DC’s Legends of Tomorrow: El Mañana Nunca Muere

DC finalmente se decidió a tirarle munición gruesa a Marvel desde la pantalla chica y lanza su propio spin-off, donde nuclea a esa segunda línea de personajes que ya venían pidiendo pista en Arrow y The Flash, las dos joyas de la corona superheroica de Warner Channel.

Por Ale Turdó

Marvel tiene a los Avengers, DC próximamente tendrá a la Liga de la Justicia… Marvel tiene a Iron Man peleando en breve contra Capitán América en Civil War, DC en marzo aterriza con Batman vs. Superman… Marvel tiene a Agents of S.H.I.E.L.D. por ende… DC desembarca en Warner Channel con Legends of Tomorrow, la nueva serie con la que busca medir nuevamente fuerzas en esa suerte de River-Boca superheroico que tiene contra la compañía del bueno de Stan Lee.

En Legends of Tomorrow, todo arranca en el año 2116, cuando la Tierra se encuentra a merced de Vandal Savage, un ser inmortal con planes de azotar el planeta. Rip Hunter es un Señor del tiempo (no, no el que anticipa el clima para los próximos días en la tele) que viaja al pasado desafiando las órdenes de su propio Consejo para poder ensamblar un equipo de personalidades particulares, y así poder atrapar a Savage antes de que este se convierta en esa amenaza incontrolable del futuro.

Como suele suceder en el universo de los cómics, las denominadas “crisis” funcionan como un dispositivo narrativo que permite validar cambios importantes en determinados personajes, como sucede en Crisis en Tierras Infinitas, uno de los arcos narrativos favoritos de los fans de DC. Rip Hunter es un personaje que apareció por primera vez en las historietas allá por el año 1959, y en esta encarnación del 2016 tiene un acento y humor que lo ubican cerca de otro fantástico y reconocido viajero aclamado por el fandom mundial: Dr. Who.

El equipo que busca ensamblar Rip se compone de varios personajes de la segunda línea de DC: Atom, Martin Stein, Firestorm, Heat Wave, Captain Cold, Canario Blanco, Hawkgirl y Hawkman; todos con pasado televisivo inmediato, con apariciones tanto en Arrow como The Flash, pilares de la grilla superheorica de Warner Channel.

DCs-Legends-of-Tomorrow

Los primeros episodios de la serie presentan retazos del trasfondo de los personajes, sus orígenes y sus puntos de conexión tanto fuera como dentro de la pantalla chica. El tono light del relato no asombrará a aquellos fans de los productos marca Warner, con una violencia estetizada que apunta al sector más ATP del prime time, que puede ver Gilmore Girls y Supernatural sin pestañear, confiando en que la cadena los va a “cuidar” de ver cuestiones más lúgubres y oscuras. En la vereda opuesta de producciones como Daredevil o Jessica Jones.

A pesar de ser un producto cuya calidad se encuentra a la altura del estándar televisivo actual, la espectacularidad visual y las secuencias de acción no terminan de impactar lo suficiente, especialmente a ese espectador acostumbrado al despliegue de efectos especiales de esta era reinada por el CGI. Como todo producto con el sello CW, no vemos prácticamente una gota de sangre y las peleas están coreografiadas de manera tal que la aguja no pique alto en el violenciometro imaginario.

El arco general de la historia al menos en esta primer temporada nos mostrará a las futuras leyendas combatiendo a Vandal Savage, pero hasta el momento los primeros capítulos se centran en mostrarlos viajando en el tiempo arriba de la nave de Rip Hunter y causando más problemas en la continuidad espacio-tiempo que Biff Tannen arriba del Delorean en Volver al Futuro II. El guión los lleva convenientemente ahí donde la historia los necesita para lidiar con el conflicto del momento, sea la búsqueda de una daga mágica, una bomba atómica o un rastreador de partículas. Por suerte cuenta con secuencias lo suficientemente vertiginosas como para hacernos olvidar un poco esos pequeños desvíos de la trama central.

Habrá que esperar y ver cómo se las ingenia la serie para ir dando espacio a tantos personajes centrales conforme avancemos episodio tras episodio, y hacer que perdamos ese temor de encontrarnos frente a un subproducto más preocupado en mantener presente la franquicia DC en la mente de los fans que en entregarles una aventura atractiva por mérito propio.

Mirando la paja en el ojo ajeno, vale recordar que Agents of S.H.I.E.L.D. también atravesó una tortuosa primer temporada de la cual salió airosa con lo justo, para después acomodar los tantos y desarrollar algo mucho más interesante… así que tal vez Legends of Tomorrow todavía está a tiempo de re-escribir su propia historia… y forjar su propia leyenda.//∆z

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *