Buenos Aires se vuelve a teñir de rojo

El festival de cine de terror y bizarro “Buenos Aires Rojo Sangre” retorna en su decimotercera edición del 25 al 31 de octubre. Producciones independientes plagadas de monstruos y zombies prometen sembrar el pánico en la city.

Por Pablo Díaz Marenghi

Vuelve el festival “Buenos Aires Rojo Sangre” (BARS XIII) del 25 al 31 de octubre. Seis días a puro cine de terror bizarro en el Multiplex Lavalle (Lavalle 780, Capital Federal). En su edición número 13 promete grandes producciones en cuanto a sacrificio e inventiva pero alejadas de los grandes estudios. No faltan los zombies, los monstruos y el Gore, pero los presupuestos son pequeños y el sacrificio lo compensa. Concursos con un jurado de especialistas, muestras iberoamericanas e internacionales, charlas, talleres, cortos y largometrajes pueblan este espectáculo audiovisual.

El puntapié inicial lo brinda “Ausencia” de Mike Flanagan. A continuación, una serie de filmes plagados de cyborgs, humanos clonados, zombies, asesinos seriales, monstruos, extraterrestres, y otras criaturas se proyectarán en la Competencia Internacional. Lo mismo harán los participantes de la Competencia Iberoamericana. Otros filmes, catalogados como “Fuera de competencia” también profundizaran el rojo de la sangre del evento. Las entradas se adquieren sólo en el Multiplex. El Programa completo, junto con una serie de cortometrajes que también serán proyectados puede consultarse aquí.

El BARS XIII también contará con una serie de charlas y talleres. Desde “Cómo filmar tu corto”, hasta un recorrido por la biografía mitológica dentro del cine de terror de John Carpenter, presentaciones de libros referidos al horror y al cine, y reflexiones respecto a la producción de cine sangriento en la Argentina. El programa completo de los encuentros puede consultarse aquí.

El último, pero no menos importante aspecto, es el cierre. El broche de oro tan merecido para un festival, cuya primera edición se remonta al año 2000 en el auditorio de la Facultad de Ciencias Sociales (UBA), no podía ser un simple apretón de manos o una anécdota menor. ¿Qué mejor forma de terminar un festival de cine de terror, bizarro y ampliamente freak que con una fiesta? Si se está imaginando a una parvada de dementes adictos a las películas de la Masacre de Texas disfrazados del asesino Leatherface, acertó. La fiesta que cerrará el festival en Sick Club (Alsina 921) promete que los que vayan disfrazados entrarán gratis. Así que no se sorprenda si usted anda caminando por el centro y se cruza un grupo de zombies saltando, botellas de cerveza en mano.

El BARS XIII, según su sitio web,  “fue declarado de interés por el Instituto Nacional de Cinematografía y Artes Audiovisuales, auspiciado por el Museo del Cine de la Ciudad de Buenos Aires y declarado de Interés Cultural por la Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires”. Los espectadores, los fanáticos del terror y los curiosos en general, deberán prestar atención a esta propuesta más que interesante que promete verter litros de sangre a través de la pantalla grande.

Arecia_Octubre

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.