Borges 25 años después

“A la realidad le gustan las simetrías y los leves anacronismos”, Jorge Luis Borges.

Por Martín Barraco

Nos dejó hace 25 años. Durante ese tiempo de presente ausencia siguió cosechando seguidores y detractores, gracias a lo laberíntico de su pensamiento y a lo polémico de sus declaraciones sobre política y gobierno. De director de la Biblioteca Nacional a inspector de gallinas y conejos en los mercados, y de ahí al Premio Cervantes y a un esquivo premio Nobel de literatura –al que fue candidato en varias ocasiones-, Jorge Luis Borges es y será una infaltable referencia en el mundo de la literatura universal.

“Borges nos da hoy mejor la pauta de lo que es América Latina, esa mezcla de relaciones de tradiciones culturales propias y una tentación europea cosmopolita. Hemos pasado de cierta mirada a las selvas, a los grandes ríos y a las grandes dimensiones de la naturaleza, para pensar en mundos de ciudades con un orden en caos, que Borges atribuía a la acción de un Dios que delira”, describe Ricardo Piglia.

Fabián Casas, por su parte, comenta: “Desde muchos puntos de vista es impresentable; más de derecha que Varguitas, premiado por Pinochet, hipergorila, pero no necesita ningún aderezo progresista (como presidir la CONADEP o escribir un libro sobre su intimidad con el poder) para persistir en el universo con su obra inigualable que, curiosamente, se escabulle del centro. Borges no logra ser totalmente canónico, aunque su retórica sí lo es. La obra se resiste: es genial”.

Así piensan, sienten, recuerdan y viven a Borges algunos de los escritores más prominentes de nuestro país. Frases, pensamientos, conceptos que podrán compartirse o sobre los que podrá polemizarse tanto como los del propio Borges. ArteZeta te deja un puñado para que, si no lo leíste, entiendas por qué debieras hacerlo.

“Siempre he sentido que hay algo en Buenos Aires que me gusta. Me gusta tanto que no me gusta que le guste a otras personas. Es un amor así, celoso”

“Para el argentino, la amistad es una pasión y la policía una mafia”

“Somos nuestra memoria, somos ese quimérico museo de formas inconstantes, ese montón de espejos rotos”

“Todas las teorías son legítimas y ninguna tiene importancia. Lo que importa es lo que se hace con ellas”

“Que otros se jacten de las páginas que han escrito; a mí me enorgullecen las que he leído”

“Uno llega a ser grande por lo que lee y no por lo que escribe”

“Me gustaría ser valiente. Mi dentista asegura que no lo soy”

“He cometido el peor pecado que un hombre puede cometer. No he sido feliz”

Arecia_Octubre

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.