CORPORAL MOORE: MÚSICA PARA VOLAR

La cantante combina Trip Hop con electrónica, soul y house. AZ habló con ella sobre su disco, su trayectoria y su próximo show el 20 de julio en el Hard Rock Café.

Por Pablo Díaz Marenghi

El camino de Gwendolyn Moore, Corporal Moore, dentro de la música no fue sencillo. Desde sus comienzos cantando jingles en Bahía Blanca hasta girar durante 5 años en un tributo a ABBA,  fue tomando consciencia de a poco de que la música era lo que le daba sentido a su vida. Luego de decidirse a tomar las riendas de su propia carrera musical y a perseguir sus sueños grabaTripper (2013), su primer disco solista. Allí se combinan sonidos propios de la electrónica y el Trip Hop con soul, blues y techno. Mañana, día del amigo, se presenta en el Hard Rock Café y AZ habló con ella antes de esta fecha tan significativa. Influencias, comienzos, trayectorias, estilos; confluencias que conviven en esta charla con una mujer que nunca se detuvo y que continúa en la batalla por perseguir sus sueños.

AZ: Luego de atravesar un camino que te llevó por el jazz, el piano, la producción musical y el tango electrónico, ¿Cómo te decidiste a armar “Corporal Moore”, tu proyecto solista?

G: Cuando empecé a salir de gira con Abba Live (tributo a Abba), me divertí muchísimo y pensé que con música que me encante tendría que ser mil veces mejor, así que decidí probarlo.

AZ: ¿Por qué el nombre Corporal Moore?

G: Un compañero de laburo, en mi época de call-center, me nombró “Corporal Moore” porque me había rapado la cabeza y parecía un soldado. Corporal = Cabo Moore = mi apellido.

AZ: Tu nombre remite a una ascendencia inglesa o sajona. ¿Cuáles son tus raíces? ¿Te influenciaron al decidirte a cantar netamente en inglés o esto fue dándose de forma natural?

G: Vengo de irlandeses, italianos, españoles y árabes. Lo de cantar en inglés viene de que mi vieja me lo inculcó de muy chica y me fue natural incorporarlo. Ella siempre hablaba en spanglish y mi primer laburo fue en un call center hablando en inglés, más la música que escucho en su mayoría en inglés, así que fue y es totalmente natural, nunca lo cuestioné.

AZ: Tu estilo es una mixtura entre electrónica, house, soul, blues, techno y sonidos enmarcados dentro del Trip Hop. ¿Cómo fue que llegaste a combinar todos estos sonidos para embarcarte en la búsqueda del tuyo propio?

G: No lo hice a propósito, “uno es lo que come”, también podría decir que fui descubriéndome, experimentando, proceso que espero, nunca se acabe.

AZ: En tu disco Tripper reunís canciones de bases muy electrónicas con letras muy profundas, testimoniales muchas de ellas, narrativas otras. ¿Qué es lo que te motiva a la hora de componer las letras de tus canciones?

G: Hablar de lo que vivo, contar cómo lo viví, cómo me pegó y si llegué o no a alguna conclusión. Pero más que cualquiera de estas cosas, me fascina transformar la realidad en ficción y la ficción en verdad.

AZ: En tu disco incluís una versión de “Héroes” de David Bowie. Además del músico inglés, ¿Qué otros artistas o bandas te influenciaron?

G: Pffff creo que más de las que puedo registrar, por decir algunas: Daft Punk, Björk, Los Stones, Prince, Pulp… evidentemente más hombres que mujeres.

AZ: Entre otros proyectos musicales que tuviste, giraste durante cinco años con el espectáculo ABBA Live- Tributo a Abba que comentabas al principio. ¿Cómo fue esa experiencia y que sentís que le aportó a tu música?

G: La experiencia fue fantástica, saqué amigos muy queridos de ahí. Me divertí y aprendí muchísimo, sin esa experiencia, no sé si hubiese vislumbrado lo maravillosa que es esta profesión. Hoy probablemente no estaría haciendo esto.

AZ: ¿Cómo se da el proceso de composición musical? ¿Experimentás con las pistas y los instrumentos, improvisás melodías en el piano, se da siempre de manera diferente?

G: Por lo general escribo letras cuando tengo ganas o cuando alguna cuestión me viene taladrando la cabeza. Después cuando me pinta tocar un rato, pongo una base de bata que me mueva y después con bajo o teclado hago la armonía y canto arriba. Ahí me queda el tema, después empiezo el proceso de producción que me divierte mucho. Consiste en ir escuchando lo que la canción pide e ir armando como quién decora una casa.

AZ: ¿Cómo fue el proceso de grabación de Tripper?

G: En el caso de Tripper fue un poco menos organizado porque fue el primer disco y me estaba conociendo a mí misma como compositora y a su vez, los temas los terminaba con otra persona. El primer tema que escribí (letra y música) está en este disco. Fue lento, como buscar algo que no sabes qué es pero que al verlo lo reconocés.

AZ: A casi un año de su lanzamiento, ¿Cuál es tu lectura en cuanto al resultado final de Tripper y la repercusión que tuvo?

G: Hoy cuando lo escucho, me sorprendo para bien cada vez, ya es “viejo” de alguna manera para mí. Lo que más disfruto es de su reinvención cuando lo toco en vivo. Con respecto a la repercusión, no hice nada para moverlo, hace muy poco empezamos con prensa por ende lo conoció poca gente. Lo que sí puedo decir es que a la gente que lo conoció, le encantó y de ahí fueron surgiendo equipos de laburo, como por ejemplo, para el último video que hicimos y uno en el que estamos trabajando. La gente recién lo está conociendo y me encanta lo que les genera.

AZ: Este domingo, día del amigo, tocás en el Hard Rock Café: ¿Qué podés adelantarle al público que va a verte y, en general, a los que todavía no lo hicieron del show y de los shows en vivo de Corporal Moore en general?

G: Les puedo decir que van a ver a algo que está construido de adentro hacia afuera, justo como a mí me gusta.//∆z

Arecia_Octubre

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.