De Rosario para el mundo

Indios presenta su disco homónimo, un álbum con identidad propia en el que prima una destacada producción. Doce canciones que definen el sonido de la banda, dando lugar a una propuesta original y atractiva.

Por Nayla Madia

Indios es una banda rosarina formada en el año 2009 e integrada por Joaquín Vitola (voz), Nicolás De Sanctis (guitarra),Guillermo Montironi (bajo), Mauricio Cedaro (batería), Patricio Sánchez Almeyra (guitarra), y Agustín Majdalani (sintetizadores). Tras lanzar un EP, participar del Personal Fest (edición 2011 y 2012) y tocar recientemente en el Quilmes Rock 2013, el sexteto se encuentra presentando su disco debut (editado a través del sello Pop Art), el cual ha sido definido por Adrián Dárgelos, líder de Babasónicos como “lo mejor del nuevo rock nacional”.

Desde el comienzo del disco, el esplendor y la chispa creativa de la banda salen a relucir con “Casi desangelados”, una canción llena de brillo que cuenta con un videoclip dirigido por la talentosa directora Soledad Calvano, quien se encarga de plasmar todo el potencial de este tema a través de una estética que combina lo vintage y lo moderno, convirtiendo esta canción un single grandilocuente.

A continuación llega “Tu geografía”, una melodía sensual, bella e imponente. Posteriormente, el grupo interpela al oyente con canciones como “Chicos”, una travesía musical e introspectiva. A ello se le suma, una batería que se mantiene a lo largo del tema y le aporta un toque mágico a la melodía.

Posteriormente llega “Minuto 0”, una canción enérgica y colosal que irrumpe con fuerza a través de un tono ágil y rockero. En esa línea también se ubican “Adolescentes”, un relato que fluye mediante riffs de guitarra expresando una atmosfera intensa y “Laberinto”, llena de dinamismo y contundencia, que presenta un destacado segmento instrumental al culminar la canción.

Luego, la banda nos ofrece un clima más pausado con “Jullie”, una melodía delicada que va in crescendo, dando lugar a una pieza creativa y personal, que finaliza con una estribillo reflexivo y mantiene el sentimiento a la par de la voz (“Que extraño es el amorque no tiene vuelta atrás”). Este clima también se extiende a “Ya paso”, una melodía que a través de coros beat explora los vaivenes del amor, desde un lugar especial y lleno de encanto.

Mientras que por otra parte, temas como “Salir de ahí”, y “Amor de primavera” (una canción aterciopelada con una maravillosa lírica) ejemplifican la magnitud de las composiciones y la diversificación del sonido de la banda. En conjunto, ambas canciones permiten que las voces y los sonidos se instalen en la mente. Finalmente, “Caramelo de miel” cobra protagonismo y se encarga de cerrar el disco con una balada acústica y envolvente, que da lugar al desenlace perfecto.

Con su disco homónimo, Indios avanza y se posiciona como una de las bandas más proliferas de la nueva escena musical. En cada canción, el grupo despliega una propuesta original y atractiva, dando cuenta del talento de estos músicos que logran innovar y sorprender con melodías memorables. De principio a fin, el sexteto rosarino ofrece un álbum con identidad propia, que merece ser escuchado sin interrupciones para poder sumergirse de lleno en él y dejarse llevar, apreciando todos sus  detalles escondidos, y su excelente producción.

 

 

Arecia_Octubre

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.