteaba y se comprometía con la electrónica, sin dudas en Shadows encontró la síntesis perfecta: pasado fisura, presente esperanzador en technicolor y cosas que quedarían para el futuro.

En principio, Shadows muestra que la electrónica sigue siendo de la partida, aunque la ecuación se da con otros elementos. Hay temas muy dulces y también explosiones de guitarras vigorosas. Está ese rango vocal amplio, esos coros y falsetes tan característicos de él, pero también esos gritos sucios como aullidos de desesperanza. A lo largo del disco hay rock, hay folk, hay arreglos cuasi orquestrales y también experimentación enferma. Sobrevuelan Hendrix, Michael Rother, Neu!, Barrett y algunos otros. Básicamente es inencasillable, cosa que lo hace mejor. Es una caja de Pandora que se abre para disipar cosas que nos obligan a escuchar atentos. Este es uno de esas obras para escuchar con auriculares y de noche, o bien después de esnifar tres líneas de polvo para bizcochuelo exquisita. En cualquiera de las situaciones, se presta muy bien.

Pero ahora bien, olvidate de todo lo anterior (aunque tenélo en cuenta si querés, porque Shadows es un discazo, a piacere del lector). Vamos al grano, al meollo de la cuestión. Como Frusciante consideraba que tal vez a algunos de sus fans les gustan las versiones más crudas y el disco estaba extensamente producido, con muchas capas de sonidos, teclados y cosas raras, y como había testeado la experiencia de hacer algunos shows acústicos, decidió lo siguiente: debido a que se encontraba en el estudio todo el tiempo y no iba a tener la posibilidad de salir a tocar en vivo, grabó las canciones de Shadows en la forma en que las hubiera presentado.

Desde su living y con su guitarra, se puso cómodo y grabó estas versiones acústicas que compartió en forma gratuita desde su página, para la delicia de muchos. Acá están aquellas versiones desnudas para que las descarguen, las escuchen y disfruten (o detesten si así sucediere).

DESCARGAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *